Cómo hacer una salsa de manzana y sus usos

Salsa de manzanas

Los beneficios de la manzana son muchos, por ello hacer una salsa de manzana casera te aportará todos esos beneficios pero sin perder las propiedades en el camino, como suele suceder con las salsas que vienen preparadas de fábrica, las cuales en su proceso de fabricación tienden a perder todos sus nutrientes, y por ende, los beneficios que pueden aportarnos.

La preparación de esta salsa de manzana no tiene mayores complicaciones, sus ingredientes son de fácil adquisición y puede elaborarse para ser usada durante un cierto tiempo, ya que no llevará conservantes, proque queremos que nuestra salsa de manzana sea lo más natural posible.

Cómo hacer una salsa de manzana

Ingredientes:

  • 1-1/2 a 2 kg. de manzanas, sin corazón y peladas.
  • 4 tiras de piel de limón – Use un pelador de verduras para pelar 4 longitudes
  • El jugo de un limón, aproximadamente 3-4 cucharadas
  • 3 pulgadas de canela en rama
  • 1/2 taza de azúcar mascabado
  • 1 taza de agua
  • 1/2 cucharadita de sal

Método:

  1. Poner todos los ingredientes en una olla grande. Cubrir. Calentar hasta que hierva. Bajar el fuego y cocinar a fuego lento durante 20-30 minutos.
  2. Retira del fuego. Quitar ramas de canela y las cáscaras de limón. Triturar y hacer puré.

Beneficios de la salsa de manzana

El puré o la salsa manzana es un delicioso refrigerio. Su textura y dulzura hacen de esta salsa de manzana un alimento de muy fácil acceso para muchas personas. Las manzanas son una gran fuente de fibra natural y vitamina C.

La salsa de manzana saludable se debe hacer con manzanas orgánicas con la piel y sin azúcar añadido. Las manzanas potencialmente pueden estar expuestas a los pesticidas, por lo que la compra de las variedades orgánicas es recomendable, o asegurándose de que tu salsa de manzana se elabora con manzanas orgánicas y que estará protegida de estos productos químicos.

Te puede interesar:
Batido de Espinaca, Kiwi, Manzana y Yogurt natural.

La pulpa y la piel de las manzanas contienen flavonoides, que ofrecen numerosos beneficios para la salud. Los flavonoides en las manzanas reducen la inflamación, regular la presión arterial, reducen la producción de exceso de grasa en las células del hígado y reducir su riesgo de enfermedades del corazón.

Usos para la salsa de manzana

Use puré de manzana como reemplazo de grasa en productos horneados

La salsa de manzana se puede usar como un reemplazo de 1 a 1 para el aceite o la mantequilla derretida en todos los productos horneados: pasteles, panes rápidos, etc. Mantiene todo húmedo y sabroso y lo hace un poco más ligero.

El puré de manzana ni siquiera se notará, no es que hayas utilizado puré de manzana en lugar de aceite.

Como un topping

La puedes usar encima de panqueques en lugar de jarabe, sobre helados y mezclado con un poco de granola y yogur también es estupenda la salsa de manzana.

La salsa de manzana en bebidas

Puedes usarlo en maltedas, licuados o batidos, y hasta en cocteles.

Para darle un toque dulce a las comidas saladas

La mayoría de nosotros probablemente sabemos que la salsa de manzana es un gran acompañamiento para las chuletas de cerdo. Sin embargo puede ser mucho más que una simple guarnición.

Haz que la compota de manzana sea un alimento reconfortante con macarrones con queso caseros por ejemplo. Agrégalo para obtener un toque de sabor y dulzura en una sopa de otoño al curry.

Reemplazo de huevos en horneados

La salsa de manzana puede ser un verdadero reemplazo del huevo en tus horneados y funciona muy bien. Le da consistencia y permite que los demás ingredientes se fusionen perfectamente.

Acerca del autor

Avatar

Julieta Sofía Medina

Julieta es nutrióloga clínica, especialista en: Dietética, Obesidad, Sobrepeso, Enfermedades Gastrointestinales, Enfermedades Cardiovasculares y Nutrición Geriátrica.