Psicología Salud emocional

Cómo mantener tu salud emocional equilibrada

Puedes mantener tu salud emocional equilibrada, por más difícil que pueda parecerte, ya que no se trata de cambiar totalmente tu vida, sino de que puedes realizar pequeños cambios interiores que serán precursores de grandes cambios en tu bienestar y el control de tu vida. Algo que merece la pena intentar porque está muy relacionado con aumentar tu capacidad para ser feliz.

Mujer salud emocional

Las personas que emocionalmente son sanas tienen control sobre sus pensamientos, sentimientos y comportamientos. Se sienten bien consigo mismas y tienen buenas relaciones interpersonales. Pueden poner los problemas en perspectiva.

Consejos para mantener la salud emocional equilibrada

Las personas que emocionalmente están sanas han desarrollado maneras de hacerle frente al estrés y los problemas. Por esta razón hay que tener en cuenta los siguientes consejos para desarrollar y mantener una adecuada salud emocional que dará una vida global armónica y equilibrada:

Descanso y relajación mental

  • Dormir 8 horas seguidas por la noche.
  • Realizar ejercicio físico moderado de manera regular.
  • Se recomienda realizar 30 minutos de actividad física, 5 veces a la semana.
  • Meditar.
  • Tener una lista de objetivos a corto-medio y largo plazo.
  • Mantener contacto con las amistades y la familia.
  • Relajarse.
  • Cuidar la alimentación y comer lentamente.
  • Disfrutar de los alimentos de manera balanceada. No hay alimentos buenos ni malos, sólo dietas mal balanceadas.
  • Realizar actividades al aire libre.
No dejes de leer:
La necesidad de decir adiós para poder crecer

Actitudes mentales

  • Adoptar una actitud positiva, centrada en el presente, basada en la aceptación de uno mismo y de lo que nos rodea.
  • Los problemas financieros aumentan el estrés así que ten un presupuesto financiero.
  • No tener miedo al cambio.
  • Ser voluntario en tu comunidad.
  • Buscar ayuda cuando la necesites.
  • Romper con la monotonía de vez en cuando.
  • Ser creativo.

Cambios de hábitos

  • Ver menos televisión.
  • Ser autosuficiente.
  • Ejercitar el auto-control y la solución racional de problemas.
  • Cuidar la salud, dieta y el cuerpo.
  • Ser organizado con el tiempo.
  • Ser humilde y procurar escuchar, se aprende mucho más.
  • Aprender a reconocer tus propias emociones y tu estrés.
  • Disfrutar de la naturaleza y viajar.

Redacción: Vida Lúcida