5 consejos para recuperar la regla luego del uso de anticonceptivos

Los siguientes son consejos que puedes seguir sin necesidad de una visita al médico o una receta. Sigue leyendo para saber cómo recuperar la regla si has dejado de usar anticonceptivos y te han causado amenorrea o síndrome post-píldora anticonceptiva (falta del período menstrual).

5 consejos para recuperar la regla después del uso de anticonceptivos

¿El uso de anticonceptivos te ha hecho perder tu período? Recupéralo de forma natural con estos consejos que puedes ir empezando a hacer sin necesidad de visitas al médico o compra de medicamentos.

1. Optimizatu estado nutricional

La nutrición debe ser siempre el enfoque número uno en cualquiera de tus planes de mejora de la salud. La menstruación es a menudo un signo de deficiencias de nutrientes subyacentes. Incluso si estás comiendo alimentos integrales, dieta Paleo, hay muchos nutrientes que pueden ser inadecuados si no estás haciendo un esfuerzo concertado para incluir alimentos y / o suplementos específicos.

Ha habido evidencia acumulada a lo largo de los años de que ciertos nutrientes pueden agotarse mientras una mujer toma un anticonceptivo oral. Si bien es probable que haya docenas de nutrientes que son importantes para recuperar la fertilidad y el ciclo mensual, hay algunos en particular, que son extremadamente efectivos para ayudar a recuperar el ciclo menstrual.

Zinc

El zinc es un nutriente crítico a considerar, y muchos nutricionistas recomiendan un aumento en la ingesta de zinc para las mujeres que luchan con la pérdida de la menstruación luego del uso de la píldora. Existe evidencia que demuestra que las mujeres que toman anticonceptivos orales tienen niveles más bajos de zinc en plasma , por lo que pueden tener una mayor necesidad de este importante mineral para la fertilidad.

A veces, el zinc puede ser difícil de reponer sin una suplementación terapéutica a corto plazo, incluso en el contexto de una dieta de alimentos integrales. Si estás dispuesta a comer muchos mariscos (p. Ej., Ostras y almejas), carnes rojas, semillas de calabaza y aves de corral, es posible que puedas evitar la suplementación con zinc en este caso.

Por lo general, se recomienda de 15 a 30 mg de zinc por día para alguien con síndrome post-píldora anticonceptiva. (Si tomas un suplemento, asegúrate de tomarlo con una comida, de lo contrario puede tener náuseas intensas y repentinas).

Magnesio para recuperar la regla

El magnesio es otro mineral beficioso para mujeres con síndrome post-control de la natalidad. Es especialmente importante para aquellas mujeres que toman anticonceptivos (o que abandonan el anticonceptivo) complementar con magnesio.

Es difícil obtener suficiente magnesio en nuestras dietas modernas, y algunas pruebas muestran que los niveles séricos de magnesio se reducen con el uso de anticonceptivos orales.

Si tienes antecedentes de uso de métodos anticonceptivos, se recomienda usar una forma quelada de magnesio y tomar 200-400 mg al día para complementar lo que se obtiene de los alimentos.

Vitamina B6

Por último, la vitamina B6 es otro nutriente del que no se habla a menudo, pero que puede ser muy útil para restaurar la función menstrual en mujeres con síndrome post-anticonceptivos.

Un estudio (1) de 2011 encontró que aquellos que usaban anticonceptivos orales tenían concentraciones plasmáticas de vitamina B6 más bajas, y un tipo de amenorrea causada por niveles altos de prolactina podía tratarse con suplementos de B6 , lo que sugiere que los suplementos de B6 pueden ser beneficiosos en el síndrome post-píldora anticonceptiva.

La vitamina B6 se encuentra en una variedad de alimentos y, en general, es segura para tomar como suplemento en dosis inferiores a 100 mg por día.

Otros nutrientes

Un nutriente que tiende a ser bastante bajo en muchas de las dietas de mujeres jóvenes, es la vitamina A. Puedes obtener mucha vitamina A comiendo de 4 a 8 onzas de hígado de res o de cordero a la semana. Otro nutriente importante es la vitamina D, que generalmente proviene de una exposición adecuada al sol, pero puede ser útil como suplemento para quienes tienen niveles en sangre inferiores a 30 ng / ml.

Hay muchos nutrientes que pueden verse afectados negativamente por el uso prolongado de métodos anticonceptivos, y las necesidades de cada persona son únicas.

Si estás luchando con el síndrome post-control de la natalidad y no está segura de si tu nutrición ha sido optimizada para tu recuperación, trabaja con un nutricionista experto que pueda ayudarte a evaluar tu dieta para detectar posibles brechas de nutrientes.

2. Optimiza tus ritmos circadianos

En nuestro mundo moderno de televisión nocturna, apego a nuestros teléfonos celulares, luz artificial las 24 horas y horas de sueño inadecuadas, nuestros ritmos circadianos han sufrido un duro golpe.

Los ritmos circadianos son cambios físicos, mentales y de comportamiento que siguen un ciclo de aproximadamente 24 horas, respondiendo principalmente a la luz y la oscuridad en el entorno de un organismo.

Las mujeres que vuelan a través de varias zonas horarias experimentan la interrupción del ritmo circadiano como «desfase horario», pero cambios incluso menos dramáticos en sus ritmos circadianos pueden causar problemas de salud importantes, como infertilidad y amenorrea.

Tus ritmos circadianos afectan todas las secreciones de hormonas endocrinas, incluidas la melatonina, cortisol, hormona estimulante de la tiroides, hormona del crecimiento, prolactina, hormona estimulante del folículo (FSH), hormona luteinizante (LH), insulina, leptina y más (2).

Si bien no sabemos cómo todas estas hormonas pueden contribuir a una menstruación saludable, sí sabemos que la prolactina, FSH y LH son las hormonas clave que regulan el ciclo menstrual junto con el estrógeno y la progesterona.

Por lo tanto, no es exagerado asumir que si estas hormonas no se liberan en el momento adecuado, el sistema reproductivo no recibirá las señales adecuadas que se necesitan para regular el ciclo menstrual.

Interrupción del ritmo circadiano podría influir en la salud hormonal de la mujer

Y algunas investigaciones muestran que la interrupción del ritmo circadiano por el desfase horario y el trabajo por turnos puede causar estragos en la función reproductiva de las mujeres. (3)

Hay docenas de factores que afectan los ritmos circadianos. Los dos más importantes: la exposición a la luz y el sueño. La exposición adecuada a la luz incluye recibir la luz solar adecuada durante el día y la eliminación adecuada de la luz brillante durante la noche.

La mayor influencia es la luz que llega a tus ojos, por lo que se sugiere encarecidamente que hagas un esfuerzo para salir, o al menos sentarte junto a una ventana, durante la mayor parte de las horas del día. Por otro lado, también debes asegurarte de no exponerte a la luz azul una vez que se haya puesto el sol.

Hay formas de abordar este problema incluso si no puedes salir durante el día o apagar todas las luces cuando se pone el sol. La primera es obtener una lámpara de terapia de luz que pueda ayudar a proporcionar el espectro correcto de luz diurna durante el día, que puede instalar en tu escritorio de trabajo.

La segunda es bloquear la luz azul por la noche. También puedes utilizar bombillas de luz naranja como opción de iluminación nocturna.

Y, por supuesto, no hace falta decir que debes priorizar tu sueño, acostarte lo suficientemente temprano para dormir 8 horas completas cada noche.

3. Consume suficientes carbohidratos y calorías para tus niveles de actividad

Esta es una de las recomendaciones más difíciles, ya que, con frecuencia, las que padecen el síndrome posconceptivo también están tratando de perder peso. Y la mayoría de las veces, su intento de pérdida de peso incluye reducir la ingesta de alimentos y los carbohidratos.

Si bien esta estrategia puede ayudar con la pérdida de peso a corto plazo, definitivamente no es propicio para tu salud hormonal limitar significativamente la ingesta de alimentos de esta manera.

Comer pocos carbohidratos y entrenar mucho causa pérdida de la regla

Es un fenómeno bien conocido en el mundo médico, llamado Tríada de la Atleta Femenina, en el que, las mujeres que comen poco y se entrenan demasiado, pierden su función menstrual e incluso corren el riesgo de sufrir osteoporosis.

Aquellas mujeres que cambian a una dieta baja en carbohidratos se quedan atrapadas en un enfoque demasiado restrictivo y bajo en carbohidratos que no respalda la función endocrina saludable a través de varios efectos sobre el eje HPA y la conversión de la hormona tiroidea.

Las mujeres que padecen el síndrome post-píldora anticonceptiva, también deben ser cautelosas acerca de cuán restrictiva es su dieta y asegurarse de que obtienen suficientes calorías y carbohidratos para mantener sus niveles de actividad.

Recuperar la regla con suficientes carbohidratos y calorías apropiadas

Se recomienda al menos el 30-40% de las calorías de los carbohidratos para mujeres que no tienen su período y un rango de calorías apropiado para su tamaño corporal y niveles de actividad. Tratar de perder peso rápidamente mientras se enfrenta a la amenorrea rara vez es una buena combinación.

Y el otro lado de este problema es evitar el sobreentrenamiento. Esta combinación de sobreentrenamiento y subalimentación se conoce como la tríada de la atleta femenina y es bien conocida como una causa de amenorrea.

El sobreentrenamiento significa cosas diferentes para diferentes personas; lo que podría ser un programa de entrenamiento normal para un atleta de élite puede causar agotamiento y trastornos hormonales en un no atleta. Si estás lidiando con amenorrea, debes analizar seriamente tu régimen de entrenamiento y asegurarte de no exagerar.

4. Maneja tu estrés para recuperar la regla

El estrés es generalmente inevitable en nuestra vida moderna, pero eso no significa que tengas que dejar que interrumpa tu vida y deshaga tu regulación hormonal.

El estrés crónico provoca una desregulación del eje hipotalámico-pituitario-adrenal (HPA), que también se conoce como fatiga suprarrenal. Desafortunadamente, el hipotálamo y la glándula pituitaria también son reguladores clave del ciclo menstrual.

Por lo tanto, el estrés crónico puede fácilmente causar una actividad irregular del ciclo menstrual e incluso puede conducir a una condición conocida como amenorrea hipotalámica . Esto es muy similar a lo que sucede en el caso de la Tríada de la Atleta Femenina, y generalmente es causado por el estrés físico y / o emocional crónico que, lamentablemente, es común entre las mujeres jóvenes.

Para aquellas mujeres que intentan superar el síndrome post-píldora anticonceptiva (o cualquier tipo de amenorrea), controlar el estrés es muy importante. Esto incluye la recomendación anterior con respecto a comer lo suficiente y evitar el sobreentrenamiento, pero también se ocupa de manejar el estrés diario del trabajo, las relaciones, los problemas financieros y más.

5. Aumenta tu capacidad de desintoxicación

Tener una gran capacidad para desintoxicarse es crucial para recuperarse del síndrome post control de la natalidad, ya que uno de los problemas principales al tomar anticonceptivos orales durante un período prolongado es la acumulación hormonal.

Tu cuerpo almacena hormonas como el estrógeno en las células grasas y estas hormonas almacenadas pueden permanecer durante meses o años después de que dejes de tomar la píldora.

Tu hígado es responsable de eliminar estas hormonas a través de la bilis, y si no se estás desintoxicando lo suficientemente bien, tu hígado es ineficaz para eliminar este exceso de hormonas.

Hay muchas formas de aumentar la capacidad de desintoxicación. Te invitamos a leer nuestro artículo Licuado para desintoxicar exceso de estrógeno en el hígado.

Y, quizás no lo sepas pero, tu flora intestinal puede incluso ayudarte a desintoxicar el exceso de hormonas. Por lo tanto, tomar un probiótico de alta calidad y comer alimentos fermentados, especialmente vegetales crucíferos fermentados como el chucrut, es una parte importante para recuperar la regla después de usar pastillas anticonceptivas.

Qué hacer si aún no has recuperado tu período

A veces esto no es suficiente todo lo anterior para volver a la normalidad hormonal, especialmente si estuviste tomando anticonceptivos durante muchos años, o si comenzaste a usar anticonceptivos como método para abordar los problemas hormonales en primer lugar.

En este caso, es posible que necesites realizar algunas pruebas adicionales para identificar cualquier problema que pueda estar causando tu amenorrea. El SOP (Síndrome de Ovario Poliquístico) es una condición muy común que puede alterar significativamente tu función hormonal, por lo que querrás discutir esta posibilidad con tu endocrinólogo.

Y, por supuesto, trabajar con un nutricionista experto puede ayudarte a identificar las piezas que faltan en tu plan de recuperación para asegurarte de que estás haciendo todo lo posible para recuperar tu salud hormonal y función menstrual.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.