Alimentación

5 infusiones que facilitan la digestión

infusiones que falicitan la digestión

Las infusiones que facilitan la digestión pueden ayudar a que nuestro aparato digestivo digiera mucho mejor todos los alimentos que ingerimos, eliminando en muchos casos esa sensación de pesadez tan incómoda.

Comer es uno de esos placeres de la vida que muchos no podemos evitar. Es por eso que, cuando tenemos alguna comida o cena muy copiosa, es posible que sintamos una sensación de hinchazón y cansancio. Esto se produce porque al mezclar diferentes tipos de comida, el proceso de digestión es mucho más complicado para nuestro aparato digestivo y de ahí nace esa sensación imperiosa de echarse a dormir o sentirnos inflamados.

Las mejores infusiones que facilitan la digestión

Cuando vemos que nuestro proceso de digestión va más lento de lo normal, podemos tratar de acelerarlo mediante la ingesta de infusiones. Las infusiones son uno de los remedios naturales de los que podemos hacer uso para prácticamente cualquier dolencia, incluida la de facilitar la digestión, ya que, además de ser muy fáciles de preparar, es con diferencia la opción más económica. A continuación vamos a ver cuáles son las infusiones que facilitan la digestión y cómo preparar cada una de ellas.

La manzanilla para la buena digestión

La manzanilla es, además de una de las infusiones más utilizadas para tratar los problemas digestivos, una de las que mejor sabor tienen. Prepararte una infusión de manzanilla es la mejor opción para esos días en los que comes demasiado y quieres calmar de alguna forma esa sensación de pesadez tan incómoda y facilitar la digestión.

No dejes de leer:
7 formas de evitar la distensión abdominal

Hinojo para aumentar la digestión

El hinojo es una hierba que se caracteriza por estimular el proceso de digestión en nuestro intestino. Es muy útil para reducir los cólicos de los más pequeños de la casa, y la sensación de calma que provoca es genial.

La menta facilita la digestión

La menta es una de las hierbas que tiene entre sus propiedades la posibilidad de estimular los procesos digestivos y mejorar el funcionamiento de nuestro hígado y otros órganos directamente relacionados con el aparato digestivo. Es muy útil para facilitar la expulsión de gases, además de por evitar esos incómodos espasmos procedentes del intestino que hacen de una simple sobremesa un auténtico suplicio.

El jengibre

El jengibre tiene entre sus propiedades ayudar a que la inflamación e irritación que puedan sufrir los intestinos tras una comida más copiosa de lo normal desaparezcan. Además, por supuesto, facilita el proceso de digestión debido a que el jengibre estimula al páncreas favoreciendo la producción de encimas que facilitan la digestión.

El boldo

La infusión de boldo es una de las más utilizada para facilitar la digestión, ya que además de conseguir que disminuya esa incómoda sensación de pesadez estomacal, tiene propiedades que mejoran el funcionamiento de otros órganos que trabajan de manera conjunta con los que forman parte del aparato digestivo, tales como el hígado. Además, el boldo es una hierba que también es utilizada a menudo por aquellas personas que quieren depurar su organismo, ya que es muy útil para eliminar líquidos y perder peso entre otros beneficios relacionados a la digestión, tales como tratar el estreñimiento y favorecer la expulsión de los gases o flatulencias.

No dejes de leer:
6 problemas de salud que los plátanos pueden tratar mejor que una píldora

Sobre las hierbas que facilitan la digestión

Todas estas hierbas para preparar infusiones las podemos encontrar en la mayoría de supermercados o herbolarios, aunque, si tenemos la posibilidad de conseguir la hierba fresca, los beneficios que obtendremos de ellas serán mucho mejores y evidentes. Lo más recomendable es tomar estas infusiones justo después de comer, aunque también son efectivas al tomarlas una vez que las molestias hacen su aparición.

Cómo beber estas infusiones para facilitar la digestión

Para preparar cualquiera de estas infusiones que facilitan la digestión, sólo tienes que calentar el agua sin que llegue a hervir, echar el agua en una taza con la infusión y taparla durante cuatro o cinco minutos para que terminen de soltar todas sus propiedades.

También es importante recordar que, en la medida de lo posible hay que evitar añadir azúcar u otros edulcorantes a las infusiones. Se trata de facilitar la digestión lo máximo que se pueda, por lo que si endulzamos nuestras infusiones, estaremos dificultando aún más el proceso de digestión de forma inconsciente.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida