Consejos para deshacerse de las náuseas al viajar

Las náuseas que aquejan a muchas personas cuando viajan en coche, avión o barco (habitualmente), se manifiesta con mareos y malestar generalizado y es un trastorno del oído interno muy común provocado por movimientos repetitivos.

Viajar con nauseas

Cualquiera puede tener náuseas en un viaje, pero la sensibilidad de todos a esta condición varía en el grado de sensibilidad. Las náuseas suelen afectar a niños de 2 a 12 años, mujeres embarazadas y personas propensas a las migrañas.

Lo que puedes hacer para evitar las náuseas y mareos durante un viaje

Aunque es prácticamente imposible prevenir todos los síntomas de las náuseas (mareos, vómitos, sudoración, malestar), los siguientes consejos pueden ayudarte a reducir su gravedad:

Limita el consumo de alimentos, bebidas y alcohol antes y durante el viaje. Evita el alcohol y los alimentos que ya sabes que son difíciles de digerir. Los alimentos “pesados”, picantes o ricos en grasas pueden empeorar las náuseas en muchas personas.

Intenta elegir un asiento en el que puedas disfrutar del recorrido y movimiento del vehículo (coche, barco, etc.). El centro de un avión sobre el ala es el área más tranquila del avión. En un barco, este punto son los camarotes cerca del centro del barco, que se balancean menos por las olas en comparación con los camarotes en las cubiertas superiores o los camarotes exteriores.

Es mejor no hablar de las náuseas y sus síntomas cuando se viaja. A veces, solo escuchar o hablar sobre las náuseas puede hacer que te sientas aún peor.

No dudes en tomar algunos medicamentos sencillos con meclizina como medida preventiva muy eficaz para viajes cortos o para casos leves de náuseas. Tu médico también puede optar por recetar otros medicamentos para viajes más largos o si experimentas náuseas repetidamente. 

Tal medicamento puede contener escopolamina, que a menudo es eficaz para prevenir las náuseas. Recuerda que la escopolamina puede causar somnolencia y otros efectos secundarios, y su uso debe ser discutido con tu médico antes de tu viaje.

Otros consejos que también pueden ser útiles

  • Evita los olores fuertes de los alimentos
  • No te sientes de espaldas a la dirección en la que viaja el vehículo.
  • Siéntate en el asiento delantero del automóvil.
  • No leas mientras viajas.
  • Abre un orificio de ventilación o una fuente de aire fresco que golpeé tu cara, si es posible.
  • Cuando viajes en coche o barco, mantener la mirada fija en el horizonte o en un punto fijo puede ser de gran ayuda.