Psicología Superación personal

Las afirmaciones positivas sí funcionan y esta es la manera de hacerlas

Aprende a escribir afirmaciones positivas poderosas que pueden cambiar tu vida y descubre las mejores formas de implementarlas en tu rutina diaria para que funcionen.

afirmaciones positivas

Todos tenemos voces internas dentro de nuestras mentes. A veces esas voces nos alientan, pero a menudo nos proporcionan una conversación interna negativa: no soy lo suficientemente bueno para conseguir que me haciendan. Nunca conoceré a la persona adecuada. Uf, soy tan vago por no hacer ejercicio ayer.

Antes de darnos cuenta, dejamos que estos pensamientos negativos nublen nuestras mentes y absorban nuestra energía.

La causa principal de la infelicidad nunca es la situación sino tus pensamientos al respecto. Entonces, ¿qué pasa si gastamos un poco más de tiempo y energía trabajando en cambiar nuestros pensamientos? Estaríamos mucho más felices y, las posibilidades son mucho más exitosas también.

Ahí es donde entran las afirmaciones positivas. Nos ayudan a redirigir nuestros cerebros para enviarnos declaraciones alentadoras y edificantes, en lugar de declaraciones negativas. Estas afirmaciones positivas fortalecen nuestra confianza, estimulan nuestro estado de ánimo y aumentan nuestra productividad y felicidad.

Al implementar afirmaciones positivas en tu rutina diaria, puedes cambiar tu forma de pensar y, en última instancia, cambiar tu vida.

¿Qué son afirmaciones positivas?

Las afirmaciones positivas no son solo declaraciones de sentirse bien. Cuando se hace bien, en realidad pueden alterar las vías neuronales en nuestros cerebros.

La imagen mental que tenemos de nosotros mismos y nuestra mente se conoce como nuestra propia imagen. Nuestra autoimagen determina nuestras acciones, decisiones, conductas y lo que creemos que es verdad.

Las afirmaciones positivas son afirmaciones que ayudan a cambiar nuestra autoimagen. A pesar de que nuestra autoimagen comienza a formarse cuando somos bebés, podemos hacer modificaciones en ella como adultos. Por ejemplo, si creemos que no podemos ser amados, podemos formar una afirmación positiva para alterar esa creencia.

El ser humano promedio piensa de 40,000 a 60,000 pensamientos por día, pero puede ser incluso más que eso. La mayoría de estos pensamientos son inconscientes y ocurren automáticamente, como cuando conducimos nuestros automóviles. Para tomar el control de esos 60,000 pensamientos (y nuestras vidas), podemos usar afirmaciones para instalar nuevas creencias que respalden nuestros objetivos.

Y si eres totalmente nuevo en afirmaciones positivas o dudas sobre su poder, sigue leyendo.

Los tres tipos principales de afirmaciones positivas

Las afirmaciones positivas no son superficiales: recuerdan a nuestro cerebro lo que es bueno, verdadero y útil. Nos ayudan a ir por cosas fuera de esos pensamientos negativos y circulares. Y vienen en tres variedades principales.

Afirmaciones positivas para tu identidad

Las afirmaciones sobre tu identidad hablan de quién eres. ¿Crees que eres una buena madre? ¿Un amigo fiel? ¿Una persona reflexiva?
Nuestra autoimagen determina nuestras acciones, decisiones, conductas y lo que creemos que es verdad.

Incluso si tienes confianza en ti mismo, puedes tener dudas y creencias profundas sobre quién eres o no eres. Las afirmaciones positivas que apuntan a pensamientos negativos sobre tu identidad pueden ser similares a las siguientes: “Soy una persona agradable y divertida” o “Mi cuerpo es saludable y hermoso”.

Afirmaciones positivas para tus capacidades

Lo que crees que puedes y no puedes hacer son creencias sobre tus habilidades. Como dijo Henry Ford una vez, “Si crees que puedes, o si crees que no puedes, tienes razón”.

También puedes leer:  ¿Sabías que el insomnio encoge y envenena nuestro cerebro?

Las afirmaciones sobre tus capacidades pueden sonar como “Tengo habilidades para tener éxito en este proyecto” o “Sé cómo organizar una cena para mis amigos”.

Afirmaciones positivas para tu relación con el mundo que te rodea

¿Ves la vida como fácil, o difícil y llena de problemas? ¿Están las personas de tu lado o en contra de ti?

Lo que crees sobre el mundo se puede modificar a través de afirmaciones para ajustarse a una perspectiva más realista y positiva. Podemos recordarnos con afirmaciones como “El mundo tiene mucha gente buena” o “La vida está llena de pequeñas alegrías“.

Cómo crear afirmaciones positivas que realmente funcionan

Las afirmaciones prefabricadas, como las de una lista de afirmaciones positivas, no son útiles y muchas veces no funcionan si no crees en tu afirmación y no resuena en ti.

Para construir afirmaciones positivas que ayudarán a manifestar tus sueños y cambiar tu vida, sigue estos cinco requisitos clave.

1. Dirígete a un área donde deseas más equilibrio

¿Qué área de tu vida te gustaría expandir o potenciar? ¿Tu salud, carrera, finanzas, vida familiar o espiritual? Desarrolla una afirmación poderosa para llegar al centro del área donde te gustaría ver una mejoría.

2. Hazlo personal

Crear afirmaciones es un arte. Deben sentirse como si fueran tuyas. Tu afirmación tiene que crear un sentimiento para cambiar tus vías neuronales. Un consejo sencillo es: agrega tu nombre a tu afirmación, como “Yo, Laura, disfruto mi trabajo“.

Todos tenemos creencias centrales negativas, simplemente nos afectan de manera diferente. Todos nosotros podemos beneficiarnos mirando lo que creemos.

3. Expresa tu afirmación en el sentido positivo: evita las palabras negativas

Tu afirmación positiva no debe incluir las frases “No, no”, “No quiero” o “No puedo”.

Por lo tanto, en lugar de decir: “No dejaré que la gente camine sobre mí”, tu afirmación declarada en lo positivo podría ser: “Soy fuerte y mis opiniones son importantes“.

afirmaciones positivas para el amor

4. Resiste comparaciones con otras personas y momentos en el tiempo

Las palabras “mejor”, “peor”, “menos” y “más” no deberían aparecer en tu afirmación. No te compares con tu yo pasado ni con otras personas.

Por ejemplo, las afirmaciones positivas deben escribirse en tiempo presente, no en futuro. En lugar de “Me amaré a mí mismo”, di “Me amo a mí mismo“. En lugar de “Voy a hacer más ejercicio”, prueba: “Cuido mi cuerpo todos los días”.

5. Se realista, pero se versátil

Tus afirmaciones deben ser realistas, o sentirás que te estás mintiendo a ti mismo. Tu afirmación positiva debe ser verdadera pero útil. En otras palabras, debe sentirse alcanzable empujándote hacia el empoderamiento y la autoimagen positiva.

Si aún no tienes confianza en un área determinada, como tu trabajo, no creas una afirmación que diga que eres el próximo director de la compañía donde trabajas. En su lugar, usa una afirmación como: “Soy hábil e ingenioso. Siempre puedo resolver las cosas “.

Cuándo y cómo implementar afirmaciones positivas

Ahora que sabemos cómo crear afirmaciones poderosas en buen plan y que cambian la vida, ¿cómo las usamos?

También puedes leer:  4 razones para no pelear cuando estás enojado

La combinación de una variedad de métodos funciona mejor. Intenta recibir tus afirmaciones de forma visual y audible con la mayor frecuencia posible.

Escribe tus afirmaciones en una nota adhesiva y adhiéralas al espejo de tu baño o al monitor de tu computadora. También puedes grabarlos usando tu teléfono celular y reproducirlos para ti.

Si meditas regularmente, repite tu afirmación una y otra vez durante tu práctica. Incluso puedes escribir tu afirmación de 10 a 15 veces en una hoja de papel. Puede sorprender lo bien que funciona la repetición de la escritura.

Si tienes un compañero o amigo que quiere ayudar, pueden leer o decir tu afirmación. Cuando escuches tu afirmación, ejemplo “Elisa se divierte en su vida”. Responde: “Sí, es verdad”. De esta manera, ambos están aceptando y confirmando tu propia afirmación.

Incluso las afirmaciones positivas en sesiones grupales son útiles porque a medida que las personas dicen y oyen las afirmaciones de los demás, naturalmente comienzan a reafirmarse mutuamente. Cuando alguien dice ‘soy capaz’ y una sala llena de gente asiente, la afirmación se hunde más profundamente. También nota que las posturas de las personas cambian cuando dicen sus afirmaciones. Sus cabezas están levantadas y sus hombros están derechos.

La mejor hora del día para las afirmaciones positivas

¿Quieres que tus afirmaciones positivas para el éxito realmente funcionen? Comienza cuando te despiertes y termines el día con ellos.

Por la mañana, nuestros cerebros son los más abiertos a cambiar. Entonces, cuando estés enjabonando tu cabello con champú o lavándote la cara, repite tu afirmación unas cuantas veces.

Incluye tu afirmación en tu rutina antes de acostarte, también, porque tu mente subconsciente ayuda a instalar tus afirmaciones mientras duermes.

¿Cuánto tiempo tardan las afirmaciones positivas en funcionar?

Desde que Maxwell Maltz publicó Psycho-Cybernetics en 1960, se cree que toma 21 días formar un nuevo hábito. Una investigación más reciente de la University College London indica que en realidad lleva unos 66 días, o aproximadamente dos meses. Cambiar tu autoimagen o una creencia largamente sostenida puede llevar más tiempo que eso. Es importante no rendirse cuando hay algo de resistencia. Sigue adelante.

Implementar una afirmación positiva no tiene por qué ser un esfuerzo súper serio, tampoco. Piensa en ello como un ejercicio lúdico, un experimento. Intenta repetir tu afirmación durante tres o cuatro semanas para ver qué sucede. ¿Qué nuevas oportunidades aparecen? ¿Qué nuevos sentimientos o creencias tienes sobre ti y el mundo?

No toma mucho tiempo usar tus afirmaciones positivas todos los días. Unos minutos por la mañana o durante todo el día son todo lo que necesitas. Cuantos más recordatorios, mejor, y más rápido sucederá el cambio.

Todos tienen creencias centrales negativas, simplemente nos afectan de manera diferente. Todos nosotros podemos beneficiarnos al mirar lo que creemos. Todos pueden beneficiarse de las afirmaciones positivas.

Leer con atención:
Los contenidos publicados en Vida Lúcida son exclusivamente con fines informativos. Los temas de salud, nutrición y dietas no deben sustituir el diagnóstico ni la consulta con un Médico Profesional.
5/5 (1 Review)