Alimentación Frutas y Verduras

Cómo escoger una sandía en su punto, madura y dulce

Escoger una sandía en el supermercado puede ser una experiencia plagada de ansiedad, ¿verdad? Si escoges una en mal estado, tendrás que aguantar 6-8 kilos de una sandía en mal estado. Y entonces tus opciones serán, o bien obligarte a comer esta mala sandía o tirarla a la basura, y ambas son opciones nada deseables. Por lo tanto es necesario que aprendas a escoger una sandía en su punto. Evita la decepción de cortar y abrir una sandía, sólo para encontrar que no está completamente madura y dulce, con estos sencillos consejos.

sandía en su punto roja

Cómo escoger una sandía en su punto

Las sandías no continúan madurando después de ser cosechadas, a diferencia de muchas otras frutas, por lo que no es bueno que compres una y luego trates de dejarla madurar sobre la barra de la cocina. Los cantaloupes y otros melones suelen ponerse más suave después de dejarse a temperatura ambiente durante unos días, pero su dulzura se determina de acuerdo a cuando fueron recogidos, y no por lo suave que se ponen al dejarla por ahí.

No dejes de leer:
Fácil técnica para detectar si un Aguacate (Palta), está podrido.

Consejos para encontrar una sandía madura y dulce. Esto es lo que debes buscar al seleccionar una sandía en su punto:

1. Escoje una sandía de apariencia opaca. Un aspecto brillante indica una sandía inmadura. Esto también aplica para los melones. Busca la piel más oscura, ya que sugiere una sandía dulce.

2. Encuentra la mancha de suelo en la sandía. Esta es una mancha cremosa en la sandía, y es la parte donde la sandía estaba descansando en el suelo. La mancha de suelo debe ser de un color amarillento cremoso. Cuanto más oscuro sea el color de la mancha cremosa mejor. Si la mancha de suelo es blanca o casi imperceptible, probablemente signifique que cosecharon la sandía demasiado pronto y no se madurará.

sandía en su punto con mancha cremosa amarilla

3. Dale algunos golpecitos a la sandía. Usando los nudillos de tus dedos, dale unos golpecitos. Una sandía madura tendrá un sonido hueco cuando golpees, que suena más como un “golpe seco” que un “porrazo”. Una sandía sin madurar tendrá un sonido más agudo, mientras que una muy madura hará un golpe con un sonido de baja frecuencia. El aprendizaje de la diferencia entre los sonidos de una inmadura frente a una sandía madura toma un poco de práctica, pero una manera de conseguir una ventaja en ello es preguntando al dependiente en el mercado.

Por otro lado, al darle golpes con tus nudillos, éstos deben rebotan en la sandía, y la superficie debe estar muy dura / firme.

4. Levanta la sandía. ¿La sandía es demasiado pesada para su tamaño? Nota: esto se aplica para más o menos todos los productos. Cuando agarras una cebolla, por ejemplo, siempre toma la más pesada para su tamaño. Eso significa que hay mucha agua en su interior. Por lo tanto, intenta elegir la sandía más pesada en relación a su tamaño.

5. Acércate y huele la sandía. Para encontrar una sandía en su punto, toma la sandía y llévala un poco más lejos del resto de las demás sandías (para que no se confunda con el olor de otras), y huélela. Una sandía madura debe tener un olor ligeramente dulce, y similar a como una sandía sabe, pero no demasiado dulce (puede indicar una sandía demasiado madura).

sandía en su punto

6. Apriétala. Aprieta suavemente el lado de la sandía para ver si cede. La corteza de la sandía no debe ser suave, como lo son las pieles de algunas frutas cuando están maduras, pero tampoco no debe ser dura como una roca.

7. Busca cicatrices blancas y manchas de color café o líneas en la sandía. Si hay pequeñas cicatrices blancas o puntos/líneas marrones, esto es una evidencia de que la sandía es tan dulce y deliciosa que los insectos estaban tratando de conseguir un poco, también. Sabrás que está madura y dulce si ves estas cicatrices y líneas.

8. Mientras tengas la sandía en tus brazos, asegúrate de que tenga una forma uniforme. Los baches irregulares indican que esa sandía podría haber recibido cantidades inconsistentes de sol o agua.

Redacción de Vida Lúcida