Consejos Salud

10 razones de tener frío constantemente

Probablemente conoces personas que están bien cobijadas con ropa durante todo el año, o se quejan de tener frío constantemente, incluso en medio del verano. O, tal vez tú eres el que está temblando y te pones un suéter mientras que otros están en pantalones cortos y sandalias. Parece extraño que dos personas en la misma habitación sientan completamente diferentes temperaturas, ¿verdad? Pero, ¿qué es lo que hace que una persona sienta frío, mientras todos los demás están normal, o viceversa? Conoce 10 posibles razones de tener frío constantemente.

tener frío

10 razones de tener frío constantemente

Quizás sea momento de revisar qué está pasando con tu cuerpo cuando en medio del verano, incluso cuando los demás están descubiertos por el calor, tú estás con suéter. Haciendo a un lado ciertas condiciones, como la fisiología de la mujer y otros aspectos normales que nos hacen tener enfriamiento corporal no sólo en mujeres sino en hombres también, hay varias causas que son importantes y que marcan una pauta que quizás debas cambiar para dejar de tener frío todo el tiempo.

La siguiente lista te dará una señal de las posibles causas de tener frío que pueden estarte indicando un problema de salud serio.

Ser una persona delgada

Estar con un peso relativamente bajo equivale a un cuerpo con menos grasa corporal. Cuando se está en un régimen para perder peso, se suele estar también en una dieta donde se reduce la ingesta de ciertos alimentos que son generadores de energía y por lo tanto de calor. Eliminar muchas calorías de la dieta frena el metabolismo. Si estás bajo un régimen de ese tipo, mejor considera una dieta saludable con la cantidad de proteínas, grasas y carbohidratos complejos adecuados para tu cuerpo y estatura.

Una tiroides desequilibrada

Otra causa de que seas intolerante al frío puede ser una señal de que tu tiroides no esté funcionando adecuadamente, el hipotiroidismo para ser más claros, lo que significa que tu tiroides no segrega suficiente hormona tiroidea. Cuando eso sucede, tu metabolismo se ralentiza causando una baja en el calor corporal. La fatiga, piel seca y el adelgazamiento del cabello, son otras señales del hipotiroidismo.

Deficiencia de hierro

Otra de las causas comunes de tener frío todo el tiempo es estar deficiente de hierro. El hierro es un mineral que apoya el transporte de oxígeno a través de la sangre por todo el cuerpo llevando calor y nutrientes a las células. Si no hay suficiente hierro, los glóbulos rojos en en la sangre no funcionan adecuadamente, eso suele causar una sensación de frialdad corporal.

No dejes de leer:
10 advertencias de salud que tus ojos te envían y cómo protegerlos

Para eso necesitas tomar suplementos de hierro, aunque, es a través de alimentos ricos en hierro la que te puede ayudar más a subir esos niveles bajos de este mineral. Por ejemplo, aumenta la ingesta de vegetales de hoja verde, la espinaca contiene hierro, la carne y el huevo (consúmelos orgánicos), y los mariscos, son buenas opciones para que las consideres inmediatamente en tu dieta para aumentar el hierro.

Mala circulación sanguínea

Si nada más tus manos y pies son los tienes siempre fríos, puedes estar padeciendo de mala circulación. Cuando no se tiene una buena circulación, la sangre no llega en suficientes cantidades a las extremidades lo que puede estar provocando esa sensación de frío corporal. La enfermedad cardiovascular podría ser una de las causas, también, eso hace que el corazón no bombee la sangre eficientemente, también una obstrucción arterial, si existiera alguna, ésta impedirá que la sangre llegue adecuadamente a pies y manos. EL tabaco también es una posible causa ya que contrae los vasos sanguíneos.

No duermes lo suficiente

Cuando no estás durmiendo lo suficiente eso se refleja en el sistema nervioso, el cual, para regular esa descompensación ejecutará mecanismos que harán que la temperatura del cuerpo baje. No se sabe a ciencia cierta porqué es así, pero puede estar ligado también al metabolismo. Si estás cansado y tuviste una noche agitada, el metabolismo funcionará más lento, eso producirá menos calor y la circulación será más lenta bajando la temperatura de tu cuerpo.

Estás deshidratado

Cuando no estás bien hidratado, es decir, tu cuerpo no tiene suficiente agua, queda más susceptible a las temperaturas más bajas sintiendo un frío que no es normal. Nuestro cuerpo es 70% agua y entre las funciones de este elemento en nuestro cuerpo, están la regulación de la temperatura alimentando a nuestro metabolismo. Para mantenerte bien hidratado, toma la suficiente agua que pueden ser hasta 8 vasos de agua al día, y si entrenas, tomar más antes y después de los ejercicios.

Deficiente de vitamina B12

La vitamina B12 es muy importante ya que una deficiencia de ella puede llevar a un recuento bajo de glóbulos rojos. Eso significaría menos oxígenos a nuestro sistema, produciendo una serie de síntomas y entre ellos una frialdad crónica. Revisa tu dieta porque si sufres de deficiencia en vitamina B12, quizás no estés consumiendo los alimentos necesarios para tenerla. Consume carnes magras, pescado, productos lácteos (si no eres intolerante) en tus comidas (siempre consume productos orgánicos). También considera, que sufrir una deficiencia de esta vitamina, puede ser el producto de una mala absorción de nutrientes en donde otras deficiencias pueden estar involucradas. Revisa eso con tu médico.

No dejes de leer:
Limpiar el hígado de manera natural

Ser mujer

Sin embargo, no tienes por qué pensar en tu problema de frialdad corporal como realmente un problema si eres mujer ya que sentir mucho frío es también una condición de género. En realidad, el cuerpo de la mujer está diseñado para mantener de una mejor manera el calor en el cerebro y el corazón, es por eso que el flujo permanece un poco más lejos en órganos menos vitales como los pies y manos. Mientras la temperatura central en la mujer se mantiene incluso más alta que en los hombres, está más baja en las manos y pies, siendo esta característica una causa de sentir frío en general.

Ser diabético

Si sufres de diabetes y no la tienes controlada, puedes estar sufriendo de pies y manos fríos. Esta condición es debido a otra llamada nefropatía periférica, la cual ataca los nervios de pies y manos. Esta condición hace que se sienta un entumecimiento en las manos y pies trayendo con eso una baja en la temperatura de estas extremidades. La nefropatía diabética se va desarrollando gradualmente lo que hace que no se esté consciente de que se padece.

Ejercita la masa muscular

La masa muscular apoya en la regulación de la temperatura del cuerpo produciendo calor. Si no tienes suficiente masa muscular eso será una causante de ser más susceptible al frío. Los músculos disparan el metabolismo. Practicar pesas en el gimnasio ayudará a construir músculo que te suministrará de más calor corporal.

Inflamación crónica

Hoy en día estar inflamado no sólo significa traer gases en el vientre. La inflamación se ha vuelto una enfermedad de muchos hoy en día en donde se involucran enfermedades de todo tipo. La inflamación es una respuesta del cuerpo de que algo no anda bien y el sistema inmune responde con un cuerpo inflamado, es un sistema de defensa. Puede ser un virus, una infección o incluso algo peor: el cuerpo defendiéndose de sí mismo, lo que se conoce como autoinmunidad. Visita tu médico si tienes una sensación de frío constante pues puedes estar sufriendo de inflamación crónica que puede estar relacionada con enfermedades crónicas, autoinmunes o degenerativas como la fibromialgia, la artritis, el lupus, y más.

Redacción de Vida Lúcida
Imagen de shutterstock