Consejos Salud

10 tips que te ayudarán a mantener la vista sana

El sentido de la vista es uno o quizá el más importante de los cinco sentidos y al que mayor uso se le da, ya que desde que despertamos abrimos los ojos y  hacemos uso de la vista para desenvolvernos en todas las actividades, entonces podría decirse que las personas somos altamente dependientes de este sentido.

Consejos para mantener la vista sana

El sentido de la vista se da en gran parte gracias al ojo el cual actúa como órgano receptor donde internamente ocurre un proceso electro-químico que luego es transportado en forma de impulsos al cerebro.

Este proceso inicia con la recepción de la luz la cual pasa a través de la pupila que es la parte del ojo encargada de regular el paso de la luz que es recibida por la retina en forma de estímulos luminosos por sus células receptoras, los conos y bastones.

El papel que cumple la retina es fundamental ya que de ella dependerá cómo llegue la información al cerebro. Una vez la luz captada por la retina, se transportan los impulsos al cerebro por medio del nervio óptico que netamente cumple una función de puente entre la retina y el cerebro donde la información será procesada por la corteza visual, hipotálamo y el lóbulo occipital para transportar la información en imágenes en cuestión de milésimas de segundo.

Composición del ojo

Existen también una serie de componentes del ojo que se encargan de su protección y mantenimiento como lo es el cristalino que actúa como lente de enfoque permitiendo mayor o menor nitidez adaptando su forma de cóncava a convexa.

El cuerpo ciliar es el tejido que rodea al cristalino y le permite a este mantener su forma y cambiar el tamaño de la pupila, también segrega humor acuoso la cual es un líquido transparente que se encuentra en la zona entre la córnea y el cristalino y se encarga de mantener convexa la córnea y ejercer presión sobre ella.

También puedes leer:  Edulcorantes artificiales como aspartame y la salud

Otro que cumple una función similar es el humor vítreo el cual es un líquido gelatinoso que se encuentra en casi todo el globo ocular y mantiene su forma redonda.

El iris es el circulo pigmentado que junto con la pupila cumple la función de regular la cantidad de luz que pasa permitiendo que la pupila se dilate, otro que cumple una función parecida es la esclerótica que es la membrana blanca que rodea el iris  y ayuda a regular la cantidad de luz y se encuentran los músculos que mueven el globo ocular.

La cornea es un tejido transparentado y que recubre el ojo en donde se realiza el 80% de la refracción de la luz y además de proteger el contenido intraocular de factores externos y las coroides es una membrana oscura que se encuentra entre la esclerótica y la retina y se encarga de nutrir a la retina de a través de sus vasos sanguíneos.

También es importante recalcar que los parpados, cejas y pestañas cumplen un papel importante en lo que es la protección de los ojos ante agentes externos como partículas de polvo que puedan dañar la superficie del ojo y por ende afectar el desempeño de nuestra visión.

Tanto las cejas y pestañas contribuyen a atrapar la mayoría de  dichas partículas y el parpado actúa como última barrera protectora cerrando herméticamente el ojo y cumpliendo función importante a la hora de dormir.

También puedes leer:  Signos de enfermedad cardíaca que aparecen en tu piel

Consejos para el cuidado de la vista 

Por ser un órgano tan pequeño y delicado necesita de ciertos cuidados para que pueda usarse al total de su capacidad ya que dependemos de el para desarrollar la gran mayoría de nuestras actividades. Para ello se han enmarcado los siguientes tips para su cuidado:

  1. Visitar al oftalmólogo u optómetra al menos una vez al año así no se hayan detectado problemas.
  2. Mantener los ojos hidratados con gotas recetadas por un oftalmólogo, más aun si se trabaja o vive en un ambiente muy seco o se padece de síndrome de ojo seco.
  3. Llevar una alimentación balanceada donde se ingieran vitaminas A y C fundamentales para la vista como lo son las zanahorias, espárragos y lácteos.
  4. Procurar no forzar la vista, por ejemplo no leer en lugares con poca iluminación y evitar estar muy cerca del monitor.
  5. Luego de una jornada de trabajo en frente de un monitor se recomienda tomar descansos de entre 10 a 20 minutos.
  6. En caso de ser afectado por suciedad directamente al rostro limpiar este de inmediato.
  7. Durante el día utilizar lentes de sol para proteger los ojos de los rayos UV.
  8. En caso de usar anteojos mantenerlos siempre en buen estado ya que estos son parte de tu vida y resulta perjudicial al largo plazo.
  9. Utilizar un tratamiento antireflejante en los anteojos para permitir que pase toda la luz disponible.
  10. Llevar en todo momento un paño de microfibra para mantener siempre limpios los anteojos.
5/5 (2 Reviews)