Hierbas Medicina natural Plantas medicinales Remedios caseros remedios naturales Salud

Receta eficaz para el cansancio crónico

Con el fin de evitar el cansancio crónico debemos tratar de evadir un desarrollo de toxicidad en la sangre, y se debe realizar una “limpieza de sangre” con frecuencia. Mantener los venenos o tóxicos en la sangre nos hace estar crónicamente cansado, experimentar los efectos nocivos de la hinchazón y tener problemas circulatorios. Sigue la siguiente receta como vía alternativa para solventar este padecimiento de manera natural.

cansancio crónico

Al cansancio crónico también puede llamárselo síndrome de fatiga crónica, se produce un cansancio intenso antes de los otros síntomas, aunque muchas personas informan una enfermedad similar a la gripe justo antes de que comience el cansancio a largo plazo. El síndrome de fatiga crónica también se asocia a veces con ansiedad, síndrome del intestino irritable y fibromialgia.

¿Qué causa el cansancio crónico?

Aunque muchos investigadores están estudiando este síndrome, ninguna investigación ha podido identificar una sola causa. Por el contrario, las teorías de los científicos de que el síndrome de fatiga crónica podría ser causado por uno o más de los siguientes:

  • Infecciones. Una variedad de virus, incluido el virus de Epstein Barr, algunos tipos de virus del herpes y, más recientemente, el retrovirus XMRV, se han relacionado con el síndrome de fatiga crónica.
  • Genética. Algunas personas pueden ser más susceptibles debido a un riesgo heredado.
  • Neuroendocrinología. Una interacción compleja entre neurotransmisores y hormonas podría estar en la raíz del cansancio crónico.
  • Trauma. El estrés físico relacionado con los eventos traumáticos sobrevivientes también se ha identificado como un posible factor contribuyente.
No dejes de leer:
Maneras fáciles de detectar un cáncer

Síntomas del cansancio crónico

Los síntomas de fatiga crónica difieren entre los pacientes, pero es común la fatiga severa o el cansancio crónico que interfieren con el trabajo o las actividades diarias. Los pacientes también pueden quejarse de dolor y una especie de niebla mental que hace que sea difícil concentrarse o recordar eventos o detalles recientes.

Si has estado agotado durante meses, no puedes llevar a cabo sus actividades diarias, y nada de lo que has intentado te hace sentir mejor, es hora de ver a un médico. Los estudios sugieren que cerca del 80 por ciento de las personas que viven con el síndrome de fatiga crónica nunca han sido diagnosticadas formalmente y no reciben el tratamiento que necesitan, pero los datos también implican obtener un diagnóstico temprano en el curso de la enfermedad, antes de tenerlo durante dos años, te brinda la mejor oportunidad de mejorar tus síntomas a través del tratamiento.

Mientras buscas respuestas ante este padecimiento, te compartimos el siguiente remedio que a muchas personas les resulta eficaz. Recuerda nunca dejar por largo periodo de tiempo los síntomas y al contrario, si los tienes crónicos ya, no dudes en visitar a tu médico.

Receta eficaz para el cansancio crónico

Estos problemas pueden ser liberados mediante la utilización de esta bebida sencilla. Todo lo que necesitas es ajo y vino tinto. Este remedio limpia la sangre, expulsa grasa y sal del cuerpo y acelera el sistema digestivo.

No dejes de leer:
Protegerse de Salmonella y E. coli naturalmente

Ingredientes:

  • 3/4 litro de vino tinto
  • 12 dientes de ajo

Preparación:

  1. Limpia los dientes de ajo, córtalos en cuartos y ponerlos una jarra.
  2. Agrega 3/4 de litro de vino tinto y cerrar fuerte el recipiente.
  3. Guárdalo en un lugar con luz natural por dos semanas. Cada tanto durante el día agita el bote para fijar mejor la mezcla. Eso hazlo todos los días.
  4. Después de dos semanas, cuela la mezcla y colócala en un recipiente de vidrio.
  5. Tomar una cucharadita tres veces al día durante un mes.

Precaución:

Esta es una bebida para limpiar y reforzar la sangre, no es una bebida de entretenimiento, así que haz este tratamiento por 1 mes y hacer una pausa de seis meses antes de empezar otro tratamiento.

Comparte esto: