Cómo protegerse de la radiación electromagnética

La radiación electromagnética de aplicaciones inalámbricas como WLAN y radio móvil es una fuente constante de preocupación: ¿qué tan peligrosos son los campos electromagnéticos a los que las personas están expuestas a través de estas tecnologías en la vida cotidiana? Según el estado actual de la ciencia y la tecnología, no hay peligros.

fuente de radiación electromagnética

Sin embargo, las autoridades sanitarias y de protección radiológica recomiendan medidas de precaución, y aún ven la necesidad de más investigación, especialmente con respecto a las posibles consecuencias a largo plazo del uso intensivo de teléfonos celulares. Incluso los efectos en los niños aún no se pueden evaluar de manera concluyente.

¿Sabías que en realidad te puedes proteger contra la radiación electromagnética? Aquí te invitamos a saber cómo hacerlo.

La persona promedio no suele darse cuenta de que está poniendo en peligro su salud inocentemente ya sea desde la computadora o hablando por un teléfono móvil, exponiéndose así a los efectos de la radiación electromagnética.

La exposición es casi imposible de evitar. Sin embargo, con una dieta y tomando conciencia, los peligros de los campos electromagnéticos a los que nos exponemos se pueden reducir.

Los peligros ocultos

Existe una amplia variedad de estudios sobre los efectos en la salud de los campos electromagnéticos de radiofrecuencia en todo el mundo. Los resultados del Programa de Investigación de Telecomunicaciones Móviles de Alemania (DMF) desempeñan un papel central en la evaluación de los peligros planteados por las autoridades.

No se encontró evidencia de que, aparte de los riesgos del calentamiento, haya otros efectos dañinos debido a los campos electromagnéticos de alta frecuencia. Para evitar daños a la salud debido al efecto calor, los valores límite existentes son suficientes.

Entre otras cosas, se investigaron los siguientes efectos posibles:

  • Influencia en las células que son relevantes para el sistema inmunológico.
  • Deterioro del sistema auditivo y visual.
  • Bajada del nivel de melatonina.
  • Trastornos del sueño, cefalea, deterioro del rendimiento cognitivo.
  • Mayor riesgo de cáncer.

Ni en los estudios experimentales ni en los estudios observacionales basados ​​en la población se pudieron encontrar efectos sobre la salud por debajo de los valores límite existentes. Sin embargo, como las tecnologías investigadas son relativamente nuevas, sigue sin estar claro si puede haber efectos a largo plazo durante un período de diez años.

Además, finalmente no se aclara si existen riesgos especiales para los niños. Esto se estará llevando a cabo más adelante ya que hay evidencia de que ciertas áreas de la cabeza están más expuestas al uso del teléfono móvil de los niños.

También puedes leer:  Los peligros para la salud del consumo de sopas instantáneas

Según el estado actual, no hay efectos dañinos debido a la transmisión inalámbrica de datos a través de WLAN o Bluetooth, siempre que se cumplan los valores máximos recomendados. Los valores de SAR alcanzados en el cuerpo humano al usar los dispositivos generalmente se mantienen por debajo de los valores máximos, según la Oficina Federal de Protección contra Radiación. De acuerdo con esto, las memorias USB, Bluetooth y los transmisores de WLAN en una computadora portátil colocada en el escritorio tienen como máximo valores locales de SAR de 0.1 a 0.2 W / kg.

El BfS señala, sin embargo, que en el caso de una colocación desfavorable, se pueden alcanzar valores en el rango de los valores máximos permisibles, por lo que puede resultar dañino.

Se recomienda precaución

La Oficina Federal de Protección contra la Radiación generalmente recomienda mantener la exposición a la radiación lo más baja posible. En principio, siempre es posible que existan riesgos para la salud hasta ahora desconocidos. Además, el requisito de minimización es un principio básico en la protección radiológica. La autoridad da un conjunto de recomendaciones concretas para la vida cotidiana.

Los usuarios deben observar las distancias mínimas especificadas por los fabricantes para dispositivos WLAN y Bluetooth clase 1. Si no se requiere tecnología inalámbrica, se deben preferir las conexiones de cable. Los puntos de acceso Wi-Fi no deben configurarse cerca de lugares donde las personas se quedan permanentemente, por ejemplo, en la estación de trabajo o cerca de ella. Si existe alguna posibilidad de configuración, el rango de puntos de acceso de WLAN debe limitarse al nivel necesario para reducir la potencia máxima irradiada.

Causados por los teléfonos celulares, líneas eléctricas, computadoras y hornos de microondas, así como otros dispositivos electrónicos y magnéticos, los campos electromagnéticos pueden causar daños en el cuerpo.

Cómo protegerse de la radiación electromagnética

Protegerse de la radiación electromagnética es crucial para el bienestar, a continuación se mencionan algunas prácticas que podrías considerar.

Desenchufar y preservar el bienestar

Evitar por completo la radiación electromagnética es imposible. Sin embargo, reducir al mínimo la exposición disminuye el impacto perjudicial en la salud.

  • La primera regla de oro es apagar y desenchufar los aparatos cuando no estén en uso.
  • Evitar la exposición a las redes Wi-Fi especialmente en el hogar.
  • Cargar completamente las laptops y luego desconectar cuando estén listas para su uso es otra manera de reducir al mínimo la exposición a los EMF. Si el equipo tiene que estar conectado a una fuente de alimentación, debes asegurarte de que los enchufes y tomas de corriente se encuentran alejados del cuerpo.
  • Iluminación halógena y fluorescente. Ambas tecnologías producen campos electromagnéticos significativos.
  • Si usas teléfono inalámbrico, evita la tecnología DECT ya que transmite una señal de radio de frecuencia fuerte, incluso cuando está inactiva. Mantener el teléfono lejos del cuerpo, activando el modo de altavoz. Lo mismo para los teléfonos celulares. Si esto no es posible, utiliza un auricular.
También puedes leer:  5 animales con poderes curativos increíbles

Prevenir y reparar los daños

Conectar el cuerpo con la tierra, así como el uso de alimentos clave y suplementos, mejora la resistencia a la radiación electromagnética. La conexión con la tierra es una práctica excelente para protegerse de los efectos nocivos de los campos electromagnéticos.

Simplemente estar de pie descalzo sobre la hierba húmeda o caminar a lo largo de una playa de arena durante al menos diez minutos cada día. Una dieta rica en nutrientes es también esencial. A continuación se muestra una lista de los productos comestibles y los superalimentos que protegen contra los EMF:

  • Yodo
  • La vitamina D3
  • Verduras del Mar
  • Spirulina
  • La curcumina (cúrcuma)
  • Vitaminas del complejo B
  • La melatonina
  • Tulsi (albahaca santa)
  • Los ácidos grasos Omega-3
  • Azufre
  • El glutatión
  • Selenio
  •  Zinc

Alimentos que ayudan a prevenir y reparar el impacto en el ADN causados por la EMF: Algunas buenas opciones son: alcachofas, los arándanos, frijoles rojos, nueces, semillas de granada, romero, espárragos, arándanos, nueces, ciruelas, verduras crucíferas, la canela, el brócoli y el cilantro. Siempre recuerda intentar conseguir alimentos orgánicos.

A pesar de que vivimos en una era con tecnología Wi-Fi y todo tipo de aparatos EMF, no tenemos por qué ser víctimas de esta amenaza invisible. Seguir una dieta, conectarse con la tierra y desenchufar los aparatos cuando sea posible puede contribuir en mejorar la calidad de vida. Al tomar estas precauciones y medidas preventivas, la vida moderna no tiene que ser tan peligrosa.

Referencias:

  • Efectos sobre la salud de la exposición a los campos electromagnéticos” CCRSERI. http://ec.europa.eu
  • 10 maneras de protegerse de la exposición a los EMF” Kevin Byrne: Savvy.www.naturallysavvy.com
    (Español)
  • Daños de radiación electromagnética al ADN: www.gigahertz.es
  • En español: www.cdc.gov Investigaciones sobre los efectos del EMF.

Acerca del autor

Avatar

Juan Carlos Cantú

El Doctor Juan Carlos Cantú es Cirujano general (Cirugía Endoscópica) con amplia experiencia en la redacción de artículos médicos para sitios web de salud y bienestar.