Psicología Reflexiones

10 maneras de perdonarte a ti mismo y dejar ir el pasado

Muchos de nosotros sabemos que el perdón es algo bueno, ¿no? Nos libera de la amargura y la ira, dos emociones que no solo no se sienten bien, sino que también pueden arruinar nuestra salud física y retenernos de todo el bien que podemos lograr y experimentar. Muchos trabajan para perdonar a los demás. Pero ¿qué hay de perdonarte a ti mismo? Incluso si nos hemos vuelto bastante buenos y consecuentes al ofrecer perdón a otros, ¿perdonamos a nosotros mismos más a menudo no es acaso más difícil?

perdonarte a ti mismo

10 formas de perdonarte a ti mismo y dejar ir el pasado

¿Alguna vez has notado cómo puedes aferrarte a los errores del pasado mucho después de que ocurrieron? ¡Algunos de nosotros nos aferramos a las cosas por años! El perdón es un proceso. No sucede durante la noche y el proceso será diferente para todos. Pero no importa cuánto tiempo lleve, hay esperanza. Estos son algunos pasos que puedes seguir para el viaje a perdonarte a ti mismo y a tu pasado.

1. Se claro sobre tu moral y valores como lo son ahora

La razón por la cual la mayoría de nosotros sentimos culpa o vergüenza por las acciones realizadas en el pasado, es porque esas acciones no están en línea con nuestra moral y valores actuales. Nuestros errores pasados en realidad pueden darnos pistas sobre lo que consideramos importante. Al identificar nuestra moral y nuestros valores, comenzamos a tener una idea más clara del “por qué” nos duele lo que hemos hecho o lo que otros nos han hecho.

2. Date cuenta de que el pasado es el pasado

Esto parece bastante sencillo, pero cuando realmente podemos entender el hecho de que no podemos deshacer el pasado, el pasado está hecho, esas cosas sucedieron, nos abrimos a una mayor aceptación. Una mayor aceptación puede conducir a la curación emocional que todos estamos buscando.

También puedes leer:  El primer color que descubras tiene un mensaje especial para ti este 2018

3. Crea un “rehacer”

Nunca subestimes el poder de un “rehacer”. Escribe cómo hubieras hecho las cosas de manera diferente si pudieras regresar y hacerlo nuevamente. Al hacerlo, afirmamos que no solo aprendimos de nuestro error pasado, sino que, si tuviéramos las habilidades que tenemos ahora, en aquel entonces, habríamos hecho las cosas de manera diferente.

4. Date cuenta de que hiciste lo mejor que pudiste en ese momento

La forma en que respondemos depende de las habilidades que tenemos, el estado de ánimo en el que estamos y cómo percibimos la situación en ese momento. Tal vez no teníamos tanta objetividad o actuamos fuera del modo de supervivencia o protección. Tal vez teníamos mucho estrés, lo que nos puso en un mayor riesgo de responder mal. Cualesquiera que sean los factores, tómate un descanso. Si aprendes de ello, nunca fue en vano.

5. Comienza a actuar de acuerdo con tu moral y valores

Lo mejor que puedes hacer por ti mismo para poder perdonarte es comenzar a reemplazar el comportamiento y los pensamientos negativos por otros más apropiados que sean congruentes con tu moral y tus valores. Al hacerlo, te reafirmas a ti mismo que puedes manejar las situaciones de la manera que quieras. Esto puede llevar a un sentimiento de orgullo, que es una gran parte de la construcción de la autoestima.

6. Identifica tus mayores remordimientos

Una vez identificado de qué sientes remordimiento, trabajar en patrones de comportamiento a menudo es más útil que trabajar en arrepentimientos individuales.

También puedes leer:  4 conductas abusivas que no son físicas

perdonarte

7. Abordar los grandes arrepentimientos

Puede haber algunos arrepentimientos que no parecen mejorar, y van a requerir un trabajo adicional. Esto significa que podría tener que “traer” este arrepentimiento a la sala de tu casa y disculparte por tu error pasado.

8. Da vuelta a la página

En algún momento, debes aceptar que el pasado ha sucedido y que has hecho todo lo que está en tu poder para enmendar los errores del pasado. Ahora es el momento de pasar la página y aceptar esos eventos como parte de tu historia. Todos han contribuido para que seas quién eres. Estar agradecido por esas experiencias te permite seguir adelante y realmente perdonarte a ti mismo.

9. Relájate

Cuando aprendimos a andar en bicicleta, la mayoría de nosotros nos dimos cuenta de que probablemente tomaría algunos intentos antes de alcanzar la perfección. Los nuevos patrones de comportamiento y pensamiento no son diferentes. Ambos son habilidades. Relájate mientras estás en una nueva curva de aprendizaje. Date cuenta de que vas a cometer errores. Todos lo hacemos.

10. Muévete hacia el amor propio

El último paso en la construcción de la autoestima es avanzar hacia amarte a ti mismo. Piensa pensamientos bondadosos hacia ti y muéstrate compasión. Si podemos aprender a pensar en nosotros mismos como nuestro mejor amigo, hablarnos a nosotros mismos con amor y amabilidad, y ponernos como prioridad, esto reafirma que creemos que lo valemos. Participa en psicoterapia o entrenamientos si necesitas alguna perspectiva externa en esta área. Busca libros sobre este tema. Rodéate de personas de apoyo.

Eres más que tus errores del pasado, y te lo prometo, ¡vales la pena!

0/5 (0 Reviews)