Tu disculpa debe ser tan fuerte como lo fue tu ofensa

“Lo siento” son dos de las palabras más poderosas en nuestros idiomas humanos compartidos. Desde el momento en que somos niños, nos enseñan que cuando le haces algo malo a otra persona, tienes que disculparte. En el preescolar, si lastimas a alguien, te disculpas por ello. Pero todo lo que realmente hace es reforzar el nivel de superficie de lo que tienes que hacer para obtener el perdón es decir que lo sientes. Hay muchas cosas internas que deben suceder si quieres disculparte, y tienes que expresar más que una disculpa.

disculpa

Tu disculpa debe ser tan fuerte como lo fue tu ofensa

Así es como te disculpas en voz alta con alguien:

1. Haz un balance de por qué lo sientes

Antes de que una sola palabra salga de tu boca, debes hacer un balance de por qué lo sientes. Debes comprender qué es lo que hiciste y empatizar un poco con la persona a la que lo hiciste. Entender por qué lo sientes es el primer paso. Sin esta parte de la disculpa descubierta, no puedes disculparte de verdad.

2. Di que lo sientes

Como ya mencionamos, “Lo siento”, son dos de las palabras más poderosas que puedes pronunciar. Hay que expresar que lo sientes, esa es una de las cosas más importantes que puedes hacer cuando maltratas a alguien. Es una admisión que entiendes que cometiste un error. Pero para ser justos, estas son solo palabras que deberías decir si realmente lo sientes. Para disculparte por algo de lo que no estás arrepentido, se rebajan las palabras y tu carácter

3. Expresa que entiendes por qué lo sientes

Es importante decir que lo sientes, pero no es todo lo que tienes que decir. Para disculparse tan fuerte como fue tu ofensa, debes expresar que entiendes por qué lo sientes. Analiza. Habla sobre tus acciones y cómo impactaron claramente. Afirmar que entiendes cómo hiciste sentir a la otra parte, es absolutamente crucial para legitimar tu disculpa.

Te puede interesar:
10 señales de que la ley de la atracción está funcionando para ti

4. Habla sobre lo que has aprendido

Cuando cometemos errores y hacemos un esfuerzo de buena fe para corregirlos, debería haber algo que puedas aprender. Los errores, especialmente los que lastiman a otras personas, nos proporcionan momentos importantes y de enseñanza. Cuando te disculpas, no es solo para cubrir tu trasero sino para reconstruir la confianza. ¿Puede la otra persona realmente confiar en ti si no sabe que aprendiste algo? Habla sobre lo que aprendiste del error que cometiste.

5. Reconoce que entiendes las consecuencias

Otra parte de tu disculpa debe ser un reconocimiento externo de que entiendes que habrá consecuencias, posiblemente consecuencias más severas, si vuelves a cometer el mismo error. La otra parte no puede volver a confiar completamente en ti si no entiendes que cometer ese error nuevamente tendrá consecuencias. Estas consecuencias son un impedimento para que actúes como lo hiciste de nuevo. Asegúrate de que sepan que tú sabes.

6. Haz una lista de las formas en que cambiarás

Esta parte puede ser simple y breve. Hablar sobre los pasos que tomarás para evitar el error nuevamente en el futuro le informa a la otra parte que estás totalmente comprometido a corregir tus errores y que estás trabajando arduamente para ser mejor en el futuro.

7. Pedir perdón

El último paso en el proceso de pedir disculpas en voz alta es pedir específicamente a la otra parte que te perdone. Si no lo hacen, repite cualquiera de los pasos anteriores hasta que sepas qué es lo que debe suceder para obtener ese perdón.

Pedir disculpas no siempre es fácil, pero si tu relación con la parte ofendida es importante, te disculparás por completo, y en voz alta, lo suficientemente alto como para que coincida con tu ofensa y falta de respeto.

Acerca del autor

Avatar

Julieta Sofía Medina

Julieta es nutrióloga clínica, especialista en: Dietética, Obesidad, Sobrepeso, Enfermedades Gastrointestinales, Enfermedades Cardiovasculares y Nutrición Geriátrica.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse  
Notificar