Psicología Salud emocional

5 pasos para mejorar la relación con tu hijo adolescente

La adolescencia es la edad donde el trato puede ser más difícil, ya que se producen grandes cambios, aquel niño está pasando por un proceso para convertirse en adulto y es muy rpobable que rechace de todas las maneras los acercamientos y más aún los límites que se le impongan, por lo tanto necesita gran atención y educación para que el día que llegue a su adultez pueda tener las mejores actitudes.

5 pasos para mejorar la relación con tu hijo adolescente

Cómo mejorar la relación con tu hijo adolescente

La relación entre padres y adolescentes suele resultar complicada, ya que los adolescentes buscan su independencia y libertad, pero a veces los padres sienten ciertos temores ante peligros externos o imponen límites y castigos que no ayudan en la relación.

1-Tener claro los roles

Es importante tener claros los roles: No eres su amigo, sino su padre/madre, por lo tanto también eres responsable de su bienestar y educación, por lo menos hasta que entre en la etapa de adultez, por lo tanto no debes confundir las relaciones. Tus hijos necesitan límites y reglas que seguir, para así comprender qué es lo que está mal y por qué lo está, si no tienen estas normas buscarán la forma de llamar la atención hasta que se las impongas.

2- Mantener el diálogo

Es importante que mantengas confianza y diálogo con tu hijo, de esta forma él/ella podrá comunicarse más libremente y pedirte algún consejo a la hora de los típicos problemas adolescentes. Nadie da mejores consejos que un padre, ya que son quienes quieren lo mejor para sus hijos.

3- Mostrar interés en él

Interésate por él, trata de conocerlo al máximo, lo que le gusta, lo que no le gusta, lo que le apasiona y lo que le desagrada por completo. Siempre debes apoyarlo en sus objetivos y en lo que se propongan, en algunas ocasiones los hijos solamente buscan la aprobación y orgullo de sus padres.

4- Ser respetuoso con tu hijo adolescente

Es necesario que seas respetuoso y cordial con tus hijos, pero sobre todo no perderlo con tu hijo adolescente, de nada sirve mostrarse frío y autoritario, ya que esta imagen puede producir rechazo en ellos, pedir las cosas de forma amable y nunca recurrir a la violencia o gritos.

5- Saber seguir educando

Enseñarles sobre la responsabilidad y mantenerlos con los pies en la tierra, quizás esto sea una de las tareas más dificiles de la educación, debido al tiempo y esfuerzos que puede demandar por parte de los padres. Pero es algo sumamente importante en la visión que el joven tendrá de la vida en el futuro y de su papel en el mundo, tanto para con sus compromisos personales como para con su vida social. Es necesario que aprendan la diferencia entre culpar y hacerse responsables de lo que toca, la diferencia entre esperar a que sucedan las cosas o el desafio de hacer que sucedan.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida