Consejos y trucos para aliviar el cólico infantil

Desde la edad de un mes, se puede presentar el primer cólico de un bebe, y aparecen con mayor frecuencia en la noche cuando el bebé llora después de alimentarlo con su biberón. El cólico infantil es un dolor de estómago o hinchazón que pone al bebé en una situación de gran incomodidad.

Consejos para aliviar el cólico infantil

Consejos para aliviar el cólico infantil

Ante los cólicos, muchas nuevas mamás no tienen ni idea de qué hacer, porque no tienen la capacidad de hacer nada para aliviar al bebé. Si es cierto que muchos de los padres no pueden cuidar al bebé o al menos aliviarlo cuando grita estridentemente, también es cierto que hay soluciones contra los cólicos que te permitirán evitarlos y otras que ayudarán a aliviar a un bebe.

Identificar el cólico infantil

Para aliviarlo, debes saber cómo identificar los cólicos en un bebé. Los síntomas para reconocer el cólico son numerosos, aunque los más comunes son los gritos y llantos. Recuerda que el llanto es la única forma en que tu bebé puede expresar lo que siente, y no es lo mismo que llorar como comúnmente lo hace, ya que ahí solo busca la atención de los padres. El bebé que llora cuando tiene un cólico es estridente, y parece inconsolable, ya que está llorando debido al gran dolor de estómago que ha de sentir.

Además, un bebé que sufre de cólicos a veces se retuerce en todas direcciones mientras duerme, o también ocurre que se pone rojo cuando tiene el estómago hinchado. Otro síntoma común del cólico en los bebes es que tienen muchos gases. Cuando estos síntomas aparecen simultáneamente, es muy probable que él bebe este sufriendo de cólicos.

Prevenir los cólicos

Al no poder descartar definitivamente el riesgo de cólicos, es posible reducirlos. Reducir el riesgo o la intensidad del cólico es asegurar que el bebé tenga menos aire en los intestinos: para esto, debes evitar que trague demasiado durante la lactancia, o cuando se alimenta con su biberón.

La posición para amamantar es otro factor importante para evitar los cólicos. Asegúrate de que su labio inferior esté firmemente sujeto a tu seno durante el proceso. Además, si se alimenta con biberón, toma alguna precaución como la siguiente: cuando agites el biberón para disolver la leche en polvo en el agua, evita hacerlo con demasiada fuerza, ya que se forman burbujas de aire y el bebé las tragará.

Tratar los cólicos

Afortunadamente, es posible aliviar el dolor intestinal de un bebe. Los masajes abdominales serán tu primer aliado para hacerle pasar el dolor. Con unas gotas de leche caliente en la palma de tu mano, haz movimientos circulares en el vientre de tu bebé, y suavemente pon una mano en su barriga girándola hacia la derecha. Este movimiento ayudará a que expulse aquellos gases que lo atormentan.

Las abuelas también tienen sus recetas para el cólico, y por experiencia, funcionan. La más famosa es la infusión de semillas de hinojo. Muchas madres que han sufrido al ver a su hijo retorciéndose con dolor de cólico afirman que esta técnica es esencial. Otras madres optan por la manzanilla o el té de tilo para curar los cólicos. Obviamente, si alguno de estos métodos aún no proporciona satisfacción a tu bebé, no dudes en consultar a un médico.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.