Remedios caseros remedios populares

Remedios caseros para la esteatosis hepática

Vamos a hablar de cómo limpiar el hígado con remedios naturales y evitar los padecimientos por esteatosis hepática. Los remedios naturales probados vendrán al rescate, en caso de dolencias u otros síntomas. Estos son los remedios caseros para la esteatosis hepática.

radiografia del hígado que muestra esteatosis hepática

Tratamiento del hígado graso con Salvado

El más simple y, al mismo tiempo, más eficaz remedio que ayudará a eliminar el exceso de grasa del hígado.

Preparación:

  • Colocamos el salvado en agua recién hervida y lo dejamos en ella hasta que el líquido se enfríe.
  • A continuación, escurrir el agua y usar el salvado al vapor como alimento por 2 cucharadas a la vez.
  • Número de raciones por día: 3 veces.

También puedes agregar salvado a otros platos: ensaladas, cereales, sopas.

Infusión de rosa mosqueta

La rosa mosqueta es muy útil para la salud del hígado, se utiliza su fruto para preparar la infusión.

Preparación:

  • 1 cucharadita de rosa mosqueta seca.
  • Moler las frutas y verter en el termo con agua hirviendo.
  • Dejamos reposar la composición durante tres horas, luego filtramos y dejamos enfriar.

Puedes beber medio vaso con la infusión de rosa mosqueta dos veces al día, 15 minutos antes de comer.

Flores de la planta inmortal

infusión para tratar el hígado graso

Un buen remedio popular para la esteatosis del hígado es la infusión de las flores la planta inmortal.

Preparación:

  • Tomamos 2 cucharadas de flores de la planta inmortal y las colocamos en un vaso de agua hirviendo.
  • A continuación, poner en un baño de agua y agitar, revolviendo, durante 10 minutos.
  • Luego retiramos el vaso del baño de agua, filtramos y dejamos enfriar un poco.
No dejes de leer:
Bebida de sólo 3 ingredientes para limpiar los pulmones

Se pueden tomar 3 cucharadas de esta infusión cuando notemos que el hígado empieza a funcionar mal. Debemos hacerlo tres veces al día, en forma tibia, 20 minutos antes de las comidas.

Cardo de leche

El cardo de leche (cardo mariano) es considerado el mejor aliado para la salud del hígado, ya que contiene silimarina. Este elemento estimula la regeneración de las células dañadas del hígado, mientras protege las sanas. Esta planta se utiliza a menudo en el tratamiento de la distrofia de hígado graso. El té de esta planta es un poderoso aliado en la lucha contra la enfermedad hepática grasa.

Té verde

La infiltración grasa en el hígado puede ser tratada con té verde. Actúa como un antioxidante y reduce la inflamación, evitando la acumulación de grasa en el cuerpo. Así ayuda en la lucha contra el exceso de peso corporal, que a veces es el desencadenante del desarrollo del hígado graso.

Raíz de diente de león

La raíz de diente de león estimula la desintoxicación del hígado, pero también mejora la regeneración de las células dañadas. Además, se recomienda para el tratamiento del hígado graso. El té de diente de león se obtiene moliendo la raíz seca de la planta, luego se mezclan dos cucharadas de este molido con agua caliente y se hierve durante varios minutos.

Alcachofa

El extracto de alcachofa se utiliza en la medicina como un agente terapéutico que apoya la función del hígado. Este vegetal reduce el nivel de colesterol y triglicéridos en la sangre y es un buen antibacteriano.

No dejes de leer:
Cómo impulsar el sistema inmune con ajo infundido en miel

Propiedades.

Las alcachofas se utilizan cada vez más en la industria farmacéutica, como un aditivo y el ingrediente principal en muchas preparaciones para la protección del hígado, los conductos biliares.

Las verduras contienen muchas vitaminas valiosas (C, A, E), minerales (hierro, calcio, fósforo, magnesio). La alcachofa estimula la secreción de la bilis en el hígado, promueve la entrada de los conductos biliares y mejora la digestión. Además, limpia el hígado de las toxinas, mejora el trabajo del efecto hepatoprotector.

Seda de maíz para la salud del hígado

Las sedas de maíz más comunes pueden ser una excelente herramienta para tratar enfermedades del hígado y la vesícula biliar. Los beneficios de los palillos de maíz para el hígado están clínicamente probados, reducen la viscosidad de la bilis, promueven su mejor separación y reducen el nivel de bilirrubina en la sangre.

Propiedades útiles de la seda de maíz para el hígado

  • Tienen propiedades coleréticas y diuréticas.
  • Ayuda a quitar piedras pequeñas del tracto biliar.
  • Aumenta la secreción de bilis.
  • Reduce el nivel de colesterol dañino en la sangre, por lo tanto, la seda de maíz se puede utilizar para prevenir la aterosclerosis;
  • Se utilizan como diuréticos y hemostáticos para hidrocefalia, urolitiasis y edema de origen diverso.

Estigmas de maíz se utilizan para el tratamiento en forma de una decocción o infusión.

Comparte esto: