Ejercicios recomendados para prevenir las várices

Uno de los problemas más grandes para las mujeres es la aparición de varices. Primero que todo, por las molestias derivadas de este problema, también porque muchas mujeres se sienten inseguras al tener estas popularmente llamadas “arañitas vasculares”.

prevenir las várices en las piernas ejercicios

Qué son las várices

Primero que nada, se debe comprender ¿Qué son las varices?, es una deficiencia al momento de la circulación de la sangre, si esta no es adecuada hace que las varices aparezcan de diferentes formas. Tiene mucho que ver el flujo continuo de la sangre.

Cabe señalar que muchas personas tienen la idea de que las varices solo aparecen en las piernas y aunque esto es lo más común, se puede mencionar que su aparición puede ser en distintas partes del cuerpo.

Cuando se trata de mantener tus venas sanas y hermosas, tomar buenas decisiones de estilo de vida es muy útil.

Si eres una de las personas que lucha contra las venas varicosas, sabes que puede ser más que un problema estético: pueden ser francamente dolorosas.

El ejercicio es clave para mejorar el problema de várices

Cualquier médico te dirá que el ejercicio es vital para todos los aspectos de tu salud; sin embargo, cuando se trata de la salud venosa, no pienses que tienes que adoptar alguna rutina similar a la de Schwarzenegger para tener un impacto.

Mantener las venas sanas puede ser tan indoloro como caminar 20 minutos dos veces por semana o elegir subir las escaleras en lugar del elevador.

Además, la actividad física regular y moderada quema el exceso de calorías, lo que ayuda a prevenir el aumento de peso adicional e incluso puede conducir a la pérdida de peso.

Mantener un peso saludable contribuirá en gran medida a prevenir problemas relacionados con las venas; de hecho, las mujeres con sobrepeso moderado tienen un 50% más de probabilidades de desarrollar varices que las mujeres que no tienen sobrepeso.

Ejercicios para prevenir las varices

Afortunadamente, hay una serie de cambios simples en el estilo de vida que pueden ayudar a las personas afectadas a controlar mejor su dolor e incluso prevenir el desarrollo de venas varicosas adicionales. Aquí hay cinco ejercicios que promueven la salud de las venas a corto y largo plazo.

Por lo que si se tienes este problema, es necesario buscar  los ejercicios para prevenir varices que sean adecuados y con esto, se reduzca en un gran porcentaje este problema pero dependerá mucho de la constancia que se tengas con este tipo de rutinas para quitar varices.

Separación de piernas

Este puede ser considerado como uno de los ejercicios para quitar varices más importantes, puesto que tendrás que colocarte acostada sobre el suelo o por lo menos una superficie plana. Luego tendrás que elevar las piernas de forma estirada, seperándolas y volviendo a juntarlas de forma constante. Este ejercicio ayudará a una mejor circulación de la sangre, es recomendable hacerlo diariamente por lo menos 5 minutos al día.

Pedaleo

De igual manera es necesario que se coloque sobre el suelo y una vez hecho esto esto levantar las piernas tratando de flexionarlas un poco. Una vez así, tendrás que comenzar a mover las piernas como si estuvieras tratando de usar la bicicleta, es decir, en forma de pedaleo. Este ejercicio es recomendable hacerlo diario y por lo menos unas 3 series de 15 a 30 repeticiones.

Flexiones de los dedos de los pies

Este ejercicio es algo que debe hacerse de forma constante durante todo el día, pues ayuda a regular la circulación de los pies y por supuesto que ayudará para las piernas. Puesto que es como si volviera a circular el flujo de la sangre.

Caminar de puntas de pie

Aunque parezca una broma, esto puede ayudar a tener una mejor circulación de la sangre. Otro punto para resaltar es que solo tendrás que caminar de puntas por solo unos segundos durante el día y le dará grandes beneficios para prevenir las várices.

Otros remedios para las várices

Agua caliente

Un remedio infalible para reducir las várices y que ayudará incluso a la relajación de las piernas; es poner en una cubeta agua caliente (lo más que puedas aguantar), sumergir allí tus piernas y comenzará a darse algunos masajes de manera circular. Posteriormente de esto, usarás otra cubeta con agua fría y tendrás que poner las piernas durante un par de minutos para volver a usar el agua caliente.

Eleva tus piernas

Si su trabajo no implica una gran movilidad, debe hacer un esfuerzo concertado para cambiar su posición varias veces durante el día. Sentarse o pararse en la misma posición durante períodos prolongados de tiempo puede hacer que la sangre se acumule en las venas de las piernas, lo que con el tiempo podría hacer que aparezcan venas varicosas. Asegúrese de flexionar o doblar las piernas varias veces durante el día para mantener la circulación sanguínea.

Medias de compresión

Si sufres de mala circulación crónica, consulta a tu médico acerca de las medias de compresión. Estos calcetines especializados, que generalmente requieren receta médica, están diseñados para mejorar la circulación, evitar que la sangre se acumule y en realidad pueden ayudar a reducir el dolor y la hinchazón causados por las venas varicosas.

Si bien todos estos pasos pueden ayudarlo a controlar su dolor y reducir las posibilidades de desarrollar nuevas venas varicosas, desafortunadamente, no eliminarán ninguno que ya se haya formado. Consulte a un especialista en venas para obtener más información sobre la amplia variedad de opciones de tratamiento altamente efectivas y poco invasivas que están disponibles en la actualidad.

Acerca del autor

Avatar

Julieta Sofía Medina

Julieta es nutrióloga clínica, especialista en: Dietética, Obesidad, Sobrepeso, Enfermedades Gastrointestinales, Enfermedades Cardiovasculares y Nutrición Geriátrica.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.