Cómo usar cebolla para tratar cicatrices

Son muchos los factores que pueden contribuir con la formación de heridas en el cuerpo, y las temidas cicatrices pueden permanecer allí. Sin embargo, gracias a los beneficios de las cebollas y otros ingredientes naturales, se pueden tratar las cicatrices y conseguir que la piel se vea sana y rejuvenecida.

cebollas para tratar las cicatrices

Quemaduras, cirugía, acné u otras lesiones en la piel pueden causar cicatrices. La formación de cicatrices es un proceso natural que ocurre en la curación del tejido lesionado. Una cicatriz es diferente de la piel circundante en su función y apariencia.

La cebolla actúa sobre la piel aportando sus beneficios para regenerar el tejido, el extracto de cebolla aplicado de forma tópica puede ayudarnos con el aumento del colágeno en la zona a tratar, mejorando la apariencia de la cicatriz.

Inicialmente, la piel afectada se torna de un color rojizo. Idealmente, al final del proceso de curación, solo se puede apreciar un contorno pálido. Pero a menudo hay cicatrices antiestéticas que no acompañan durante toda la vida.

Las cicatrices pueden resultar antiestéticas, pero también pueden ser limitantes para el movimiento. Claramente, a menudo las cicatrices son particularmente perturbadoras en partes visibles del cuerpo.

Hay métodos exitosos en el tratamiento de cicatrices que apoyan el proceso de curación de heridas y, por lo tanto, ayudan a mejorar la apariencia de cicatrices existentes o en desarrollo.

¿Qué influye en la aparición de una cicatriz?

Varios factores, como la edad, el tipo de piel, los factores hereditarios, la ubicación de la cicatriz y la infección de la herida afectan el desarrollo y la aparición de una cicatriz y su permanencia.

  1. Edad: cuanto más edad tenga una persona, más lenta será la curación de su herida. En niños o personas más jóvenes, por otro lado, la piel tiende a reaccionar de forma exagerada, produciendo más tejido conectivo del necesario. Esto da lugar a cicatrices más grandes y más gruesas.
  2. Factores hereditarios y tipo de piel: la predisposición a las cicatrices visibles también puede ser hereditaria.
  3. Ubicación de la cicatriz: las cicatrices que están sobre o cerca del hombro, la espalda y las articulaciones están sujetas a una mayor tensión. Como resultado, tienden a ser más fuertes o más visibles.
  4. Infecciones de heridas: las infecciones de heridas o la inflamación aumentan la probabilidad de cicatrices visibles. En el tejido cicatricial, el pelo, el sebo o las glándulas sudoríparas no se vuelven a formar porque el tejido cicatricial tiene menos fibras elásticas (colágeno) que la piel normal y esto puede provocar una contracción y un endurecimiento del área afectada.
También puedes leer:  Síntomas de la gastritis nerviosa y como reducirlos

Una vez que entendimos en qué consiste la formación de las cicatrices, es hora de mencionar cuáles son los remedios caseros para tratarlas, en este caso, el uso de extracto de cebolla para borrar las cicatrices. Es importante tener en cuenta que el tratamiento puede iniciarse recién cuando los bordes de la herida estén completamente cerrados o se hayan retirado los hilos (en caso de ser una herida con puntos).

Cómo preparar extracto de cebolla para las cicatrices

Para mejorar los resultados, el extracto de cebolla debe aplicarse por lo menos, una vez al día sobre las cicatrices de forma pura, o usarlo en una mezcla con una crema humectante que estés utilizando.

Si tu piel es sensible debes tener precauciones con el uso de este producto, ya que puede sensibilizar aún más la piel ocasionando dermatitis de contacto o eccema. Recomendamos prudencia y consultar con un especialista ante la mínima duda, esta información es solo con fin informativo y no pretende suplantar la opinión de un especialista.

Ingredientes:

Es muy sencillo de realizar el extracto de cebolla y resulta también económico, necesitarás:

  • una tabla para cortar y cuchillo,
  • jabón neutro (busca uno que sea amigable con el medio ambiente),
  • agua,
  • hielo,
  • termómetro,
  • filtros de café,
  • agua destilada,
  • sal y dos recipientes medianos.
También puedes leer:  Remedios caseros para las manos secas

Preparación:

  1. Mezcla 3 gramos de sal con 10 gramos de jabón neutro. Cortar la cebolla en pequeños trozos uniformes y colocar en uno de los recipientes, agregarle la mezcla de la sal y el jabón y revolver. Colocar a baño María por 15 minutos,
  2. transferir a un baño de agua helada durante cinco minutos y revolver constantemente. Licuar por 5 segundos. Utilizar el filtro de café para colar la mezcla sobre el segundo recipiente. La espuma de la mezcla quedará dentro del filtro mientras que el extracto de cebolla caerá en el recipiente.

Este tratamiento se administra durante varias semanas, al menos 2 veces al día, se aplica directamente sobre la piel afectada y se masajean suavemente. Debido a las propiedades del extracto de cebolla, la cicatriz pierde su circunferencia, se vuelve más pálida y menos perceptible.

También te puede interesar leer sobre cómo preparar jugo de cebolla para tratar la caída del cabello y otras enfermedades cutáneas.

Cómo usar cebolla para tratar cicatrices
5 (100%) 5 voto[s]