Combate las arrugas y la caída del cabello con manteca de kokum

¿Has notado que tu cabello y piel han perdido brillo? Esto es normal a medida que pasa el tiempo, ya que mientras envejecemos nuestro cuerpo empieza a producir menos colágeno. Afortunadamente, la naturaleza nos puede ofrecer un medio para restaurar el brillo y juventud de nuestra piel y cabello. Este es la manteca de kokum, que se ha vuelto popular recientemente.

Manteca de kokum para la piel y cabello

Los aceites vegetales y las mantecas como las de cacao, karité y coco son muy populares en el mundo de la belleza, y por muy buenas razones. Estas ayudan a restaurar la piel y a reparar y proteger el cabello del daño causado por el envejecimiento, el calor, tratamientos químicos y más. La manteca de kokum, aunque menos conocida, funciona de manera similar y tiene algunas propiedades únicas.

Características de la manteca de kokum

Los árboles de kokum, que son originarios de las regiones tropicales de la India, producen semillas y frutos que se utilizan para una variedad de fines medicinales y de belleza. Esta manteca gris o amarillenta se deriva del fruto del árbol. 

Es sólida a temperatura ambiente (gracias a un tipo de grasa que contiene llamado ácido esteárico) de manera similar a la manteca de karité, pero se derrite con bastante facilidad una vez que se aplica sobre la piel.

Las propiedades de la manteca de kokum

Muchos productos de belleza contienen manteca de kokum por una buena razón. Gracias a su contenido en grasas, es un muy buen agente hidratante para la piel y el cabello. Además de esto, es un poderoso emoliente (lo cual quiere decir que es excelente para suavizar la piel), antioxidante y antibacteriano. 

Los emolientes son conocidos por reducir los signos del envejecimiento de la piel como las arrugas y líneas finas, y además expertos ayurvédicos sugieren que la mantequilla de kokum es un producto anti-envejecimiento particularmente efectivo.

Por otro lado, la mantequilla de kokum no es tan pesada como la manteca de karité o de cacao, por lo que se puede usar en cualquier parte del cuerpo sin quedar con esa sensación grasosa y pegajosa. Un estudio incluso encontró que era eficaz para aliviar y suavizar los talones agrietados.

La mantequilla de kokum se considera no comedogénica, lo que significa que no obstruirá los poros como lo hace la manteca de cacao, la cual debes evitar usar en el rostro. Y dado que también ayuda a regular las bacterias en la piel, algunos expertos sugieren que es la opción hidratante ideal si sufres de acné.

Dado que no es grasoso y no obstruye los poros, también es una excelente opción para darle un tratamiento a tu cabello y tener cuero cabelludo saludable. Un cuero cabelludo seco e irritado puede hacer que el cabello se vuelva quebradizo y se caiga. ¡Tratar tu cabello con mantequilla de kokum humectante puede ayudar a prevenir la caída del cabello y restaurar su brillo!

La manteca de kokum no tiene olor, por lo que es excelente si eres sensible a las fragancias por las que son conocidas la manteca de karité y de cacao. Si quieres probar la mantequilla de kokum, puedes conseguirla en línea

Uso y contraindicaciones

Debes evitar calentar la manteca de kokum ya que esto dañará la composición química de las grasas en la mantequilla. En su lugar, corta la mantequilla en trozos y aplícala directamente sobre tu piel como un humectante después de tomar una ducha, permitiendo que se derrita en tus manos antes. 

También puedes derretirla en tus manos y aplicarla directamente en tu cabello desde la raíz hasta las puntas. Cuando uses la mantequilla de kokum como una mascarilla para el cabello, deja que permanezca en tu cabello durante al menos 30 minutos o hasta toda la noche, luego lávalo como de costumbre.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.