Salud Yoga

Yoga para bebés y qué recomendaciones seguir

Para practicar yoga no existe límites de edad, y por esta razón tanto los niños como los bebés pueden practicar yoga sin ningún problema; ya que además, el yoga potencia el vínculo o conexión de la madre con el bebe.

yoga-para-bebes

La práctica del yoga no tiene límites de edad y aunque es más común en mujeres, tampoco es exclusiva de ellas. La razón por la que resulta más popular en el ámbito femenino es quizás la cantidad de beneficios que aporta al organismo, especialmente durante la etapa del embarazo. En este sentido, quienes llevan tiempo practicando yoga y continúan o se inician durante la gestación, es posible se sientan tan bien que deseen compartir con su bebé esa sensación de paz y bienestar (entre otros beneficios) aportados por el yoga. Esto motivó a que se ideara el yoga para bebés.

¿Qué es el yoga para bebés?

Compartir ese momento de yoga con los bebés permite a los adultos desconectarse un poco de la rutina de casa para identificar y compartir sensaciones de relajación y paz con el bebé. El yoga para bebés contempla la práctica de asanas o posturas en combinación con pranayamas o respiraciones tanto para el adulto como para el bebé. Ambos incluso se someten a ejercicios de relajación y meditación en conjunto.

No dejes de leer:
Primeros síntomas de la enfermedad renal

El tiempo para iniciar en el bebé la práctica de yoga lo determina la salud de la madre, una vez se sienta física y psicológicamente lista luego del parto, ambos se pueden lanzar a la maravillosa aventura. Desde el primer mes de vida los bebés ya están aptos, siempre y cuando estén acompañados de esa figura materna o paterna que le brinden seguridad y confianza.

Lo puedes realizar en casa

Las clases pueden realizarse en casa, sin embargo la recomendación general es asistir primero a unas clases con preparadores para adoptar las técnicas correctas y la seguridad necesaria para llevar la practica sin apoyo. La clase de yoga con el bebé tiene una duración aproximada de 45 minutos y el instructor está preparado para atender las necesidades básicas del bebé y la madre durante ese tiempo.

mamá ayudando al bebé a realizar gimnasia

Son muchos los beneficios otorgados por el yoga para bebés entre ellos la posibilidad de aprender desde muy pequeño los hábitos y actitudes de cuidado de salud seguidos por los padres; el bebé absorbe el estado de relajación del cual disfruta su madre o padre; los masajes dados por el adulto a su bebé le ayudan a disminuir los cólicos de gases; permite estimular los sentidos de la vista, el tacto y oído del bebé; favorece el desarrollo psicomotor  y la adquisición de un buen tono muscular y en definitiva potencia el vínculo o conexión de la madre con el bebe.

No dejes de leer:
El ajo es un alimento poderoso para casi todos los males