Los beneficios de la equinácea para la piel y diversas dolencias

La equinácea es un tipo de planta conocida con el nombre de flor cónica púrpura. Se desarrolla principalmente en América del Norte y Europa. Cuentan con diversas propiedades de tipo medicinal, así que en el campo de tratamiento para diferentes aspectos de la salud, ésta se ha convertido en una gran alternativa.

Flores de equinácea

En el caso de las personas, las especies más implementadas con relación a estas plantas son: pálida, purpurea y angustifolia. Además, es importante saber que este tipo de planta se utiliza de diferentes formas, en algunas ocasiones se utilizan las hojas, en otras se aprovecha la raíz y algunas veces se combina cada una de las partes de esta planta, para lograr un tratamiento específico.

Cabe destacar que es posible encontrar la equinácea en líquido o en cápsulas, para ser usada por vía oral. De igual modo, se puede conseguir en ungüento para ser aplicado sobre la piel. Y es que las sustancias que caracterizan a esta planta contienen derivados del ácido cafeíco, el cual se conoce como un potencial alquilamidas y antioxidante que ayudan a mejorar las defensas.

¿Cuáles son los beneficios de la equinácea?

La medicina natural y los suplementos herbales son cada vez más populares. Para fortalecer el sistema inmunológico y mejorar muchas otras condiciones de salud, está esta planta medicinal cuyo nombre científico es Echinacea angustifolia.

La equinácea, es una planta con múltiples beneficios para el organismo. Por tanto, se ha popularizado como una buena alternativa para conseguir resultados satisfactorios en lo que respecta a el mejoramiento de la salud.

Generalmente es implementada para tratar ciertas complicaciones, como: infecciones urinarias, resfriado, entre otros casos.

También ha generado excelentes resultados para tratamientos en la piel, como heridas y problemas más complejos, como en el caso del eccema y a soriasis. Aunado a ello, se puede resaltar que esta planta mejora el sistema inmune, logrando que las células CD4 incrementen la actividad específicamente en este sistema.

En medicina natural, las hojas, los pétalos y las raíces se utilizan a partir de tres variedades de esta planta: flor morada, de hoja estrecha y cónica.

La equinácea y su efecto en la piel

La equinácea es un tipo de planta que contiene vitamina B y C, minerales, betacarotenos, magnesio, calcio y sodio. Además es considerado un antibiótico de tipo natural. De acuerdo a su propiedad antibacteriana, es posible tratar de manera efectiva los hongos, los virus y las bacterias.

Así como, la equinácea tiene sus propiedades curativas para distintas afecciones en el organismo, se puede considerar, además, como un elemento excepcional para casos de la piel. Este tipo de planta es implementado para esa área del cuerpo, dado su potencial cicatrizante.

También  es utilizado de forma tópica para el tratamiento de varias infecciones y enfermedades de la epidermis, tales como: heridas, eccemas, quemadura, herpes, entre otros.

El uso de la equinácea en personas VIH positivas

Es importante conocer los componentes de las equinácea para poder determinan su utilidad de forma adecuada y efectiva, ya que, existen ocasiones o tipos de situaciones de salud, en las cuales no es recomendable hacer uso de esta planta.

En relación al VIH positivo, existe mucha controversia con el uso de esta planta medicinal.

Por lo general, las personas con esta condición de salud implementan esta planta debido a que, dentro de sus propiedades, ayuda en la estimulación del sistema inmunológico. Algunos especialistas no creen conveniente esta práctica en personas que cuentan con desordenes inmunológicos. Mientras que otros, consideran que este tratamiento destruye las células sanas y destruye los tejidos.

Te puede interesar:
10 beneficios de las hojas de laurel que mantienen alejadas las enfermedades

Es sumamente importante tomar en cuenta esta información y tener la asesoría de un especialista para evaluar el uso de este tipo de plantas para el tratamiento de estas condiciones de salud. De esta manera, poder aprovechar las ventajas que ofrecen estas plantas, siguiendo las indicaciones adecuadas y así evitar en gran medida provocar daños en el organismo.

¿Cómo se usa la equinácea?

La equinácea está disponible en farmacias en forma de preparaciones y suplementos en cápsulas, así como pastillas, con menos frecuencia en forma de té de hierbas.

El tratamiento con la preparación no debe durar más de un mes, y se recomienda un descanso de dos semanas antes de la próxima aplicación. Cuando nos preguntamos cómo fortalecer el sistema inmune usando ingredientes naturales, vale la pena buscar la equinácea.

Esta hierba también es muy usada para tratar problemas digestivos, como tantas otras plantas medicinales. Beber equinácea en forma de infusión limpia nuestro sistema digestivo y alivia el estreñimiento y tiene también un efecto relajante.

Efectos secundarios de la equinácea

La equinácea, así como otros tipos de plantas utilizadas en el campo medicinal, presenta ciertas restricciones, en cuento a su utilidad. Al respecto, se pueden mencionar algunas condiciones en las cuales no es conveniente implementar este tipo de plantas.

  • Se pueden presentar algunos efectos de tipo secundario, como: erupción cutánea y malestar estomacal.
  • La equinácea posiblemente altera la coagulación, produciendo hemorragias. Por ende, es conveniente que las personas que padecen trastornos hemorrágicos, deben tomar las precauciones necesarias.
  • Al implementar la equinácea durante mucho tiempo, es posible que reduzca el recuento de los glóbulos blancos. De esta manera, se puede ocasionar un trastorno en la sangre, donde se desarrollan coágulos en los vasos sanguíneos de tamaño pequeño, lo que terminaría afectando las plaquetas.
  • Al utilizar la equinácea en forma inyectable, posiblemente genere cambios en los niveles de azúcar en la sangre.
  • En el caso de las personas con algún trastorno hepático, puede causar daño considerable. Por tanto, se debe tener cuidado en su implementación.

¿Es la equinácea buena para un niño?

Esta suele ser una duda común en los padres hoy en día, sin embargo, se debe tener especial cuidado y, preferiblemente, no usar preparaciones con equinácea en niños menores de 12 años, las sustancias contenidas en la planta pueden actuar como un efecto alergizante para los niños.

La sensibilización a la equinácea usualmente toma la forma de erupción, picazón o hinchazón, y en casos extremos causa dificultad para respirar. Una fuerte reacción alérgica puede llevar incluso a un shock anafiláctico potencialmente mortal.

En el campo de la medicina natural, existe gran variedad de alternativas al momento de tratar ciertas alteraciones de la salud.

Es importante, tomar en cuenta todos los elementos que caracterizan a este tipo de tratamientos, para poder coincidir con uno que aporte los nutrientes y propiedades que mejoren el estado de salud, como es el caso de la equinácea.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.