Cómo controlar plagas en las plantas ornamentales o decorativas

Las plantas ornamentales como su nombre ya nos indica, son las que se cultivan y desarrollan con fines decorativos o estéticos debido a su belleza natural. A continuación vamos a ofrecerles cinco maneras de controlar plagas de manera biológica o lo que es lo mismo, sin el uso de productos químicos.

Cuidado de plagas en las plantas decorativas

Las plantas de interior, al igual que las plantas ornamentales son particularmente atacadas por áfidos, ácaros y otros parásitos y plagas. Las hojas se vuelven amarillas, se enrollan o se perforan, deben intercambiarse rápidamente para que otras plantas no se infecten. ¿Pero qué se debe hacer para controlar estas plagas con productos naturales?

Control de plagas en plantas ornamentales

En invierno, el aire caliente y la poca luz debilitan las macetas, en verano las plagas simplemente pasan a través de la ventana abierta hacia las macetas en la ventana de la cocina.

Son muchas las maneras en que pueden llenarse de plagas las plantas de interior, por ejemplo la aparición de pulgones y otros tipos de insectos suelen atacar nuestras plantas ornamentales llegando casi a destruirlas por completo.

Para deshacerse de las plagas de las plantas decorativas, no tienes que recurrir a pesticidas químicos de inmediato. Puedes probar con algunos de los siguientes consejos para el control de plagas sin usar químicos. Principalmente te recomendamos los preparados caseros para eliminar los pulgones y cualquiera de los demás insectos del jardín.

1. Señuelos

Usa señuelos amarillos impregnados en una sustancia adherente pegajosa, ya que estos atraen a los pulgones. No contienen insecticidas y no perjudican a los insectos beneficiosos. Estas trampas también se pueden usar en el exterior. También unos tarros de mermelada cubiertos con restos de azúcar o cerveza son ideales para atraer cucarachas.

Te puede interesar:
Construcción de una huerta y gráfico con consejos útiles

2. Retirada de escombros

Los escombros y residuos sólidos pueden ocultar plagas y enfermedades. En otoño, retira y quema los escombros de la base de los setos. También es importante mantener las plantas limpias y sin deshechos.

3. Mantener las plantas sin malas hierbas

Las malas hierbas, son un refugio para las plagas y además, reducen la circulación del aire. Su retirada debe ser inmediata.

4. Buena preparación de la tierra

Al preparar los nuevos arriates, un buen cultivo de la tierra expone a plagas como el gusano blanco, los gusanos cortadores y los gusanos alambre a los pájaros a las heladas. También fomenta la presencia de raíces profundas y bien ancladas.

5. Métodos de drenaje

Un exceso de agua y humedad en el suelo, fomenta la presencia de plagas como por ejemplo, las babosas, caracoles, milpiés y tipúlidos europeos.

Sin embargo, por otro lado, un clima interior saludable y la fumigación regular de las plantas con agua también previene la infestación de ácaros. Estos prefieren, al igual que los áfidos, el aire caliente y seco y, por lo tanto, prefieren extenderse en las salas de estar con calefacción sobre en las plantas de decorativas de interior.

Artículo desarrollado por Novainsectos

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.