Cocina Cocina saludable

Cómo hacer malvaviscos de manera saludable

Los malvaviscos han sido uno de los postres favoritos desde hace mucho tiempo, pero parece que a pesar de su delicioso sabor, no traen ningún beneficio para la salud. Pero no todo está perdido, existen maneras de hacer tus propios malvaviscos de una manera saludable y puedas ser capaz de comer los que quieras sin sentirte culpable. Sigue la receta que te damos a continuación.

malvaviscos hechos en casa

Como ya hemos mencionado, los malvaviscos comerciales, como todo alimento procesado, no trae nada bueno para la salud, y aunque estén libres de grasa, también están muy cargados de azúcar. Un malvavisco regular tiene 4 gramos de azúcar añadido, pero hay que admitirlo, es casi imposible comer solo uno.

Una taza de malvaviscos contiene incluso 29 gramos de azúcar, que son más de 400 calorías vacías, incluso 10 gramos más de la cantidad diaria recomendada.

No dejes de leer:
Lo que pasa en tu cuerpo cuando dejas de comer azúcar

La ingesta excesiva de azúcar aumenta la ingesta de calorías y da lugar a varios problemas de salud, como la obesidad y aumento de peso.

Por otra parte, los alimentos ricos en azúcar son generalmente pobres en cualquier nutriente saludable. Además, mientras más alimentos azucarados consumamos, menos espacio habrá para las frutas, verduras y alimentos saludables en nuestras dietas.

Se ha demostrado que el consumo de azúcar está directamente relacionado con problemas graves de salud a largo plazo, incluyendo:

  • La resistencia a la insulina y la diabetes
  • Enfermedades del corazón
  • Niveles altos de colesterol
  • Varios tipos de cáncer, como el cáncer de páncreas
  • Adicción a la comida
  • Problemas de los dientes, como las caries.
No dejes de leer:
10 problemas de salud por estar comiendo demasiada azúcar

Cómo hacer malvaviscos de manera saludable

Por lo tanto, la siguiente receta de estos increíbles y deliciosos malvaviscos, que están libres del azúcar que tanto daña a la salud, es una gran opción a considerar. Además, se pueden preparar en una versión de coco o chocolate, de acuerdo con tus preferencias.

Tan pronto como los pruebes, ya no querrás volver a comprar malvaviscos en la tienda seguramente.

Ingredientes:

  • 1/2 taza de miel de abeja
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1/8 cucharadita de sal
  • 1 1/2 cucharada de gelatina
  • 1/2 taza de agua fría

Método de preparación:

malvaviscos con coco

1. Primero debes engrasar un poco un molde para pan, y cubrirlo con papel de pergamino que también debe estar engrasado. Luego, en un tazón mediano, o un recipiente con una batidora adjunta, vierte ¼ de taza de agua y añádele gelatina. Déjala a un lado para que se suavice.

2. A continuación, añade otro ¼ de taza de agua, sal y miel en una olla pequeña, y colócala a fuego medio. Lleva la mezcla a 240 grados, utilizando un termómetro de dulces. Sé preciso con la temperatura.

3. También puedes probar goteando un poco del líquido en un recipiente con agua helada, y cuando se enfríe en el agua, debería estar en la etapa de dulce y formar bolitas pequeñas y suaves. Esta temperatura se alcanza alrededor de los 7-8 minutos.

4. Retira la olla del fuego tan pronto como llegues a la temperatura adecuada.

5. Ahora, añade el almíbar caliente a la mezcla de gelatina con cuidado, usando una batidora de mano a baja velocidad. Vierte la mezcla caliente en forma de llovizna en el tazón.

6. A continuación, agrega la vainilla, y bate por 12-15 minutos a alta velocidad, con el fin de obtener una mezcla espesa. Luego, viértelo en el molde preparado primeramente y mantenlo en reserva sin tapar, durante 4-12 horas, o durante la noche, con el fin de que se seque.

7. Después, simplemente corta el contenido en cuadritos, y los malvaviscos estarán listos para ser servidos.

Diseña tus propias versiones de malvaviscos

Versión en cacao: Cuando hayas terminado, puedes pasar los malvaviscos cortados en polvo de cacao.

Versión de coco: Debes tostar ½ taza de coco rallado, sin azúcar, y espolvorear la mitad de él en el fondo del molde preparado. Después, agrégalo en la mezcla de malvavisco, y espolvoréalo de nuevo con la otra mitad del coco rallado.

Puedes agregarle forma, color, textura y sabor, agregando, coco, chispas de chocolate, o toppings de frutas y jaleas y cortándolos en formas diversas.

Redacción de Vida Lúcida
Imágenes de shutterstock