Alimentación Hazlo tu mismo Medicina natural Nutrición Recetas Salud

Pasos para hacer un saludable probiótico: Chucrut (Col fermentada)

El chucrut es hecho por la fermentación láctica, una técnica milenaria ahora en boga por sus beneficios para la salud. Las bacterias y levaduras necesarias están naturalmente presentes en las hojas del repollo. Aparte de la sal, la que inicia el proceso, no se requieren otros ingredientes. Así que evita la compra de marcas con conservantes químicos añadidos.

chucrut

Chucrut – ayuda para perder grasa corporal

El repollo contiene compuestos naturales de isotiocianato (como el sulforafano), que tienen propiedades que combaten el cáncer. El chucrut preparado con el repollo, está lleno de bacterias lactobacillus beneficiosas – más que las que se encuentran en el yogur vivo – que aumentan la flora saludable en el tracto intestinal.

Un microbioma equilibrado regula el sistema inmunitario, el metabolismo, sostiene el tracto gastrointestinal, es compatible con el estado de ánimo y la función cerebral, produce vitaminas y nutrientes esenciales, y nos ayuda a mantener un peso saludable.

Así que, si quieres perder grasa corporal y sentirte mejor, es esencial equilibrar el microbioma en tu intestino. Una de las maneras más eficaces de hacerlo es por el consumo de alimentos fermentados.

Los alimentos fermentados son ricos en bacterias vivas que reponen el microbioma, ayudando a mantener la proporción adecuada de bacterias beneficiosas para la salud óptima y pérdida de peso.

No dejes de leer:
Remedios naturales y caseros para tratar las Verrugas

Pasos para hacer un saludable probiótico Chucrut

Ingredientes que necesitarás:

  • Repollo
  • Sal marina
  • Frasco de vidrio de 1 litro o más

1.- Ralla el repollo

Cortar, rallar, o preparar la col de acuerdo a tus preferencias. Al hacer esto, agrega tres cucharadas de sal (marina) por cada 5 libras (aprox. 2.20 kilos) de repollo, tanto para preservar la col y para crear el escabeche conservante.

2.- Ve colocando por capas poco a poco

Aplastar hacia abajo después de cada adición. Deja algo de espacio para poner la tapa.

3.- Coloca una tapa perfectamente

Coloca una tapa perfectamente y de manera uniforme dentro del frasco de vidrio (que quede dentro, no en la parte superior ya que la col empezará a formar su jugo en el proceso de fermentación y esta puede rebazar el frasco).

Aplanar, y cubrir todo con un paño o dejar destapado pero en un lugar donde no le caigan impurezas.

4.- Presiona hacia abajo en la tapa periódicamente

Haz esto tan a menudo como cada pocas horas. Dentro de veinticuatro horas, el escabeche (jugo) debe elevarse por encima de la cubierta. Si el escabeche no ha aumentado en un día, agrega agua salada (una cucharadita de sal -marina- por cada taza de agua) hasta que se eleve.

Se puede colocar también un plato debajo del frasco para ir recogiendo el jugo que vaya soltando la col en las próximas horas. Jugo que puede tomarse.

No dejes de leer:
8 Peligros de la sodas de dieta

Añadir agua sólo en caso de que no haya suficiente líquido.

5.- Revisa el progreso cada uno o dos días

Prueba su sabor cada vez mientras el sabor se hace más fuerte – lo hará mucho más rápidamente en altas temperaturas del verano. La velocidad del proceso de fermentación dependerá de la temperatura ambiente.

A 16º C puede que tarde unas seis semanas; a 18º, cinco, y a 21º, cuatro. La mejor temperatura para este proceso es de 24º, obteniendo el resultado final en unas tres semanas. Una vez terminado el proceso de fermentación (te darás cuenta porque ya no saldrán burbujas), es hora de tapar el frasco y refrigerar.

6.- Saca un plato de chucrut a la vez durante las próximas semanas

Puedes ir sacando tu col ya fermentada para consumir. Después que el chucrut se ha comido, el escabeche que queda es el jugo de col fermentada y puede ser tomado también. Una rica bebida probiótica.
Ver las propiedades del Chucrut

Redacción de Vida Lúcida