Cebolla y vinagre blanco para eliminar los callos de los pies

Este remedio de cebolla y vinagre blanco es uno de los más efectivos para eliminar callos en los pies y para combatir la aparición de hongos.

Cómo eliminar os callos con cebolla y vinagre

Gracias a los compuestos de sus dos ingredientes, este remedio de cebolla y vinagre blanco es uno de los más efectivos para eliminar callos en los pies y también para combatir la aparición de hongos.

¿Sabías que uno de los mejores remedios para los callos en los pies es la cebolla y el vinagre blanco?

Por lo general, las personas desarrollan callos debido a la irritación, el uso de zapatos inapropiados o si pasan demasiado tiempo de pie.

Algunas callosidades pueden ser dolorosas. Para evitarlas, debes tratar de mantener tus pies lo más frescos posible. Por ejemplo, puedes usar alpargatas en verano. Caminar descalzo en la playa también puede ayudar mucho a reducir los callos.

Aunque algunos callos pueden ser muy difíciles de eliminar, existen remedios naturales que pueden ayudar a suavizarlos. Solo necesita dos ingredientes para preparar el remedio natural que compartimos en este artículo: cebolla y vinagre blanco.

Remedio natural para callos en los pies

Probablemente tengas cebolla y vinagre en tu cocina. Sin embargo, debes asegurarte de usar vinagre blanco para obtener mejores resultados. También necesitará algunos suministros para hacer este remedio.

Ingredientes

  • 1 cebolla.
  • ½ taza de vinagre blanco (100 ml).

Suministros

  • Envoltura de plástico.
  • Algodón.
  • Piedra pómez.

Como puedes ver, los ingredientes y suministros no son difíciles de encontrar. Estos son los pasos que debes seguir para deshacerte de esos molestos callos en los pies:

Cómo hacer el remedio de cebolla y vinagre blanco

Para hacer este remedio efectivo contra los callos en los pies, primero debe verter el vinagre blanco en un recipiente limpio. Luego, lavar la cebolla para eliminar los gérmenes o bacterias. Después de eso, sigue estos pasos:

  1. Corta tres rodajas de cebolla y sumérgelas en el recipiente con el vinagre blanco. Déjalos remojar durante medio día.
  2. Después de ese tiempo, remoja la bola de algodón en esta mezcla y aplícala en tus callosidades.
  3. Luego, cubre tus pies con una envoltura de plástico. Ponte los calcetines para mantener la envoltura de plástico en su lugar.
  4. Lo ideal es aplicar esta mezcla por la noche y dormir con ella. Cuanto más tiempo estén en contacto los callos con este remedio, mejores serán los resultados.

¿Que hacer después del tratamiento?

Cuando te levantes a la mañana siguiente, lávate los pies con agua y jabón. Luego, usa la piedra pómez para masajear suavemente tus callosidades. Después de hacer eso, notarás que tus pies estarán mucho más suaves.

Si los callos de tus pies son demasiado gruesos o se encuentran muy endurecidos, probablemente será más difícil deshacerte de ellos. Por lo tanto, debes repetir este proceso nuevamente hasta obtener los resultados deseados.

Para nuevas callosidades, debes aplicar este remedio al menos una o dos veces al mes, de esta manera, asegurarás de que no se endurezcan de nuevo.

Acerca del autor

Nutrición y Vida

Nutrición y Vida

Somos un equipo de redacción orientados en temas de nutrición y estilo de vida saludable. La información que compartimos tiene solamente un propósito informativo.