Crujido en la mandíbula, causas, síntomas y tratamientos

Un clic o crujido de mandíbula, como lo describen algunas personas, puede ser una sensación dolorosa y molesta. Se cree que es causado por un mal funcionamiento en las articulaciones temporomandibulares (ATM).

crujido en la mandíbula

Con el crujido de mandíbula, generalmente hay un sonido de clic que proviene de la mandíbula, que ocurre al mismo tiempo que el dolor. Las articulaciones de la ATM conectan la mandíbula al cráneo e incluyen una articulación a cada lado. La acción de la bisagra en la articulación nos permite hablar, masticar y bostezar.

Es importante tener en cuenta que no todos los crujidos de la mandíbula se deben a un problema con las articulaciones temporomandibulares.

Hay casos en los que las personas escuchan un crujido y sienten una sensación extraña cuando extienden demasiado la mandíbula. Por ejemplo, cuando abres la boca demasiado mientras bostezas, puede tronar. Si haces tronar la mandíbula y no sientes dolor, a menudo significa que no tienes motivos para preocuparte.

Si bien los médicos no entienden completamente el crujido de mandíbula, aquí compartimos lo que se sabe sobre sus causas, síntomas y tratamiento.

¿Cuáles son las causas del crujido en la mandíbula?

Esta condición suena extraña para muchas personas. Aquellos que nunca lo han experimentado se preguntan qué causa que la mandíbula truene.

Existen varias causas, incluidas las que se enumeran a continuación:

Erosión

Cuando las personas frecuentemente mastican chicle, se muerden las uñas, rechinan los dientes, aprietan la mandíbula, sacan la mandíbula o se muerden el labio o la mejilla, puede provocar desgaste en las articulaciones. Este desgaste causa la erosión.

Artritis

Esta afección común puede dañar el cartílago de la articulación temporomandibular. Por ejemplo, se sabe que la artritis reumatoide y la osteoartritis afectan la mandíbula. Cuando hay una pérdida de cartílago, los movimientos de la mandíbula no tienen una buena absorción en la cavidad articular.

Mandíbula rota o dislocada

Una lesión grave puede romper o dislocar la mandíbula. Básicamente, la articulación de la mandíbula se desquicia. Un asalto físico, un accidente automovilístico, una caída, lesiones deportivas o accidentes industriales pueden causar una mandíbula rota o dislocada. Este tipo de lesión requiere un tratamiento rápido y adecuado.

Maloclusión de los dientes

Es lo mismo que mordida cruzada, sobremordida, mordida inferior, mordida abierta o dientes apretados. La mala oclusión de los dientes conduce a una desalineación, que puede cambiar la apariencia facial de una persona, causar mordiscos en las mejillas o la lengua internas, provocar molestias al masticar y causar problemas del habla.

Síndrome de dolor miofascial (SDM)

SDM es un dolor crónico en el sistema musculoesquelético. Cuando está en la mandíbula, hace que la mandíbula truene o haga clic. Las personas con SDM tienen puntos gatillo que son sensibles.

Estos puntos gatillo son particularmente dolorosos cuando se les aplica presión. Si alguien tiene el síndrome de dolor miofascial, puede experimentar un dolor peor al estirar el músculo, un rango de movimiento más pequeño en el área afectada, así como dificultad para dormir.

Apnea del sueño

Tanto la apnea obstructiva del sueño (AOS) como la apnea central del sueño (ACS) pueden causar crujido de mandíbula. Las personas que sufren de AOS a menudo experimentan dolores de cabeza, depresión e hinchazón de las piernas. Aquellos que tienen ACS tienden a tener dificultades para tragar; pueden experimentar un cambio en los patrones del habla y, en general, sentirse débiles.

Infección

Una infección en la glándula salival puede causar que la mandíbula nos truene. La infección generalmente ocurre dentro de las glándulas de la mejilla, las glándulas debajo de la mandíbula o las glándulas situadas debajo de la lengua. Algunas personas con este tipo de infección no pueden abrir completamente la boca, lo que hace que la mandíbula haga un clic.

Tumor

La mandíbula puede verse afectada por un tumor que se desarrolla en los labios, la lengua, las mejillas, las encías, el piso de la boca o el paladar duro o blando. Cuando el tumor interfiere con el movimiento de la mandíbula, es cuando hay una sensación de estallido.

Síntomas que pueden acompañar al tronar la mandíbula

Hay casos en los que una mandíbula que truena puede ser el único síntoma, pero en otros casos, hay varios síntomas que pueden afectar la mandíbula.

La siguiente lista cubre los síntomas más comunes de una mandíbula que cruje.

  • Dolor e incomodidad
  • Sensibilidad en la mandíbula o la cara
  • Dificultad para abrir la boca
  • Trismo
  • Dificultad para comer
  • Dolor de cuello
  • Un dolor de muelas
  • Dolor de oídos
  • Dolor de cabeza
  • Hinchazón facial

¿Cómo tratar el estallido de mandíbula?

Si tú o alguien que conoces quiere saber cómo detener el crujido de mandíbula, primero debes hacerte un diagnóstico adecuado, luego un médico puede sugerir el mejor enfoque para resolver el problema.

Aquí revisamos las diferentes opciones de tratamiento para este problema en la mandíbula que los médicos recomiendan según la causa. Estos incluyen remedios caseros y tratamientos médicos.

Medicamentos: a algunas personas se les recetan medicamentos antiinflamatorios que pueden ayudar a aliviar la hinchazón y el dolor en la mandíbula y la cara.

Calor y hielo para el crujido de mandíbula: el uso de una compresa de hielo en la mandíbula durante aproximadamente 15 minutos, seguido de una compresa tibia durante 10 minutos, puede ayudar a aliviar los síntomas en algunas personas.

Evita los alimentos duros: las verduras crudas o los alimentos masticables pueden empeorar el estallido y otros síntomas, por lo tanto, evita comer tales alimentos.

Elige alimentos más blandos como el yogur y las verduras cocidas. Los alimentos deben consumirse en pequeños bocados para que no sea necesario abrir la boca demasiado.

Si te preocupa perderte tus comidas favoritas, algunos médicos informan que después de evitar las comidas duras por un tiempo, muchos pacientes con mandíbula pueden volver a comer alimentos más duros, aunque lentamente.

Relaja la mandíbula: cuando mantienes la boca ligeramente abierta, deja un espacio entre los dientes que puede ayudar a aliviar la presión sobre la mandíbula.

Controla el estrés: reducir el estrés puede aliviar el que una mandíbula truene, especialmente si el problema proviene del rechinar de dientes relacionado con el estrés. La meditación, los ejercicios de respiración profunda y la actividad física pueden ayudar.

No extiendas demasiado la mandíbula: evita actividades que abran la boca, como gritar, cantar o masticar chicle.

Mantén una buena postura: puedes reducir la desalineación facial manteniendo una buena postura.

Terapia física: el masaje y los estiramientos faciales pueden ser útiles para algunas personas que sufren de este tipo de problemas en la mandíbula. Sin embargo, esto debe discutirse primero con un médico.

Usa un protector nocturno: puede ayudarte para evitar rechinar los dientes mientras duermes. También se puede usar un protector nocturno o una férula para tratar la maloclusión de los dientes.

Trabajo dental: problemas como las sobremordidas y las mordidas inferiores que conducen a un clic en la mandíbula se pueden abordar con el trabajo dental.

Estimulación nerviosa: la estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS) es un procedimiento que utiliza corrientes eléctricas para ayudar a relajar los músculos de la cara y la mandíbula para aliviar el dolor.

Inyecciones: algunas personas con síndrome de dolor miofascial pueden recibir inyecciones en sus puntos gatillo que pueden aliviar los síntomas.

Ultrasonido: aplicar calor a la articulación con ultrasonido puede mejorar la movilidad de la mandíbula y reducir o detener el dolor.

Terapia con láser o ondas de radio: este es un tratamiento que estimula el movimiento y alivia el dolor en las áreas de la mandíbula, la boca y el cuello.

Cirugía: este enfoque de último recurso para tratar el crujido de mandíbula a menudo depende del problema subyacente y de su gravedad.

Algunas cirugías potenciales incluyen la extracción de líquido de la articulación (artrocentesis), la sustitución o reparación de la articulación (cirugía de articulación abierta) o el uso de instrumentos quirúrgicos muy pequeños para reparar la articulación (artroscopia).

Una mandíbula con esta problemática puede ser agravante y doloroso, pero no tiene que dictar la calidad de tu vida. Con una evaluación y atención adecuadas, muchas personas que experimentan esta sensación encuentran formas de sobrellevarla y recuperarse de ella. Hay muchas opciones de tratamiento diferentes y la necesidad de cirugía es rara.

Bibliografía
  1. Pavia, S., Fischer, R., & Roy, R. (2015). Chiropractic Treatment of Temporomandibular Dysfunction: A Retrospective Case Series. Journal of chiropractic medicine14(4), 279–284. doi:10.1016/j.jcm.2015.08.005
  2. Murphy, M. K., MacBarb, R. F., Wong, M. E., & Athanasiou, K. A. (2013). Temporomandibular disorders: a review of etiology, clinical management, and tissue engineering strategies. The International journal of oral & maxillofacial implants28(6), e393–e414. doi:10.11607/jomi.te20
  3. Wright, E. F., & North, S. L. (2009). Management and treatment of temporomandibular disorders: a clinical perspective. The Journal of manual & manipulative therapy17(4), 247–254. doi:10.1179/106698109791352184
  4. Prasad, S. R., Kumar, N. R., Shruthi, H. R., & Kalavathi, S. D. (2016). Temporomandibular pain. Journal of oral and maxillofacial pathology : JOMFP20(2), 272–275. doi:10.4103/0973-029X.185902

Acerca del autor

Avatar

Tay Cuéllar

Soy Tay Cuellar, administradora de Vida Lúcida y diversos blogs de temática salud, superación personal y bienestar. Te invito a mi espacio donde podamos compartir información y aprender sobre dietas saludables, ideas de ejercicios y motivación para mujeres (y hombres) que estén padeciendo enfermedades crónicas o autoinmunes. ¡Encuéntrame en mis redes sociales!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.