Alergias Enfermedades Salud

Cómo eliminar las flemas usando remedios caseros

Té de jengibre1

La flema (también conocida como mucosidad) se da como resultado de los resfriados u otras infecciones respiratorias. Tratar la flema puede ser increíblemente frustrante y puede parecer una tarea aparentemente interminable. Si buscas alivio para la acumulación de flema en tu garganta y nariz, entonces prueba algunos de estos métodos de tratamiento.

Cómo eliminar las flemas usando remedios caseros

1. Deja que salga

Aunque puede ruidoso, grosero, o embarazoso, dejar que la flema salga de tu cuerpo es la mejor forma de eliminarla. Cuando sientas urgencia por estornudar flema o soplar tu nariz, no lo ignores. Tragar flema puede reintroducirla a tu sistema, y retener la flema en una nariz congestionada o llorosa es simplemente incómodo. Lo mejor es tener una caja de pañuelos a mano y dejar que la flema salga.

2. Mantente hidratado

Al igual que con cualquier otra enfermedad, mantenerse hidratado es esencial para curarse rápido. Ayuda a tu cuerpo a limpiar la flema tomando agua cada hora durante todo el día. Si lo deseas, también puedes suplementar tu consumo de líquidos con jugo o té.

3. Evapora la flema

El vapor ayuda a romper la flema en tu pecho, nariz, y garganta, permitiendo que la expulses de tu cuerpo más fácilmente. Hierve una olla de agua y mezcla un par de gotas de aceite de eucalipto. Coloca tu cara cerca del recipiente y respira el vapor durante varios minutos. Adicionalmente, puedes tomar una ducha con agua caliente para ayudar a romper la flema.

4. Haz gárgaras

Mezcla una cucharada de sal con una taza de agua fría, y realiza gárgaras con la mezcla durante 30 segundos. Hacer esto varias veces al día te ayudará a limpiar la flema atrapada en la parte posterior de tu garganta y en las fosas nasales.

5. Toma té de hierbas

El té caliente es una ayuda general para suavizar la garganta irritada e inducir la relajación; prepara una taza de tu té de hierbas favorito con un poco de miel y tómalo lentamente. El calor ayuda a romper la flema en tu garganta a medida que relaja el esófago irritado gracias al efecto de la miel y el agua. El té de jengibre, manzanilla, o limón es especialmente bueno para eliminar la flema.

6. Utiliza miel y limón

Mezcla aproximadamente 2 cucharaditas de jugo de limón con una cucharadita de miel en una taza de agua hervida. Esta mezcla te debería ayudar a limpiar tu garganta, ya que el jugo de limón corta a través de la flema mientras la miel calma la garganta.

7. Prueba con gotas para la tos de mentol o eucalipto

Entre remedio natural y medicamento de venta libre, estas gotas son buenas para aflojar la flema en la garganta y pulmones.

No dejes de leer:
Ataque de hambre nocturno

8. Intenta comiendo cúrcuma

La cúrcuma,  antiséptico natural sirve para eliminar las bacterias que tu cuerpo combate con la producción de flema. Mezcla un poco de cúrcuma en cualquier bebida que estés tomando, o tómala con un vaso de agua. Un par de cucharaditas diarias de la mezcla deberían ser suficientes para eliminar la flema rápidamente.

9. Consume más jengibre

El jengibre ha sido utilizado durante siglos para tratar los síntomas del resfriado y la sinusitis debido a sus propiedades antibacterianas naturales. Si puedes soportar el sabor, come el jengibre crudo o también puedes comer el jengibre con un poco de dulce. También puedes rallar jengibre fresco y colocarlo en agua hirviendo para crear un té que tendrá el doble de efectividad para eliminar la flema de tu garganta.

10. Come ajo

Similar al jengibre, el ajo es increíblemente potente y sirve para matar las bacterias y eliminar la flema de la garganta. Come varios dientes de ajo crudo al día, y también rállalo sobre los alimentos que consumes. Si eres capaz, comer el ajo inmediatamente después de levantarse ayuda a eliminar la flema antes de que tenga tiempo para verdaderamente empezar a fluir.

11. Prueba con hierbas naturales

Comer algunas hierbas como el regaliz, el fenogreco, y la pamplina, ayuda a despejar la flema de la garganta. Colócalas en tu comida, o (si puedes soportar el sabor) cómelas crudas o hervidas en agua para crear un té.

12. Utiliza un enjuague nasal

Compra un enjuague nasal salino en tu farmacia o prueba a la antigua con una olla neti. Lavar con agua limpia y una solución salina a través de los senos paranasales limpia la flema en la nariz y en la parte posterior de la garganta.

13. Come alimentos picantes

Los alimentos picantes rompen la flema en la nariz y causan que se mueva con más libertad. Ayuda a tu cuerpo a romper toda la flema comiendo tantos alimentos picantes como te sea posible. Éstos incluyen los chiles, el rábano picante, y el wasabi.

14. Utiliza un humidificador

Aumentar el nivel de humedad en el aire hace que la flema se debilite haciéndola más fácil de combatir. Ten un humidificador activo en todo momento cuanto estés en casa, especialmente de noche mientras duermes. Coloca aceite esencial de eucalipto al agua para darle un efecto más poderoso para combatir la flema.

15. Tararea

Esto es lo que hacen muchos cantantes para recuperar su voz. Al tararear, puedes ser capaz de crear vibraciones que sean lo suficientemente fuertes para romper la flema.

No dejes de leer:
Limpiar arterias obstruidas y elimina el colesterol con ajo

Evita estos alimentos

1. No consumas productos lácteos

Todos los productos lácteos tienen una proteína en particular que congela y crea más flema en tu cuerpo. Para evitar crear flema innecesaria, no comas ningún producto lácteo como por ejemplo la leche, el queso, el yogur, o el helado.

2. Evita los alimentos fritos

Los alimentos fritos muy grasos hacen que la flema sea difícil de romper, impidiendo al cuerpo recuperarse rápidamente. Para evitar esto, no comas nada frito o cocido en aceite pesado.

3. Intenta no comer carne

La carne se vincula a la producción de flema, así que consumirla durante un resfriado no es la mejor opción. Aparte del hecho de que no podrás probar el verdadero sabor de la carne con una nariz congestionada, la carne puede hacer que tu nariz se sienta peor. Mejor prevenir que lamentar, así que evita comer mucha carne si sufres de mucha flema.

4. No fumes

Cualquier cosa que inhales afecta tu cuerpo, e inhalar cosas dañinas como el humo del cigarro, el cigarrillo, u otras drogas puede empeorar notoriamente la condición de tu garganta y pulmones. El humo de estas cosas interfiere con la habilidad de tu cuerpo de curarse rápidamente, además de incrementar en gran medida la cantidad de flema que tu cuerpo produce. Recorta el consumo de tabaco al menos durante el periodo que dure la enfermedad.

5. Limita tu exposición a los irritantes

Los productos de limpieza para el hogar, los esmaltes, los vapores de la pintura, y otros tipos de químicos, empeoran las condiciones respiratorias y aumentan los niveles de flema. Mantén tus ventajas abiertas para permitir que entre el aire fresco a tu hogar, mantén los productos irritantes aislados mientras estás enfermo, y evita los lugares (como los bares o tiendas de pintura) donde es probable que haya estas cosas.

Consejos

Intenta no sonarte la nariz demasiado, especialmente de un solo lado. La fuerza puede empujar la flema mucho más allá dentro de los senos nasales y los oídos, causando dolores de cabeza y oído. Si debes sonarte, hazlo con delicadeza y en las dos fosas nasales.
Si la flema en la garganta se vuelve muy espesa al punto en el que no puedes respirar o tragar los alimentos, toma agua inmediatamente como tratamiento temporal y luego suénate la nariz y tararea durante 2 minutos. Si no puedes respirar tranquilo y la flema se sigue acumulando, entonces debes ir al médico de inmediato.