Recetas caseras para sanar el intestino

intestino

Nuestra digestión y la salud del intestino determina la salud de cada célula de nuestro cuerpo. Una digestión eficiente y fuerte, es igual una gran energía, piel brillante, sueño profundo, y buen estado de ánimo. Mala digestión conduce a baja energía, granos en la piel, insomnio, cambios de humor.

 Las recetas caseras para curar el intestino

Si bien hay muchos aspectos entran en juego en la curación y la optimización de la digestión, la comida es una de las piezas más esenciales. Aquí hay tres recetas si quieres restaurar tu intestino.

1.- Té para un vientre hinflamado

Este té sencillo funciona bien para el vientre hinchado y mejorar el funcionamienot del intestino. Se puede tomar una o dos veces por día antes del almuerzo y la cena. Lo mejor es tomar este té media hora antes de las comidas.

Pon 1/2 cdta. de cada una de semillas de cilantro, semillas de comino y semillas de hinojo en 4 tazas de agua. Llevar a ebullición, deje reposar, colar y beber. En el verano, añadir menta fresca y jugo de limón.

El cilantro, el comino, el té de hinojo es refrescante y calmante para la mente, la digestión y el tracto urinario. Estas tres especias de cocina están equilibrandas para todas las estaciones y tipos de cuerpo.

2.- Sopa verde para un vientre feliz

Esta sopa puede ser un acompañamiento para el desayuno, el almuerzo o la cena. Es buena en todas las estaciones, sólo cambia por algunas verduras y especias de temporada. Una vez que ya le hayas encontrado la mejor manera de prepararla, serás capaz de crear tus variantes favoritas. Que sea más ligera o más espesa, dependiendo de tu preferencia. Siéntete libre de agregar semillas de cáñamo, aguacate, almendras o leche de coco para una variación más rica. Es rápida, simple, y amigable al vientre. Sirve con tostadas de germinados, huevos, quinua, o a un lado de algún platillo con salmón. Muchas variaciones son posibles.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 1 cda. de aceite de oliva o mantequilla clarificada (Ghee) Puedes aprender cómo hacer Ghee
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 1 pulgada de jengibre fresco, pelado y picado
  • 4 tazas de calabacín fresco (puedes utilizar brócoli, coliflor, o cualquier verdura de temporada)
  • 1/2 kilo de hojas de espinacas frescas (puedes utilizar cualquier verdura de hoja verde: rúcula, col rizada, acelgas)
  • Un puñado de cilantro fresco, picado
  • 4 tazas de agua o leche no láctea (vegetal)
  • 2 cdta. curry en polvo o  dosha que es una mezcla de especias
  • Sal marina, jugo de limón fresco y pimienta al gusto
  • Opcional: agregar semillas de cáñamo
Te puede interesar:
Cómo preparar un té de manzana con canela, anís estrellado y clavo de olor

para acompañar
Galletas de linaza, ensalada de quinoa, o bien pan de grano entero

Preparación de la receta

Calentar  el aceite de oliva en una olla grande a fuego medio. Agrega el ajo y el jengibre picado, agita, hasta que esté transparente.

Añadir el curry en polvo o tu mezcla dosha, y sal al gusto. Cocine durante 1 minuto.

Añadir el calabacín y revuelve para mezclar bien. Añadir agua suficiente para cubrir los calabacines; llevar a ebullición y cocinar a fuego lento durante 10 minutos, o hasta que el calabacín esté suave.

Usando una licuadora o procesador de alimentos, muele la mezcla de calabacín con la espinaca, cilantro, el agua o la leche no láctea, y las semillas de cáñamo. Añadir más agua caliente si la sopa está demasiado espesa. Traslada de regreso a la olla y llevar a fuego lento y sazonar con pimienta negro y unas gotas de jugo de limón.

3.- Sopa de Lentejas amarillas y Calabaza para mejorar el intestino

Es una comida perfectamente suave y aromática.

Ingredientes

  • 2 cdas. aceite de oliva o mantequilla clarificada
  • Media cebolla roja, picada
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 1 pulgada de jengibre, pelado y picado
  • 1/2 cdta. de cada una, de cúrcuma, comino, cilantro molido, garam masala (mezcla de especias)
  • 1 hoja de laurel
  • 1-1/2 tazas de lentejas rojas, (remojadas durante la noche)
  • 1/2 calabaza/zapalllo/zapallito, pelada, sin semillas y picada
  • 5 tazas de agua con 1 cdta. sal marina

Manera de hacerla

En una olla grande, calentar el aceite y agregar la cebolla, el ajo y el jengibre. Dejar cocer hasta que esté medio ablandado y medio color café.

Añadir las especias y la hoja de laurel, revolviendo. Añadir las lentejas, la calabaza y las 5 tazas de agua y revuelve a fuego alto hasta que hierva. Quita con una cuchara cualquier espuma que se eleve. Baja el fuego a medio-bajo, tapa y cocina a fuego lento durante 25 minutos.

Cuando la calabaza esté suave y las lentejas se cocinen completamente (unos 20-25 minutos), retirar la hoja de laurel y haz puré la sopa hasta que esté suave como la seda, o dejarlo como está. Servir en tazones para sopa. Agrega sobre la misma semillas de cáñamo, cilantro fresco picado, o revolver hojas de espinaca frescas. Rinde 4 porciones.

Investigación y Redacción: Vida Lúcida

Acerca del autor

Avatar

Juan Carlos Cantú

El Doctor Juan Carlos Cantú es Cirujano general (Cirugía Endoscópica) con amplia experiencia en la redacción de artículos médicos para sitios web de salud y bienestar.