Cómo los animales de apoyo emocional ayudan a tratar el TEPT

No hay nada más puro que la relación entre una mascota y su dueño. Una mascota te da su amor incondicionalmente sin importar quién seas, cuánto dinero tengas, y de dónde vengas. Lo único que es importante para ellos es tu cariño y acompañarte a donde sea que vayas. 

Hombre con mascota apoyo emocional

Esta lealtad y adoración es una de las razones por las que los animales de apoyo emocional se consideran esenciales para el tratamiento del TEPT (trastorno por estrés pos-traumático).

Para los ocho millones de personas en el mundo que tienen trastorno de estrés postraumático, la relación con una mascota va mucho más allá de la del amor. Estos animales también son terapéuticos. Sufrir de TEPT puede ser un desafío, especialmente cuando se trata de realizar actividades de rutina.

Los animales de apoyo emocional o ESA, como se les llama por sus siglas en inglés, están allí para ayudar a controlar los síntomas dolorosos de una afección que poca gente comprende. Estos compañeros amorosos hacen posible que algunas personas vivan, trabajen y conduzcan.

Entendiendo qué es el TEPT

El trastorno de estrés postraumático es una afección basada en la ansiedad que se desarrolla a partir de un trauma. 

Es común que alguien desarrolle este trastorno después de sufrir un accidente automovilístico, ser víctima de violencia o haber participado en una guerra o conflicto militar. Los expertos dicen que hay cuatro categorías que una persona experimentará después de su trauma.

1. Revivir el evento

Ten en cuenta que la gravedad del trauma y los síntomas que se experimentan varían en cada persona, y no hay dos casos iguales. El primer síntoma son los recuerdos o revivir el trauma una y otra vez. Cuando una persona tiene estos “flashbacks”, puede causarle molestias significativas.

En este momento las personas con TEPT pueden experimentar cosas como un ritmo cardíaco elevado, sudoración, náuseas, sensación de fatalidad inminente, o pueden sentir que se van a desmayar

También pueden tener pesadillas fuertes en las que reviven el trauma mientras duermen. Los flashbacks son frecuentes y provienen de sus pensamientos o de un desencadenante de fuente externa.

2. Evitación

La evitación proviene del intento de la mente de evitar revivir el dolor. Por ejemplo, si una persona experimenta un accidente automovilístico, puede tener miedo de estar en un automóvil. Pueden relacionar el vehículo con el trauma que experimentaron, y es aquí donde un animal de apoyo puede ser de gran ayuda.

3. Excitación

Una persona que atraviesa esta etapa de su recuperación tendrá períodos de insomnio, ira, irritabilidad y un estado de alerta constante. Esta etapa es similar y podría convertirse en depresión, ya que esta persona perderá interés en las cosas que ama. Tampoco es raro que sienta culpa o vergüenza por las cosas que han sucedido.

Cuando pasas por esta etapa podrás arremeter contra los que te rodean sin ninguna razón. Lidiar con las cosas que te han sucedido a menudo es más de lo que tu mente puede soportar, por lo que se cortocircuita.

4. Trastornos del estado de ánimo

Los sentimientos que acompañan al trastorno de estrés postraumático son abrumadores. Si sufres de TEPT, puedes sentir que estás tan abrumado con la carga de tu tormento mental que te sentirás suicida.

Es fácil desarrollar otros trastornos de salud mental junto con el TEPT, como la depresión, ansiedad generalizada, agorafobia, ataques de pánico e incluso trastornos de la personalidad. 

Afortunadamente, los animales de apoyo emocional han demostrado que pueden ser una gran fuente de consuelo durante algunos de los momentos más oscuros de la vida.

¿Cuáles son los mejores animales de apoyo emocional?

La mayoría de la gente piensa que el mejor animal de apoyo emocional para combatir el trastorno de estrés postraumático es un perro o un gato. Sin embargo, hay muchos otros animales aprobados y utilizados activamente como ESA. Estos son los distintos animales que puedes considerar.

1. Perros

Los perros han sido llamados los mejores amigos del hombre debido a su vínculo único con los humanos. Son intuitivos y pueden detectar cuándo una persona está a punto de tener una convulsión o un colapso mental. Los caninos se usan en trabajos de policía y como animales de apoyo emocional ya que están muy en sintonía con su amo.

A muchas personas con TEPT les gusta la sensación de tener un perro cerca. Llevarlos a pasear por el parque o jugar a buscar un juguete te da una razón para que salgas de la cama y te pongas en movimiento. 

Cuando tienes TEPT, a menudo tendrás momentos en los que te sentirás aislado, pero tener un perro contigo puede ayudarte a sentirte más en sintonía con el mundo que te rodea en lugar de separarte de él.

Dado que hay más de 339 razas de perros, y se dividen en diez categorías diferentes. Las razas que mejor sirven como animal de apoyo son las siguientes.

Cavalier King Charles Spaniels

Puede que te guste este perro si quieres un animal más tranquilo y silencioso. Al ser tan amables, también son adecuados para estar cerca de los niños. Son altamente inteligentes, lo que hace que les resulte más fácil discernir cuándo estás en peligro o estás a punto de sufrir un ataque de pánico.

Retrievers

Los retrievers son extremadamente fáciles de entrenar, y su mayor tamaño ayuda a una persona con TEPT a sentirse más conectado con la realidad. Estos perros requerirán que los lleves a pasear y pases un rato con ellos jugando al aire libre.

Si estás batallando y dejas que tu trauma te obstaculice, entonces ellos pueden darte una razón para salir y adaptarte. Estar en la naturaleza es una de las mejores terapias para alguien que ha sufrido un trauma.

Schnauzers

Si vives en un departamento o en un espacio más pequeño y quieres un perro un poco más compacto, entonces debes considerar el schnauzer. Estos caninos no tienden a ser ladrones como algunas de las otras razas más pequeñas.

Son fáciles de entrenar, obedientes y muy leales a su maestro. Si deseas que tu estado de ánimo se eleve, entonces debes considerar una de estas variedades en miniatura.

Habanés

El Habanés es otro perro ideal para personas con TEPT que viven en espacios pequeños. Les encanta acurrucarse y sentarse en tu regazo, por lo que si necesitas una terapia que requiera que un perro esté siempre en tu área, entonces son un magnífico animal de apoyo emocional para ti.

Caniches

Los caniches estándar o en miniatura son excelentes opciones. A ellos les encanta complacerte y darte cariño, lo que los convierte en un gran ESA. Estos perros tienen una larga historia de ayudar a las personas durante ataques de pánico o convulsiones. También proporcionan compañía constante.

Boxers

Los Boxers son muy inteligentes, y jugar con ellos y enseñarles nuevos trucos puede ser muy entretenido. Una persona que teme continuamente un ataque por su trauma puede estar más segura sabiendo que un perro grande puede protegerlo si se encuentra nuevamente en una situación de peligro. 

Su estatura muscular los hace parecer malos, pero son gigantes muy gentiles. 

Muchas otras razas de perros también son excelentes para quienes tienen TEPT y necesitan animales de apoyo emocional. Investiga un poco para encontrar el mejor cachorro para ti y tu situación.

2. Gatos

Los gatos son el animal perfecto para quienes que no quieren una mascota que requiera atención constante. La naturaleza misma de un felino es la de la autosuficiencia. Los gatos son más tranquilos que la mayoría de los perros, pero son inteligentes.

Pueden sentir tus emociones y proporcionarte compañía al igual que sus contrapartes caninas. Elegir la raza puede ser importante cuando intentas seleccionar un animal de apoyo emocional. Por ejemplo, los Himalayos a menudo tienden a estar extremadamente unidos a sus dueños.

3. Conejos

Algunas personas que tienen TEPT no se sienten capaces de salir, por lo que un conejo es una excelente opción para una persona de interiores. No necesitan ser sacados a paseos ni tener atención constante, pero aún así pueden abrazarse y brindar compañía.

El mayor problema de mantener un conejo en el interior es el desorden. Requieren su jaula se limpie constantemente y sus recipientes de comida y agua se llenen una vez al día. Si quieres pasar tiempo al aire libre con ellos, puedes sacarlos a pasear utilizando una arnés..

4. Ponis

Los mini caballos se han vuelto bastante populares en los últimos tiempos como animales de apoyo. Un poni es del tamaño de un perro grande. Son muy intuitivos y excelentes compañeros. Además, pueden proporcionar una buena sensación de protección debido a su tamaño.

5. Hurones

Un hurón podría no parecer la mejor opción para todos, pero sin duda es una interesante. Tienen mucha energía y pueden ser bastante entretenidos.

No les gusta acurrucarse o las caricias, pero aún así pueden tener un excelente vínculo con su familia. Si bien no son para todos, sin duda es una opción que puedes considerar.

El apoyo emocional que puede otorgar una mascota no solo se enfoca en una terapia para personas con TEPT, sino que los animales son una perfecta y recomendada compañía para el desarrollo y crecimiento de los niños, las personas adultas y como un fiel amigo de las personas de la tercera edad.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.