Enfermedades Salud

Porqué tu doctor no supo diagnosticarte la tiroiditis de hashimoto

¿Luchas contra la fatiga, la confusión mental, el aumento de peso, el estreñimiento, los desequilibrios del estado de ánimo o las manos frías? ¿Y has visto a tu médico solo para decirte que todo está bien contigo? Después de ver muchos médicos y pasar incluso años, esta es la razón de porqué los médicos no supieron diagnosticar tu tiroiditis de hashimoto.

tiroiditis de hashimoto

Desafortunadamente, esto es muy común en la medicina convencional. Y, como explico en mi libro, The Thyroid Connection, a menudo es una condición tiroidea no diagnosticada llamada, Hashimoto, lo que está detrás de tus síntomas. Déjame contarte una historia que te pueda sonar familiar.

Cuando Susannah entró por primera vez a mi consultorio con quejas de agotamiento, depresión y aumento de peso, ya había visto a tres médicos diferentes que no podían diagnosticar ni tratar con precisión su condición. “No dejaban de decirme que estaba bien porque mis análisis eran normales”, me dijo Susannah. “¡Pero no puedo estar bien si me siento así!”

He visto a un sinnúmero de pacientes en la situación de Susannah cuyos médicos ignoraron sus síntomas como estrés, relacionados con la edad o simplemente “problemas de la mujer”, y después de sumergirme profundamente en su historial médico y ejecutar un panel tiroideo completo, pude determinar que, de hecho, era Hashimoto con lo que estaban lidiando.

Después de revisar los registros médicos de Susannah, pude ver el problema. Cada uno de sus doctores solo había analizado parte de su condición. Los análisis de sangre que realizaron mostraron que los niveles de la hormona tiroidea de Susannah estaban dentro del rango normal, pero esas pruebas no cuentan la historia completa. Ella tenía una disfunción de la tiroides; sus médicos simplemente no podían verla en los análisis que ordenaron. Entonces, incluso si tu médico te dice que tus niveles de tiroides son normales, es muy probable que tengas Hashimoto.

En este artículo, vamos a ver los signos con los que estás lidiando con tiroiditis de Hashimoto, y las razones por las que tu médico puede haber pasado por alto tu diagnóstico.

tiroiditis de hashimoto ilustración

¿Qué es Hashimoto?

Tu tiroides produce hormonas que ayudan a regular casi todas tus funciones corporales, incluidos el metabolismo, la frecuencia cardíaca, la temperatura corporal, los ciclos menstruales y los niveles de colesterol. Hashimoto es un trastorno autoinmune en el cual tu sistema inmunitario crea anticuerpos que atacan tu glándula tiroides, causando hipotiroidismo, que es cuando la tiroides produce menos hormonas.

Cuando esto ocurre, todos los procesos metabólicos se ralentizan, lo que lleva a toda una gama de síntomas, que incluyen:

  • Fatiga y sensación de agotamiento incluso después de dormir 8-10 horas
  • Niebla cerebral, dificultad para concentrarse, mala memoria
  • Aumento de peso o incapacidad para perder peso
  • Manos o pies fríos, baja temperatura corporal
  • Pérdida o adelgazamiento del cabello, cabello quebradizo
  • Estreñimiento
  • Desequilibrios hormonales que incluyen síndrome premenstrual, períodos irregulares y bajo deseo sexual, infertilidad
  • Piel seca o uñas quebradizas
  • Desequilibrios del estado de ánimo como ansiedad, depresión y cambios de humor
  • Disminución de la frecuencia cardíaca
  • Hinchazón del cuello, ronquidos o voz ronca

tiroiditis de hashimoto síntomas

Hashimoto es la principal causa de hipotiroidismo tan sólo en los E.U. Como explico en mi libro The Thyroid Connection, actualmente nos encontramos en medio de una epidemia de tiroides, con alrededor de 27 millones de estadounidenses que enfrentan algún tipo de disfunción tiroidea. Las mujeres tienen hasta ocho veces más probabilidades de desarrollar una afección tiroidea que los hombres, y el 60% de las personas que viven con disfunción tiroidea desconocen que tienen un problema.

También puedes leer:  3 razones para renunciar al gluten si tienes una enfermedad autoinmune

El desarrollo de la disfunción tiroidea es mucho más probable para aquellos que ya tienen una condición autoinmune preexistente, por lo que es importante hacerse la prueba si se tiene este factor de riesgo o cualquiera de los otros signos que puedan arrojar que tienes Tiroiditis de hashimoto.

Porqué tu doctor no supo diagnosticarte la tiroiditis de Hashimoto

Si eres uno de los millones de pacientes que aún no ha recibido un diagnóstico preciso de la disfunción tiroidea subyacente, es posible que tu médico simplemente no haya realizado las pruebas adecuadas. Aquí hay 3 razones por qué.

1. No revisaron tus niveles de tiroides

Los síntomas de tiroiditis de Hashimoto pueden ser imprecisos, lo que hace que los médicos los descarten como “problemas de la mujer”, estrés, envejecimiento o alguna otra enfermedad. Los médicos convencionales por lo general no comienzan a verificar tus niveles de tiroides hasta que tienes entre 40 y 50 años, por lo tanto, si tienes entre 20 y 30 años, probablemente asuman que tus síntomas son parte de otra afección (como fatiga causada por deficiencia de hierro). Si eres hombre, es posible que no chequen tus niveles de tiroides ya que se considera que los hombres tienen un riesgo bajo de disfunción tiroidea. Y si tienes otra enfermedad autoinmune, tu médico podría centrarse en esa condición como la fuente de tus síntomas y no molestarse en comprobar tus niveles de tiroides como resultado.

2. No ejecutaron un panel completo

Tal vez su médico realizó una prueba de tiroides y declaró que tus niveles de tiroides eran normales, a pesar de que tus síntomas continúan persistiendo. Lo más probable es que tu médico no haya ejecutado un panel completo. La mayoría de los médicos convencionales solo controlan tu hormona estimulante de la tiroides (TSH), que se considera la prueba inicial para el diagnóstico y tratamiento de la disfunción tiroidea. Sin embargo, medir esta hormona por sí solo no cuenta toda la historia, y los resultados pueden ser a menudo contraintuitivos y confusos. Para un diagnóstico más preciso, también querrás verificar tus niveles de la hormona T4 libre, T3 libre y T3 reversa.

pruebas de tiroiditis de hashimoto

Aquí hay una descripción general de lo que cada una mide:

T4 libre: la forma de almacenamiento: T4 es la salida primaria de la tiroides. Es una forma inactiva de la hormona tiroidea que se almacena en los tejidos de tu cuerpo para que esté listo para usar cuando sea necesario. Medir la T4 libre (FT4) muestra cuánto T4 todavía está circulando en el torrente sanguíneo y está disponible para actuar en el cuerpo.

Free T3 – El gas: Free T3 (FT3) es la forma activa de la hormona tiroidea. Cuando cada área local de tu cuerpo determina que necesita más energía, convierte la forma de almacenamiento de T4 en FT3. Estas hormonas se unen a los receptores dentro de tus células para impulsar sus procesos metabólicos, por lo que actúan como el gas. Es vital medir tus niveles de FT3 porque tu cuerpo podría no estar convirtiendo T4 a FT3 muy bien. Esta es una de las causas más comunes de síntomas de hipotiroidismo.

También puedes leer:  Mezcla para lavar dientes con bicarbonato de sodio

T3 reversa – Los frenos: tu cuerpo usa una porción de T4 para crear T3 reversa (RT3), que se conecta a los receptores para FT3 con el fin de ralentizar sus procesos metabólicos. Por esa razón, RT3 son como los frenos. Si los niveles de RT3 son altos, es probable que convierta demasiado T4 a RT3 y no lo suficiente a FT3. Esto puede causar síntomas de hipotiroidismo incluso si tus niveles de TSH y T4 son óptimos.

TPOAb y TgAb – Anticuerpos: además de controlar los niveles de la hormona tiroidea, también hay dos tipos principales de anticuerpos tiroideos que tu médico debe verificar. Los anticuerpos de la peroxidasa tiroidea (TPOAb) atacan la enzima responsable de la síntesis de las hormonas tiroideas y los anticuerpos de la tiroglobulina (TgAb) atacan la tiroglobulina, que usa la tiroides para producir sus hormonas. En pacientes con enfermedad de Hashimoto, los niveles de TPOAb y TgAb son elevados. Determinar si tienes Hashimoto, a diferencia de una tiroides poco activa, es clave porque una vez que tienes una condición autoinmune, tiene tres veces más probabilidades de desarrollar otra.

Se recomienda pedir todas las pruebas de tiroides que se enumeran a continuación para obtener una imagen completa de la salud de la tiroides de un paciente.

  • TSH
  • T4 libre
  • T3 libre
  • T3 reversa
  • Anticuerpos de peroxidasa tiroidea (TPOAb)
  • Anticuerpos de tiroglobulina (TgAb)

Para obtener una descripción completa de lo que miden estas pruebas y cómo interpretar los resultados, consulte mi libro The Thyroid Connection.

análisis para tiroiditis de hashimoto

3. No usaron rangos de referencia óptimos

De acuerdo, finalmente conseguiste que tu médico ordenara la gama completa de pruebas de tiroides, y tus resultados aún no indican la disfunción de Hashimoto o de la tiroides. Esto se debe a que muchos médicos dependen de los rangos de referencia “normales”, que son demasiado amplios y, a menudo, conducen a resultados poco confiables. Cuando crearon los rangos de referencia de laboratorio para una tiroides saludable, ¡más tarde se descubrió que habían incluido a personas que ya tenían disfunción tiroidea! En 2003, la Asociación Estadounidense de Endocrinólogos Clínicos (American Association of Clinical Endocrinologists) recomendó intervalos de referencia de laboratorio más estrechos, pero aún hoy muchos médicos y laboratorios no han actualizado sus prácticas.

En mi experiencia, he encontrado que los siguientes rangos de referencia son óptimos para mis pacientes:

  • TSH 1-2 UIU / ML o inferior (Armor o T3 compuesto pueden suprimir artificialmente la TSH)
  • FT4> 1.1 NG / DL
  • FT3> 3.2 PG / ML
  • RT3 menor que una relación de 10: 1 RT3: FT3
  • TPOab y TgAb – <4 IU / ML o negativo

Al utilizar estas pautas y escuchar tu cuerpo, puedes estar seguro de que estás obteniendo la información más precisa sobre tu salud tiroidea y tus necesidades de medicamentos.

Traducción del artículo original de Amy Meyers MD

Leer con atención:
Los contenidos publicados en Vida Lúcida son exclusivamente con fines informativos. Los temas de salud, nutrición y dietas no deben sustituir el diagnóstico ni la consulta con un Médico Profesional.
0/5 (0 Reviews)