Salud Tendinitis

Cómo tratar la tendinitis en el hombro de manera efectiva

La tendinitis en el hombro es una de las principales causas de dolor a ese nivel. Antes de mencionar las diferentes alternativas que tenemos para tratar la tendinitis, debemos aclarar algunos conceptos.

Cómo se puede tratar la tendinitis en el hombro

La nomenclatura utilizada para las lesiones del hombro ha sufrido cambios en los últimos años, haciendo difícil la unificación de criterios ante determinados hallazgos tanto clínicos, como radiológicos y quirúrgicos al momento de abordar el hombro con dolor.

De tal manera que, se ha tratado de simplificar las causas de dolor en el hombro, de acuerdo con una clasificación que reúne datos anatómicos y funcionales. A saber:

Subacromiales:

  • Bursitis subacromiales, bursitis tendinosa calcárea, tendinitis supraespinosa, pinzamiento del manguito rotador, desgarro del manguito rotador, parcial o total.

Gleno-humeral

  • Hombro congelado
  • Osteoartritis

Enfermedad acromio-clavicular

  • Infecciosas
  • Traumáticas

Para fines prácticos, se habla de tendinitis cuando el problema está localizado en el manguito rotador, sea por desgaste o por ruptura parcial o total.

El 70% de los pacientes que presentan dolor en el hombro tienen su origen en el manguito rotador.

El dolor asociado a la lesión del manguito rotador puede describirse como un dolor fijo en el hombro, que se exacerba con movimientos del brazo y tareas manuales simples, particularmente la movilidad del brazo hacia atrás en la espalda o por encima de la cabeza.

El manguito rotador es una estructura anatómica conformada por 4 tendones de vital importancia para la amplia movilidad de esa articulación.

Los movimientos de repetición, vibración de la articulación o pesos por mucho tiempo, generan desgaste o incluso rupturas del manguito rotador.

También puedes leer:  Ayuda para víctimas de la alergia

También se pueden formar osteofitos (espículas o fragmentos prominentes de tejido óseo) alrededor de los huesos próximos a la articulación, lo que genera un mayor roce e irritación de los tendones y estructuras móviles adyacentes.

¿Cómo tratar la tendinitis en el hombro?

Prevención

Se debe indagar acerca de las actividades físicas, pesos, deportes o cualquier factor desencadenante de la tendinitis. Educar al paciente acerca de mejores posturas, movimientos, estiramientos y conocer las limitaciones que debe tomar en cuenta para evitar recurrencia del dolor de hombro por tendinitis.

Tratamiento conservador de la tendinitis del hombro 

  • Hielo local por las primeras 48 horas, cada 4 horas.
  • Reposo de la articulación, evitar más esfuerzo del hombro que pueda provocar más inflamación o daño.
  • Ejercicio físico con orientación profesional.
  • Fisioterapia, con ejercicios en casa.

Tratamiento especializado

  • Inyección local con esteroides.
  • Cirugía:
    • Artroscopia en pacientes sintomáticos, es la cirugía preferida en la actualidad, por la rápida recuperación y menor lesión muscular.
    • Ruptura de la bursa mayor de 3 mm.
    • Ruptura articular menores de 6 mm.
    • Remoción de osteofitos.
    • Reemplazo de la articulación en casos graves.

Otros tratamientos propuestos

Se ha intentado con múltiples alternativas de tratamiento para los casos de daño en el manguito rotador y lesiones subacromiales. Algunas han demostrado ser efectivas, por lo que su uso es recomendado, pero debe ser siempre el especialista quien decida, de acuerdo al daño exacto de la articulación que tenga cada paciente.

También puedes leer:  El conjunto de ejercicios más eficaz para adelgazar el abdomen

Lo importante es conocer que existen muchas alternativas antes de proceder a una cirugía o tratamiento invasivo.

  • Acupuntura: no sirve para ruptura del manguito rotador, pero si en otras condiciones médicas del hombro.
  • Ejercicios dirigidos:
  • Ejercicios de estabilización escapular.
  • Ejercicios del manguito rotador.
  • Ejercicios de hombro:
    • Análisis biomecánico.
    • Propiocepción y ejercicios de equilibrio.
    • Ejercicios específicos de agilidad y deporte.
  • Fisioterapia en tiempo real con ultrasonidos.
  • Masaje de tejidos blandos.
  • Electroterapia y modalidades locales.
  • Cinta de Kinesiología.
  • Ejercicios del ritmo escapulohumeral.
  • Laser: con mejor respuesta que el ultrasonido.
  • Estimulación eléctrica: con pocos resultados .
  • Yoga.
  • Radiofrecuencia convencional o neuroablativa (técnicas con calor).
  • Iontoforesis.
  • Radiofrecuencia pulsada sobre el nervio supraescapular.
  • Ácido hialurónico intraarticular, en estudio.
  • Bloqueo del nervio supraescapular.

Referencias

  • Garving, C., Jakob, S., Bauer, I., Nadjar, R., & H. Brunner, U. (2017). Impingement Syndrome of the Shoulder. Deutsches Ärzteblatt International, 114(45), 765–776. Disponible en: http://doi.org/10.3238/arztebl.2017.0765.
  • Murphy, R. J., & Carr, A. J. (2010). Shoulder pain. BMJ Clinical Evidence2010, 1107. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3217726/.
  • Arroll, B., & Goodyear-Smith, F. (2005). Corticosteroid injections for painful shoulder: a meta-analysis. The British Journal of General Practice, 55(512), 224–228. Disponible en:  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1463095/.
  • Vas, J., Perea-Milla, E., Mendez, C., Galante, A. H., Madrazo, F., Medina, I., … Lozano, J. V. (2005). Acupuncture and rehabilitation of the painful shoulder: study protocol of an ongoing multicentre randomised controlled clinical trial [ISRCTN28687220]. BMC Complementary and Alternative Medicine, 5, 19. Disponible en: http://doi.org/10.1186/1472-6882-5-19.9
0/5 (0 Reviews)