Diabetes Salud

Remedios caseros para la diabetes gestacional

Los más importantes tratamientos naturales para la diabetes gestacional incorporan la vitamina C y D, el uso de dietas equilibradas, el astrágalo, las proteínas, los carbohidratos de los alimentos enteros, eliminar el consumo de azúcar, el uso de las semillas de lino, en conjunto con el ejercicio físico.

diabetes gestacional

Qué es la diabetes gestacional

La diabetes gestacional es el tipo menos frecuente de diabetes y afecta a las mujeres embarazadas, por lo general en su tercer trimestre, y se caracteriza por los bajos niveles de azúcar en la sangre, al igual que otras formas de diabetes.

Síntomas frecuentes de este tipo de diabetes

Los síntomas de la diabetes gestacional pueden ser por lo general muy leves, pero aún así pueden ocasionar una serie de problemas tanto para la madre como para el niño, por esta razón debe ser tratado con mucho cuidado. Aunque los síntomas suelen desaparecer después del embarazo, todavía aumenta el riesgo de una persona de desarrollar diabetes tipo 2 en el futuro.

La causa de la diabetes, incluyendo la gestacional, es la incorrecta función de los receptores de la insulina, lo que ocasiona que se eleven los valores de glucemia y las zambullidas de azúcar en la sangre, que pueden ser muy incómodos, e incluso fatales en situaciones graves. Los niños cuya madre sufre de diabetes gestacional y que no lleva ningún tratamiento, suelen ser más propensos a padecer obesidad infantil y son candidatos probables para la diabetes, ictericia u otros problemas de salud.

Al igual que con otras formas de diabetes, no hay cura formal para la diabetes gestacional, meras opciones de tratamiento como una dieta IG, el ejercicio o la terapia con insulina. Sin embargo, debido a las complicaciones de tener un bebé en el útero, muchas personas empiezan a apartarse de la terapia de insulina y en su lugar eligen remedios naturales o herbales para tratar la diabetes gestacional.

Tratamientos naturales para la diabetes gestacional

controlar diabetes gestacional

Estos remedios pueden ser bien utilizados solos o bien en combinación con otros métodos de tratamiento más tradicionales de diabetes gestacional. A continuación se presentan algunos de los remedios caseros más populares y eficaces para la diabetes gestacional.

El ejercicio:

Al igual que con otras formas de diabetes, el ejercicio regular puede ayudar a prevenir el sedentarismo y el aumento de peso poco saludable. Obviamente, durante el embarazo, se espera un normal aumento de peso, pero sin duda puede ser manejado de una manera saludable. Intenta tener períodos regulares de treinta minutos de ejercicio al menos dos veces por día y tu corazón recibirá un mayor ritmo cardíaco, estimularás el metabolismo y prevendrás el desarrollo de diabetes gestacional.

Obviamente, correr y otros ejercicios extenuantes no son recomendables, pero la natación, entrenamiento con máquinas fijas, y cualquier tipo de ejercicio cardiovascular ligero (incluso caminar alrededor de la cuadra un par de veces al día) te ayudará a prevenir o minimizar los síntomas de la diabetes gestacional.

No dejes de leer:
Remedios naturales para la infección urinaria

Dietas:

Los diversos tipos de diabetes presentan un problema en común y es el error de comer en diferentes horarios, lo que hará que tu cuerpo no pueda acostumbrarse a un ritmo nutricional, lo que no te permitirá llevar un correcto control de los niveles de azúcar en sangre. Esta dieta sin control puede estropear la actividad metabólica natural que tiene cuerpo y afectar negativamente la funcionalidad de los receptores de insulina.

Un modo de comenzar con el tratamiento o la prevención de la diabetes gestacional es llevar una dieta controlada con horarios de ingesta de alimentos. Los expertos recomiendan realmente comer en pequeñas comidas cada dos horas para que tu cuerpo se acostumbre al tratamiento regular y absorción de nutrientes, ayudando a evitar los picos y los valles de niveles de azúcar en la sangre que caracterizan a la diabetes.

Dieta alta en fibra:

linaza

El consejo más adecuado para la gestión y tratamiento de la diabetes es aumentar tu consumo de fibra. La fibra puede estimular la actividad de los receptores de insulina y también puede inhibir la liberación de exceso de insulina en el torrente sanguíneo, lo que ayuda a equilibrar los niveles de insulina y prevenir la aparición de diabetes.

La fibra debe ser parte de tu dieta en el embarazo, debido a sus importantes efectos digestivos y cardiovasculares, pero su relación específica con los receptores de insulina hace que sea crucial. Hay deiversos tipos de fibras como la linaza que son de fácil adquisición hoy en día. Los granos enteros son algunas de las mejores fuentes de fibra dietética que pueden mejorar tus posibilidades de evitar la diabetes gestacional.

Vitamina D:

La vitamina D es crucial ya que realiza una serie de procesos muy significativos en nuestro cuerpo, incluyendo la absorción eficiente de vitaminas y nutrientes esenciales, incluyendo calcio, fosfato, hierro y magnesio. Debido al aumento de la absorción de nutrientes en el intestino de alimentos tales como el salmón, setas, o tofu, que son ricos en vitamina D, puedes conseguir una docis eficaz y constante durante todo el día de estos nutrientes. La vitamina D también ayuda a agilizar el crecimiento de bacterias beneficiosas en el intestino, que es esencial para un embarazo saludable.

Vitamina C:

A diferencia de la vitamina D, la vitamina C recibe mucha atención por parte de los profesionales médicos y el público en general. Sin embargo, eso no quiere decir que las mujeres embarazadas reciban suficiente de ella, pero deberían. La deficiencia de vitamina C ha estado directamente relacionada con la diabetes gestacional. Investigaciones han demostrado que en las mujeres con diabetes gestacional, las que aumentaron su consumo de vitamina C eran mucho menos propensas a experimentar síntomas graves y tuvieron una menor probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2 en el futuro.

No dejes de leer:
10 Preguntas que a los hombres les da vergüenza preguntar a sus doctores

Eliminar el azúcar de la dieta:

estevia para endulzar las comidas

La diabetes está relacionada con una dieta llena de azúcares y también  con la obesidad, ya que la enfermedad se relaciona directamente con los receptores de insulina. Por lo tanto, una manera eficaz de evitar la diabetes gestacional es eliminar el azúcar de tu dieta por completo. Hay un montón de alternativas cuando se está viviendo en un mundo libre de azúcar, incluyendo cosas como la stevia por ejemplo, la cual es uno de los edulcorantes naturales con más cantidad de azúcares complejos que que el cuerpo necesita, en lugar de azúcares simples que exacerban o causan la diabetes gestacional.

Astrágalo:

Las investigaciones en base a remedios naturales de hierbas para la diabetes gestacional han demostrado que el astrágalo tiene efectos muy fuertes y beneficiosos. La investigación ha puesto de manifiesto que las mujeres que toman astrágalo junto con sus tratamientos tradicionales para tratar esta forma de diabetes, demuestran en control significativo del azúcar en la sangre y presentan síntomas mucho más leves de la diabetes gestacional. Sin embargo, debido al hecho de que las hierbas pueden tener efectos secundarios complejos, es importante hablar con un médico profesional antes de agregar cualquier hierba a tu dieta regular, en particular durante el delicado período de embarazo.

Carbohidratos de comidas integrales:

Es necesario comprender que no todos los carbohidratos son iguales. Los carbohidratos complejos se descomponen en formas más valiosas de azúcar que son más difíciles de digerir y tienen un menor impacto en las fluctuaciones de insulina en tu cuerpo. Por lo tanto, si estás embarazada o ya has desarrollado diabetes gestacional, la eliminación de los hidratos de carbono simples podría ayudar a prevenir o tratar la condición.

Proteínas:

Una de las funciones importantes de las proteínas en nuestra dieta es ayudar a romper los carbohidratos en moléculas más manejables y útiles. Por lo tanto, si estás siguiendo la recomendación de comer varias comidas pequeñas durante el día, trata de emparejar siempre los carbohidratos con las proteínas. Esto facilitará el proceso digestivo y regulará tu metabolismo sólo para liberar o utilizar las cantidades necesarias de insulina. La proteína resulta vital para el desarrollo y el crecimiento, algo esencial para el desarrollo del feto.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida
Imágenes: shutterstock