Psicología

Rasgos de un mitómano o mentiroso patológico

La mitomanía es una característica de algunos individuos de mentir de forma compulsiva y patológica. Falsea la realidad para hacerla más soportable. Cuando mentir se convierte en un hábito, y es la única forma de relacionarnos con los demás, hablamos de alguien que es un mentiroso patológico o mitómano. Es alguien que desfigura la idea que tiene sobre sí mismo y la magnífica como en un delirio de grandeza o oculta datos con mentiras. Se diseña una historia y se la cree.

mitómano o mentiroso compulsivo

La comprensión de los signos de un mitómano, que es alguien que miente patológicamente, te ayudará a identificar si alguien que conoces está sufriendo de este tipo de trastorno al mentir.

Los mentirosos patológicos son adictos a la mentira, y este tipo de engaño normal se asocia a menudo con otras enfermedades mentales. Usando una lista de signos comunes puede ayudar a identificar a alguien con una verdadera adicción a la mentira.

Signos de un mitómano o mentiroso patológico

La mentira patológica, que también se conoce como compulsiva, crónica o mentira habitual, no es un trastorno psicológico ni se tiene lista de síntomas documentados. Sin embargo, los mentirosos patológicos pueden compartir los siguientes rasgos comunes.

El mitómano también sufre una enfermedad mental o trastornos de la personalidad

De acuerdo con Psychology Today, mientras que la mentira compulsiva no es en sí una enfermedad mental diagnosticable, a menudo se correlaciona con una serie de trastornos de personalidad y mentales. La mentira patológica es un síntoma común en una serie de problemas de salud mental, como el Trastorno Límite de la Personalidad y Trastorno de Personalidad Narcisista.

Si alguien que conoces ha recibido un diagnóstico de enfermedad mental o un trastorno de la personalidad, se consciente de que él o ella podría ser un mentiroso compulsivo si otros síntomas también están presentes.

EL mitómano llama la atención con las mentiras

El terapeuta Marcos Tyrell, sugiere que algunas personas que mienten patológicamente lo hacen para buscar atención. Las personas que quieren ser el centro de atención donde sea que estén, pueden tener que inventar historias para captar el interés de la gente. Estos tipos de gente anhelan una audiencia para conseguir estar en lo más alto, y esto les lleva a mentir más.

No dejes de leer:
10 Maneras de mostrar amor a alguien con depresión

Por lo tanto, si ves a alguien constantemente adoptando conductas de búsqueda de atención, él o ella pueden también estar mintiendo para apoyar esta necesidad.

Sus historias son imposible de creer

mitómano e historias increíbles
Los mentirosos compulsivos suelen contar historias increíbles, y las mentiras que contienen pueden parecer absolutamente inútiles. De hecho, un mentiroso compulsivo puede incluso decir mentiras que son auto-incriminación. Si bien casi todo el mundo exagera historias a veces, un mentiroso patológico lo hace la mayor parte del tiempo.

Si te encuentras con la mandíbula caída libre cada vez que alguien te cuenta una historia, es probablemente porque no es cierto. Si esto sucede con regularidad, la persona puede ser un mentiroso patológico.

Las mentiras hacen que la persona o situación se miren mucho mejor

Un mentiroso patológico puede nunca admitir que la vida es difícil. En su lugar, él o ella o bien sólo discutirán los momentos felices o inventarán historias para reemplazar eventos desafortunados. De acuerdo con el terapeuta Marcos Tyrell, esta forma de auto-engrandecimiento es bastante común entre las personas con problemas de mentira compulsiva.

Si notas que alguien está diciendo constantemente historias que hacen que su vida se vea mejor o más emocionante de lo que realmente es, esto puede ser una señal de que la persona es un mentiroso patológico.

Las mentiras muestran al individuo como víctima constante

Por otra parte, como se indica en Psychiatric Times, los mitómanos pueden también pintarse siempre a la luz de la víctima con el fin de llamar la atención. Alguien que siempre está sufriendo de una enfermedad diferente o es víctima constante, o bien tiene mala suerte o es un mentiroso patológico.

Al igual que algunos mentirosos patológicos mentirán sobre todo lo bueno en su vida, algunos hablarán sobre las cosas malas que les pasan sólo por atención. Si el número de eventos horribles que le han sucedido a esta persona se adapta a tu capacidad de creer las historias, esto puede ser un signo de mentiras patológicas.

El mitómano tiene una baja autoestima

De acuerdo con la revista Journal of Social and Clinical Psychology, la baja autoestima ocupa un lugar destacado entre las causas probables de los problemas de comportamiento. Las personas con baja autoestima son más propensos a mostrar síntomas de mitomanía, ya que están tratando de sentirse mejor acerca de su apariencia, sus logros, y lo que tienen en la vida.

No dejes de leer:
Descubre cual es el modelo de pareja que llevas adentro.

Mientras que la baja autoestima no siempre indica a un mentiroso patológico, si se combina con regulares tendencias a mentir, podría ser una señal de que esta persona necesita ayuda.

mitómano mentiroso baja autoestima

Identificación de un mentiroso patológico

Para identificar si alguien es un mitómano, necesitarás saber un poco acerca de su historia, así como la estabilidad psicológica actual de esta persona. Estos son dos de los mayores indicadores de un problema potencial del mentiroso.

El conocimiento de la historia personal del individuo

Conocer la historia de un mentiroso patológico te ayudará a ver los patrones en su mentira. Algunas personas sólo mienten en el presente, pero otras inventan una vida completamente nueva para ellos. Por ejemplo, si conoces a tu amigo de la escuela primaria, es probable que sepas mucho acerca de su infancia. Si este amigo le dice a la gente que él o ella tenían una vida familiar en desventaja pero ya se sabe que es un hecho que no, puedes empezar a sospechar que este individuo es un mentiroso patológico.

Comprensión de la estabilidad psicológica del individuo

La estabilidad psicológica es otro factor para determinar si alguien es un mentiroso patológico. Muchas personas mienten con frecuencia debido a una enfermedad mental, como el trastorno bipolar, el trastorno límite de la personalidad o depresión. Muchas personas que padecen enfermedades mentales tienen conceptos erróneos acerca de lo que es la realidad.

Sus percepciones distorsionadas hacen que sea difícil para ellos entender lo que es falso y verdadero. Eso no quiere decir que todas las personas que sufren de enfermedades mentales mienten sin saberlo, pero muchos mienten para que no sufrir las repercusiones de los cuidadores y los proveedores de atención psiquiátrica.

Sugerir ayuda profesional

Si sospechas que un ser querido tiene un problema con la mentira patológica, busca la ayuda de un terapeuta calificado. Si la persona que miente de forma compulsiva no busca ayuda, fija tus propios límites con firmeza a fin de evitar ser herido.

Redacción de Vida Lúcida
Imágenes de shutterstock