Cómo tostar maní o cacahuate en casa

Tostar maní lo hace más saludable, pero aprender a tostarlo por ti mismo es además divertido y fácil. El maní tostado tiene un sabor más intenso que el maní crudo y es un bocadillo ideal en las fiestas, eventos de temporada e incluso para agregarlo a algunas recetas. Sigue estos pasos sencillos para tostar maní en tu propia casa, y disfruta todo su sabor.

Cómo tostar maní en casa

guía paso a paso para tostar maní o cacahuates

Ingredientes

  • Maní con o sin cáscara (cantidad necesaria).
  • Condimentos (al gusto).

Tostando maní pasó a paso

Este es un tutorial paso a paso para que aprendes a realizar en casa el proceso de tostar el maní y puedas aprovecharlos al máximo.

1. Elige si quieres tostar el maní con o sin cáscara

Congela durante la noche el maní sin cáscara. Antes de tostarlo simplemente quita la piel con tus manos, otra opción es también usar el método para retirar la piel “después” de tostarlos que te sugerimos más adelante.

Deja tal y como está el maní con cáscara; no necesitas congelarlo.

2. Precalienta el horno convencional a 350ºF/180ºC

Precalentando el horno para tostar el maní

Acomoda el maní en una bandeja para hornear grande, cubierto con papel para hornear o papel de aluminio. Es importante que el maní esté completamente plano y en una sola capa, para asegurarse que se tueste uniformemente.

3. Coloca la bandeja para hornear en la repisa central del horno

Bandeja con manís con cáscara

Acomoda el maní en una bandeja para hornear grande.

Bandeja con maní con cáscara tostados
Cubierto con papel para hornear. Es importante que el maní esté completamente plano y en una sola capa, para asegurarse que se tueste uniformemente.

Cocina durante 15-20 minutos el maní con cáscara y 20-25 minutos el maní sin cáscara.

Controlando el maní en el horno

La razón de la diferencia en el tiempo de cocción es que la cáscara mantiene la temperatura más cercana al maní y por lo tanto el maní se tuesta más rápidamente que el maní sin cáscara.

4. Retíralo del horno

Si aún no le has quitado la cáscara al maní y deseas hacerlo, usa el siguiente truco ingenioso.

  • Coloca el maní tostado en un frasco o en un recipiente y sacúdelo, o en una toalla de cocina y frótalo.
  • Lleva el frasco, recipiente o toalla afuera, ábrelo y deja que el viento se lleve la cáscara que se desprendió.
  • Puede que hayan quedado unos cuantos con la cáscara adherida, retírala con las manos si lo deseas.

A continuación sazona con sal y otros condimentos que se te puedan ocurrir mientras aún esté caliente.

añadiendo condimentos a los manís

Solamente necesitas un poco de condimento para hacer delicioso este bocadillo natural y tostado. Te sugerimos los siguientes condimentos:

  1. Para un bocadillo dulce, espolvoréalo con un poco de azúcar mascabado y canela.
  2. Las especias Cajún y un poco de sal marina son fantásticas
  3. Solamente con sal es tradicional.

La sal marina recién molida es lo mejor para sazonarlo porque los cristales son más pequeños y se adherirán más fácilmente – de esta manera no tendrás que usar tanta cantidad, y los minerales naturales en la sal marina, comparados con la sal de mesa, harán maravillas si este es tu bocadillo favorito.

Déjalo que se enfríe antes de consumirlo

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse  
Notificar