Psicología

¿Qué es la ansiedad y cómo podemos aprender de ella?

¿Qué es la ansiedad y cómo podemos aprender de ella?

Un hombre de 60 años despierta cada día a las 4 de la mañana preocupándose por su futuro financiero (a pesar de ser financieramente seguro).

Una niña de 5 años está angustiada por los ladrones que entraron en su casa (a pesar de que hay un sistema de alarma y que vive en un barrio muy seguro).

Una mujer de 25 años de edad, se preocupa de que no ama a su novio lo suficiente (aunque en el fondo de su corazón sabe que daría su vida por él).

Estas son todas personas que sufren de ansiedad.

La ansiedad es el gran igualador, ya que trasciende los límites de edad, género, raza, geografía y clase social. No importa cuánto dinero tengas, cuántas letras siguen tu nombre, cuánto tiempo has estado casado, o donde vives: si  eres propenso a la ansiedad (y la mayoría lo somos), te encontrará al dormir de noche, en las tranquilas horas de la madrugada, o en cualquier momento que te hayas calmado lo suficiente como para sentir tus sentimientos.

Pero, ¿qué es la ansiedad?

La ansiedad es un sentimiento de temor, intranquilidad o aprensión asociado a un peligro desconocido que no existe en el momento presente.

A diferencia del miedo, que es una sensación de temor o terror causado por un peligro real o presente, la ansiedad existe en la mente y por lo general comienza con frases como “¿Y si …?” (preocupándose por el futuro), o “Si sólo …”(obsesionándose con el pasado).

No dejes de leer:
Dejar de culpar a los demás y tomar el control

Con tu enfoque distintivo entre el “que tal sí…” y “si tan sólo…”, la ansiedad mata cualquier alegría que puede existir en el presente. De hecho, a menudo es la alegría del momento que la ansiedad intenta mantener en contra porque el ego (el yo herido) teme de que, si abrazas la alegría, te expones a la posibilidad de perderla. Así que en lugar de abrir el corazón a la realidad vulnerable, desordenada, riesgosa de los sentimientos, la ansiedad te mantiene como rehén en el ámbito incómodo pero familiar y controlado de tu cabeza.

Mientras vivas con ansiedad se puede sentir que vives en un infierno, lo que mucha gente no sabe es que la ansiedad es un mensajero: incrustado en la ansiedad es una profunda oportunidad para la curación y el crecimiento. Culturalmente tratamos los síntomas, lo que significa que si tienes un dolor de cabeza, instintivamente te tomas una píldora, pero lo que nos falta en este enfoque es el hecho de que el cuerpo y la mente se comunican con nosotros a través de los síntomas no verbales, por lo que si nos adelantamos a adormecer los síntomas, estamos echando de menos el mensaje subyacente.

¿Cuál es el mensaje de la ansiedad?

 Es diferente para cada persona, pero es casi siempre el yo interior que clama por atención. Es nuestra necesidad de seguridad, confort, significado y propósito proyectado sobre los acontecimientos estresantes obvios de salud, dinero, prestigio y relaciones. Así que cuando tomamos la ansiedad por su valor nominal y tratamos de inmediato  extinguir los síntomas, nos perdemos el llamado desde nuestro interior para el crecimiento.

No dejes de leer:
10 señales que demuestran que eres una persona pasivo agresiva

Esto obviamente no es el enfoque principal, pero por lo que puedo ver el enfoque tradicional no está funcionando muy bien. Tenemos millones de estadounidenses y en todos lados que toman medicamentos contra la ansiedad y antidepresivos, y si bien los medicamentos pueden proporcionar alivio a corto plazo (y muchas veces es necesario), no es una solución a largo plazo que se ocupa de la causa principal de la ansiedad.

¿Cuál es la solución a largo plazo?

  Una vez más, será un poco diferente para todos, pero para descubrir sus soluciones requiere de la voluntad de calmarse y acercarse a la ansiedad a través del lente de la curiosidad y compasión. En lugar de huir y deshacerte de ella, aprende a enfrentarla y preguntar, ¿Qué es lo que estás tratando de decirme?

Quizá no puedas encontrar respuestas la primera vez que te sientas contigo mismo. Quizá no puedas encontrar respuestas durante días o semanas. Pero cuando te acerques a tu ansiedad con un profundo deseo de aprender y crecer, es que finalmente vas a descubrir los diamantes que han vivido dentro de la ansiedad todo el tiempo.

Traducción al español: equipo de Vida Lúcida Toda la traducción al español con derechos reservados. Fuente en inglés: www.mindbodygreen.com