Psicología Relaciones de pareja

Descubre cual es el modelo de pareja que llevas adentro.

Descubre que modelo de pareja interior tienes 

En todos nosotros habitan dos fuerzas que los orientales denominaron Yin y Yang, lo femenino y lo masculino. Sabemos que el Yang  representa lo masculino y se caracteriza por la fuerza física, escalar una montaña, actuar sobre los otros en el mundo exterior, avanzar, penetrar, direccionar, entre otras y el Yin se identifica con la delicadeza, relajación, ternura, receptividad, capacidad de cuidado, apertura o flexibilidad.

Ambas fuerzas mantienen un diálogo interior constante adentro nuestro, veremos qué es  lo que ocurre cuando Yin y Yang (nuestra pareja interior) no se llevan bien. Inevitablemente  se reflejará adentro y afuera nuestro.

Para que una pareja se integre se ame y se viva en plenitud y equilibrio hacen falta ciertos componentes como son, el amor,  la receptividad, la comprensión, la aceptación, el perdón, los límites, el dialogo claro y por supuesto mucha creatividad.

La clave en mantener ese equilibrio entre lo femenino y lo masculino,  estará en reconocer dentro nuestro si aquello que pido a mi pareja, antes que nada, soy capaz de dármelo a mí mismo.

Vamos a descubrir qué tipo de pareja interior eres

 ¿Me permito escuchar internamente lo que necesito y responsabilizarme de ello? O mi pareja interior no escucha ni se responsabiliza de sus necesidades.

No dejes de leer:
Qué es el Síndrome de la Mamá Gallina y cómo afecta a los hijos

 ¿Puedo aceptar mis propios límites y por ello puedo ponerlos fuera cuando los necesito poner? O dejo que mi pareja interior se salte todos los limites internos creyéndome todo/a poderoso/a.

 ¿Puedo perdonarme a mi misma/o cuando he cometido un error? O soy implacable y exigente y déspota.

 ¿Soy claro conmigo mismo ? O me quedo en la nebulosa sin definir ni poner el foco en lo que me hace falta.

 ¿Me acepto a mi misma/o tal como soy  O siempre estoy queriendo ser quien no soy , estoy desconforme con mi peso altura rendimiento laboral , académico o social.

 ¿Me doy poder a mi misma /o? O le doy poder a los demás.

 ¿Puedo reconocer que no puedo con todo? O me responsabilizo de absolutamente todo.

Llegados a este punto reflexionemos si tenemos una pareja interior satisfecha y equilibrada o nos tenemos que  poner manos a la obra e ir en busca antes que nada, de nosotros mismos

Por: Verónica Rodriguez Orellana