Mujer Salud

Cosas que quizás no sabías sobre el embarazo

Estar embarazada parece a la vez mágico y aterrador. Por un lado, estás llevando a otro ser humano dentro de ti y, por otro lado… estás llevando a otro ser humano dentro de ti. Ese solo hecho es alucinante. Sin embargo, hay cosas que no sabías sobre el embarazo que pueden sorprender fácilmente a todos los más tranquilos.

cosas que no sabías sobre el emnarazo

11 cosas que quizás no sabías sobre el embarazo

1. El útero crece como loco

En el transcurso del embarazo, el útero crece 500 veces su tamaño normal. Esto significa esencialmente que el útero va del tamaño de una naranja al tamaño de una sandía.

2. Los pies pueden hacerse más largos y anchos

Un estudio realizado en 2013 por el profesor Neil Segal lo llevó a concluir que el embarazo puede cambiar el tamaño del zapato de una mujer. El 30-60% de las mujeres que entrevistó (que habían estado embarazadas al menos una vez) le dijeron al investigador que el tamaño de sus zapatos había cambiado como resultado de cargar a un niño. Esto puede deberse al peso extra que llevan, lo que ejerce presión sobre sus mitades inferiores.

3. Tu bebé orinará dentro de ti

El Hospital de Niños de Wisconsin revela que mientras esté en el vientre de su madre, un bebé producirá orina. Esto puede ocurrir desde la quinta semana de gestación. ¿Y adónde va exactamente esta orina, preguntas? Bueno, resulta que los bebés realmente ingieren este líquido después de que se convierte en parte del líquido amniótico que los rodea en el útero.

También puedes leer:  10 laxantes naturales para mantener regular el intestino

4. El llanto de un bebé puede desencadenar la lactancia

Las nuevas madres y las mujeres embarazadas, según el California Pacific Medical Center, pueden comenzar a amamantar en el momento en que escuchan el llanto de un bebé. Además, este bebé no tiene que ser el suyo para que empiecen a secretar leche.

5. Serás más propensa a los huesos rotos

Una hormona conocida como relaxina facilita que las mujeres embarazadas se fracturen los huesos. Esto se debe a que esta sustancia suaviza sus articulaciones para que las caderas y la pelvis puedan prepararse para ensancharse para el nacimiento.

6. Los bebés pueden llorar en el útero

Al examinar ecografías 4D, los técnicos han notado que los bebés a veces lloran en el útero. Los científicos también observaron esto al estudiar los patrones de respiración de los bebés por nacer.

7. Se produce más estrógeno

La Farmacia Internacional para Mujeres revela que para cuando una mujer tenga seis semanas de embarazo, producirá tres veces más estrógeno que durante el punto más alto de su ciclo menstrual. Esto puede afectar fácilmente (y de manera comprensible) su estado de ánimo.

8. El sentido del olfato puede aumentar

De nuevo las hormonas al ataque. Este fenómeno  que ocurre con el olfato de la embarazada, se conoce como hiperosmia, y se produce durante el primer trimestre del embarazo.  El incremento de estrógenos puede causar alteraciones en el sentido del olfato de la embarazada.

También puedes leer:  Jugo en ayunas para depurar el hígado

Los olores que antes eran agradables o pasaban desapercibidos, pueden causar náuseas y hasta vómito. Y es común que las mujeres embarazadas cambien de perfume durante el embarazo o rechacen alimentos que antes les encantaban.

9. Tu sangre aumenta de volumen

Para adaptarse al crecimiento del embarazo, la sangre del cuerpo aumenta en un sorprendente 50%. Esto hace que el corazón bombee más sangre a medida que el útero recibe una quinta parte del suministro de sangre que tenía una mujer antes de estar embarazada.

10. El embarazo en el cerebro es una cosa

Si lees los manuales de embarazo y escuchas a las madres embarazadas, sí, existe algo como el embarazo encefálico o la momnesia. Y también hay evidencia de investigaciones que muestran deficiencias en la memoria. Esto se debe a que las mujeres embarazadas deben lidiar con el aumento de los niveles hormonales, la falta de sueño, el estrés y más.

11. Las mujeres más altas tienen más probabilidades de concebir gemelos

Un estudio realizado en 2006 encontró que, de las 125 mujeres que dieron a luz a mellizas y 24 que dieron a luz a trillizos, las que dieron a luz a dos o más bebés eran típicamente una pulgada más altas. Se explicó que cualquier circunstancia que afecte la cantidad de factor de crecimiento similar a la insulina disponible para modificar la sensibilidad del ovario a la hormona estimulante del folículo, parece gobernar la tasa de hermanamiento espontáneo.

0/5 (0 Reviews)