Consejos Salud

Bruxismo: Cuáles son sus causas y cómo evitar que nos afecte

El bruxismo puede ocasionar rotura de piezas dentales y daño al esmalte. También ocasiona contracciones de los músculos del cuello y los hombros, dolores de cabeza y apneas nocturnas. El estrés que genera el bruxismo puede prevenirse, pero antes debemos entender sus causas.

Mujer que padece bruxismo y dolores en la mandíbula por la presión contante de los dientes

¿Qué es el bruxismo?

El bruxismo, palabra que proviene del griego, significa literalmente “dientes rechinando“. Este es un movimiento involuntario de la boca que puede provocar trastornos del sueño y tensión en la articulación temporomandibular, entre otros efectos nocivos.

Es un mal hábito de rechinar los dientes o ponerlos en contacto constante, ocasionando una tensión innecesaria y perjudicial en todo el aparato masticatorio, incluyendo los músculos del cuello y la espalda.

El bruxismo se manifiesta, por lo general, durante las horas de sueño, interrumpiendo el descanso (conocido como bruxismo nocturno), pero en algunos casos mas severos de bruxismo, suele suceder durante el día.

La persona abre la boca constantemente tratando de apretar los dientes o morder partes de la lengua y hurgar la boca tensionando todos los músculos y poniendo en contacto los dientes superiores con los inferiores, provocando presión y roce.

Causas del bruxismo

Aún no se han podido precisar con presión las causas del bruxismo, pero se considera que algunos factores pueden condicionar su aparición.

Anteriormente se consideraba que el bruxismo respondía a un problema de maloclusión, o un problema en el aparato masticatorio.

Sin embargo, las investigaciones recientes consideran que entre los principales responsables se encuentra un trastorno ligado al sistema nervioso central, tales trastornos incluyen la tensión nerviosa, la ansiedad, el estrés, los traumas faciales, las alergias, una alimentación inadecuada, el consumo de alcohol, fumar y el uso de algunos medicamentos.

Algunos medicamentos traen efectos secundarios que involucran actividad muscular al estimular el bruxismo (incluidos algunos neurolépticos y antidepresivos).

¿Cómo se si padezco bruxismo?

Para darte cuenta si sufres bruxismo puedes basarte en el desgaste visible de los dientes, hasta la llegada de pequeñas fracturas en las piezas dentales.

Una persona afectada con esta parafunsión dental puede sufrir dolor en los músculos de la cara y la mandíbula al despertar.

Cómo ya se mencionó, el bruxismo puede causar daños graves al aparato dental: además del deterioro, también puede aumentar significativamente la sensibilidad de los dientes, debido precisamente al roce. Interrumpe el sueño y compromete el bienestar durante el día.

Un sueño perturbado, de mala calidad y de duración reducida es obviamente la principal causa de somnolencia diurna, irritabilidad y mal humor.

Durante la realización de algún deporte o esfuerzo físico, en la persona con este padecimiento, la búsqueda de la concentración absoluta lo conduce a una presión intensa de los dientes, con la consecuente rigidez de los músculos que compromete el rendimiento, por no mencionar el daño que eventualmente afectará a los dientes.

Síntomas y signos del bruxismo

Podemos resumir los síntomas más comunes del bruxismo en estos 8 puntos fundamentales:

  1. Dientes dañados a nivel del esmalte;
  2. aumento de caries dentales como consecuencia del debilitamiento del esmalte dental;
  3. exposición de la dentina, parte interna del diente, debido al daño progresivo del esmalte de los dientes;
  4. dolor de cabeza aparentemente sin aparente causa y la sensación de tener una o ambas orejas tapadas o doloridas;
  5. dolor en la mandíbula y los tejidos;
  6. dificultad para tragar y para abrir la boca de manera completa;
  7. aumento de la sensibilidad de los dientes al calor y al frío;
  8. dolor en la columna cervical.

Cómo puedo evitarlo

Si has podido detectar que el estrés, la ansiedad o el estado de nervios no controlado es responsable de tu padecimiento, en estos casos se puede aplicar:

Técnicas de relajación, el yoga y la meditación son fundamentales para reducir el impacto del estrés, sin embargo, una caminata al aire libre que nos ayude a relajar puede ayudar a contrarrestar el estrés y reducir el bruxismo.

Para aliviar el dolor en la mandibula y los dientes, puedes realizar algunos simples cambios en tus hábitos diarios:

  • Evita comer alimentos demasiado duros, para evitar la presión excesiva de los dientes y la sobrecarga de la mandíbula, lo que podría causar más dolor.
  • Trata de relajar los músculos de la cara y la mandíbula durante el día, practicando algunos ejercicios de estiramiento facial.
  • Realiza masajes a los músculos del cuello, los hombros y la cara con cuidado y delicadeza, para combatir las contracciones involuntarias que pueden causar los episodios de bruxismo.

La férula dental es efectiva

Cuando el dolor en la mandíbula o la cabeza es muy frecuente y sucede al despertar, puedes consultar con un odontólogo para realizar una evaluación del tipo de bruxismo que padeces.

Si se detecta que hace falta la férula dental para bruxismo o también llamada férula de descarga, este dispositivo te ayudará a evitar la tensión mandibular y evitar el roce de los dientes superiores y los inferiores.

La férula de descarga es un dispositivo de resina acrílica transparente removible que se ajusta a los dientes superiores, por lo general, y se coloca antes de ir a dormir, para evitar que los dientes estén presionados durante el descanso.

Este dispositivo evita el desgaste y el daño de los dientes, ya que evita el contacto entre ellos. Además puede mejorar la actividad muscular corrigiendo algún defecto en la mordida.

En muchos casos, las técnicas de relajación también se recomiendan antes de ir a la cama para tratar de aliviar el estrés acumulado durante el día.



5/5 (1 Review)