Psicología Salud emocional

Porqué estar cerca del agua cambia nuestro cerebro

“El agua no resiste. El agua fluye cuando sumerges tu mano en ella, todo lo que sientes es una caricia. El agua no es una pared sólida, no te detendrá. Pero el agua siempre va donde quiere ir, y al final nada puede oponerse. El agua es paciente. El agua que gotea desgasta una piedra. Recuerda eso, mi hijo. Recuerda que eres medio agua. Si no puedes atravesar un obstáculo, dale la vuelta. El agua lo hace.” Margaret Atwood en su novela The Penelopiad. Por qué estar cerca del agua cambia nuestro cerebro? Sigue leyendo para saber algunas razones que te da la ciencia sobre la necesidad de estar cerca del agua más seguido.

cerca del agua

Esta es la razón de porqué debes estar cerca del agua más seguido

De hecho, los seres humanos hemos sentido durante mucho tiempo una conexión con el agua que va más allá de nuestra necesidad de supervivencia. Aquí hay una colección de sabiduría de científicos, psicólogos y biólogos marinos sobre el efecto del agua en la mente y el cuerpo y porqué debemos estar más cerca del agua más seguido.

1. El agua contiene iones negativos

La mayoría de nosotros estamos inundados con iones positivos, ya que emiten desde aparatos electrónicos como microondas y computadoras. Cuando recibimos un exceso de iones positivos sin negativos para igualarlos, podemos desequilibrarnos. Los iones negativos provienen principalmente de fuentes de energía naturales, como tormentas, ríos y mareas oceánicas.

Una atmósfera rica en iones negativos aumenta nuestra capacidad de absorción de oxígeno, ayudando a nuestro cuerpo y mente a rejuvenecer a mayor velocidad. Mantener un equilibrio iónico también promueve niveles saludables de serotonina, que pueden ayudar a regular nuestro estado de ánimo.

También puedes leer:  5 hábitos cotidianos que pueden causarte depresión

2. El agua es terapéutica cuando experimentamos cambios en su temperatura

El agua fría puede refrescar el cuerpo y despertar la mente. Por esta razón, nadar en un lago helado, especialmente en un caluroso día de verano, puede ser tanto vigorizante como espiritual. El agua tibia, por el contrario, tiene un efecto calmante. Un baño caliente puede relajar los músculos y ayudar a calmar la mente. Esta liberación sin esfuerzo de la tensión mental y física puede ser tremendamente beneficiosa después de un día estresante.

3. Estar cerca del agua provoca un estado de asombro

La naturaleza científica de “asombro” es un tema de tendencia en el mundo de la psicología. Lo que antes se pensaba que era un fenómeno puramente espiritual, ahora se está demostrando que tiene beneficios tanto físicos como mentales. Quizás la fuente más universal de “asombro” es nuestro mundo natural. Cuerpos de agua, como océanos y lagos, pueden ayudarnos a conectarnos fácilmente con nuestro estado de asombro.

Esto promueve la atención plena, reduce el estrés y aumenta nuestro bienestar físico. Tal vez esta es la razón por la cual los residentes urbanos que estuvieron regularmente expuestos a un cuerpo de agua natural demostraron tener niveles de estrés psicológico más bajos que aquellos que no lo fueron.

el agua sana

4. El agua facilita la meditación

El ritmo de las olas chocantes nos pone en un estado meditativo profundo y sin esfuerzo. Junto con la capacidad de la naturaleza para inducir temor, como se describió anteriormente, el ritmo del agua puede arrullarnos a un estado profundo e hipnótico de relajación.

También puedes leer:  La psicología y efectos de llorar

Incluso un pequeño cuerpo de agua, como una fuente de escritorio, puede disminuir tu nivel de ansiedad, mejorar la claridad mental y liberar la tensión.

Tal vez nadie en la tierra ama el agua como Wallace J. Nichols, autor de Blue Mind: La ciencia sorprendente que muestra cómo estar cerca, dentro o debajo del agua puede hacerte más feliz, más sano, más conectado y mejor en lo que haces. En su libro, él resume nuestra responsabilidad en la tierra de la siguiente manera:

“Preservar, proteger y restaurar nuestras aguas son tareas para muchas vidas, y en ocasiones el esfuerzo puede parecer abrumador. Pero mientras estemos conectados con todas las muchas, muchas bendiciones que nos brinda el agua, y continuemos manteniendo ese amor en nuestras mentes y corazones, siempre que nos recordemos que debemos esperar, entonces nuestras historias ayudarán a conectar a otros con el agua y alentarlos a hacer lo que puedan para ayudar a cuidar este hermoso mundo de Mármol Azul.” De hecho, debemos atesorar la tierra y proteger la santidad de nuestras aguas. Ciertamente se esfuerzan por devolver el favor.

Leer con atención:
Los contenidos publicados en Vida Lúcida son exclusivamente con fines informativos. Los temas de salud, nutrición y dietas no deben sustituir el diagnóstico ni la consulta con un Médico Profesional.
5/5 (1 Review)