Belleza Ejercicios Físicos Mujer

Cómo conseguir un vientre plano en dos semanas

vientre plano

Si quieres saber cómo conseguir un vientre plano, el primer obstáculo a superar es aceptar que reducir la grasa o dejar los abdominales marcados requiere un trabajo y dedicación seria y constante, no hay una solución mágica, pero si posibilidades de dejar el vientre con menos grasa. Y no te preocupes, no es tan inalcanzable como piensas conseguir un vientre plano en dos semanas, pero necesitarás esforzarte.

Qué necesitamos para conseguir un vientre plano

Necesitarás mucho más que el ejercicio solamente. El empleo de un dieta saludable y un estilo de vida también ayudarán a mantener la panza plana y libre de grasa.

¿No sabes por dónde empezar? Podemos indicarte qué pasos seguir. Si estás con todo tu enfoque en mantener el estómago en forma y conseguir un vientre plano para estar orgullosa de ti misma por tu esmero, puedes seguir estos consejos de rutina de entrenamiento para transformar la gordura en los abdominales en un vientre atractivo.

Ejercicios para conseguir el vientre plano perfecto

Conseguir un vientre plano significa desmontar tu vientre de toda la grasa que tiene de sobra, pero la única manera de hacer esto de forma saludable y efectiva es empezar a moverse (con abdominales y plank) y tener constancia, sumado a una buena alimentación para reducir la grasa y correctos hábitos saludables. Parece sencillo de decirlo, pero puede ser incluso fácil de hacer si sabemos cómo concentrar el trabajo en lograr un vientre plano.

Duración de los ejercicios abdominales para el vientre plano

Se trata de un entrenamiento corto de 20 a 30 minutos de una intensa sesión de ejercicios centrado en grupos de músculos grandes del abdomen inferior, lo que significa que estarás maximizando la quema de calorías en esa zona. Realizar un ejercicio tras otro sin ningún espacio más de que 20 segundos de descanso, una vez que se lleva a cabo la rutina completa tomar un descanso de dos minuto y hacer dos rondas más.

Pero esta es una rutina general, para cada persona y condición física puede variar, por ello es de primer importancia que un entrenador cualificado pueda darte asesoría personalizada para tus necesidades y condición física.

No dejes de leer:
Tratamiento natural para los rodillas y codos ásperos

Consejos para realizar los abdominales para un vientre plano

 

La dieta adecuada para no acumular grasa en el vientre

La dieta es indispensable para saber elegir los alimentos adecuados que pueden evitar el meteorismo (flatulencias) y quemar grasa más fácilmente. Esto se debe añadir a la rutina de ejercicios abdominales para conseguir un vientre plano que sea perdurable.

Qué alimentos comer

  • Proteína animal (carne magra, pollo y pescado, preferiblemente a la plancha o al vapor, huevos, todo que sea de libre pastoreo y orgánico). También hay gran variedad de proteína vegetal que puedes incluir en tu dieta si prefieres evitar las carnes. Pequeñas cantidades de cereales integrales, verduras, tubérculos (zanahorias, rábanos, etc.), verduras crucíferas como la col, y de tallo como los puerros, chocolate negro, agua, y té de hierbas seca.

Qué alimentos evitar

  • Alimentos fritos, productos lácteos con lactosa (leche, yogur, queso cottage), el pan blanco, en especial, las bebidas gaseosas frescas o jugos con gas, frutas harinosas, legumbres secas, goma de mascar, dulces, tortas, pasteles, pasta refinada, arroz blanco, sémola, el azúcar blanco refinado.

Comer en horarios regulares y de manera correcta

Siéntate donde puedas estar tranquilo y tómate tu tiempo para masticar cada bocado 10 a 15 veces para que sea más fácil de digerir. Cocinar con poco o nada de aceite, el aceite vegetal (a excepción del del aceite de coco) se transforma en grasas tipo trans cuando son calentados a altas temperaturas y está comprobado que este tipo de aceites retiene grasa e inflama no sólo el intestino, sino la mayoría de nuestros tejidos. En algunos casos es mejor cocer el alimento al vapor o los alimentos crudos bien desinfectados, usa poca sal y si es sal marina mejor, no usar la comida para llevar y descartar la comida al paso como el sandwich, postres, bebidas gaseosas y snacks grasos ya que cada vez que comes, tu cuerpo tiene que trabajar más para digerirlo.

Consejos adicionales para conseguir un vientre plano duradero

Estos son unos consejos adicionales para tener un vientre plano y poder conservarlos. Presta atención a los siguientes consejos porque un vientre abultado, muchas veces no es porque haya grasa acumulada en el vientre, sino por exclusivamente pura inflamación de intestinos. Problema que puede ser abordado casi de la misma manera si además, quieres reducir talla. Pero si tu peso es normal, quizás debas considerar hacerte un chequeo gastrointestinal porque puede ser que tengas problemas en esa zona que te hacen estar inflamada de manera continua. Aunque el estrés suele acumular grasa en el vientre, la inflamación suele ser el problema principal y puede que estés abordando conseguir un vientre plano de la manera equivocada.

No dejes de leer:
Remedios naturales para estrías rojas y blancas

La importancia de la relajación: Por último, pero no menos importante, recuerda que debes relajarte. El estómago es el receptor central de nuestro estado mental y las tensiones tienden a inflamar el vientre y echar a perder el trabajo que hayas realizado para conseguir que se vea plano. De hecho un tipo de vientre abultado dentro de los diferentes que cada mujer puede tener, es el resultado de estar en un estado de estrés crónico, al estar produciendo grandes cantidades de cortisol.

La energía bloqueada en muchos niveles diferentes causadas por malestar, choque emocional, la depresión y el estrés puede provocar dolor, hinchazón y problemas que ralentizan la digestión. Puedes tomar un suplemento probiótico, que está repleto de bacterias buenas para mantener tu intestino saludable y ayudarte a mantener tu vientre menos abultado.

Respira profundamente: Practica la respiración abdominal mientras estés de pie o acostado sobre tu espalda. Pon una mano sobre tu estómago e inhala, abriendo primero la caja torácica, luego el abdomen y contén la respiración por unos momentos y luego exhala en el mismo orden.

Masaje: Para desatar nudos, aliviar el dolor y ayudar a los movimientos intestinales, masajear suavemente el estómago en sentido horario, prestando especial atención a los puntos sensibles ayudará a que los procesos tanto digestivos como de estimulación del vientre te ayuden a mantener el buen transito intestinal y tu intestino desalojado para conseguir el propósito de tener un vientre plano en sólo dos semanas.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida