Fibromialgia Salud

Bajar los malestares de la fibromialgia con una mejor calidad de vida

El dolor que causa la fibromialgia -un dolor muscular generalizado, acompañado de fatiga intensa- a menudo se agrava por el hecho de que pueden pasar años antes de ser diagnosticado. Aunque se vuelve complicado vivir con los malestares de la fibromialgia, que pueden realmente paralizar a una persona, sí se puede lograr vivir de una manera digna si se conoce cómo hacerlo. A continuación, hablaremos sobre algunas maneras en que se puede tener una mejor calidad de vida si sufres los síntomas de este padecimiento que cada vez va más al alza.

malestares de la fibromialgia

Bajar los malestares de la fibromialgia con una mejor calidad de vida

Actualmente, el Colegio Estadounidense de Reumatología está tratando de simplificar esa tarea. Recientemente, los expertos en articulaciones sugirieron ampliar el criterio que usan los médicos: el dolor y sensibilidad inexplicables y generalizados siguen estando en la lista, pero también la fatiga, el agotamiento al despertar y síntomas cognoscitivos como pensamientos confusos y problemas de memoria.

De todos los malestares de la fibromialgia, el dolor es el síntoma más común y más difícil. También lo son la fatiga y la confusión mental. Si bien esos síntomas pueden ser un reto, no tienes que poner tu vida en espera por ellos.

Vivir con fibromialgia significa hacer ajustes, desde el trabajo a las responsabilidades de los padres a las tareas del hogar para divertirse. Al asumir un papel más activo en el manejo de tu condición, puedes sentir una sensación de control y aumentar tu autoestima junto con tu calidad de vida.

Atención médica

Mantenerse en los medicamentos. Suena obvio, pero esta puede ser la razón por la que no obtienes suficiente alivio de los síntomas. Casi la mitad de las personas en un estudio no tomaron sus medicamentos según las indicaciones debido a falta de memoria, descuido o frustración.

Lleva un diario y llévalo a las visitas al médico para que puedas concentrarte en lo que te molesta y veas qué ayuda.

Asegúrate de que el médico a cargo de tu atención tenga experiencia con la fibromialgia. Otros miembros del equipo, que a menudo practican juntos en clínicas de dolor y reumatología, pueden ayudar con los síntomas específicos. Incluyen fisiatras, psicólogos y terapeutas físicos y ocupacionales.

Considere terapias complementarias, como la acupuntura y el masaje, para aliviar el dolor. Regístrate para una clase de educación de autogestión, en persona o en línea, para comprender mejor la fibromialgia.

Ejercicio

Sé tan activo como puedas. El ejercicio regular es una de las maneras más efectivas de lidiar con la fibromialgia. Alivia tanto la fatiga como el dolor. Caminar y nadar son especialmente buenos. Proponte 20-30 minutos, 2 o 3 días por semana. Está bien hacer eso en trozos de 10 minutos.

Los ejercicios de equilibrio te ayudarán a sentirte más estable. El entrenamiento de resistencia puede aumentar tu fuerza y tu estado físico general. Un entrenador puede enseñarle la manera correcta de levantar.

Los ” excergames”, que son videojuegos que incluyen ejercicio – puede ser una buena opción si te preocupa caerte. Estos juegos de ejercicios rastrean los movimientos o reacciones de tu cuerpo y combinan eso con la realidad virtual. Este estilo de ejercicio se dirige a tu capacidad para moverte con facilidad y mantener el equilibrio.

Si no te sientes cómodo o si incluso la actividad de bajo impacto es difícil, pregúntale a tu médico sobre un programa de ejercicios para personas con fibromialgia u otro tipo de rehabilitación supervisada para mejorar tu fuerza, flexibilidad y resistencia.

bajar los malestares de la fibromialgia

Aprende a manejar tu energía

Practica buenos hábitos de sueño, como ir a la cama y levantarte al mismo tiempo. El ejercicio regular también te ayudará a dormir. Puedes probar un simple baño nocturno en la bañera para ayudarte a relajar y aliviar el dolor temporalmente.

Pídele a tu médico que te examine para detectar trastornos del sueño como el síndrome de piernas inquietas y la apnea del sueño.

Durante el día, mantén el ritmo. Planifica tu trabajo, las tareas domésticas y los eventos sociales para no exagerar. Divide las grandes tareas en mordiscos manejables. Construye en períodos cortos de descanso entre actividades.

El alivio del estrés

La preocupación, la ansiedad y el sentimiento de agobio agotan tu energía también. Intenta adoptar un enfoque de vida “más fluido” que “de crisis”, establece prioridades y recuerda que está bien decir “no” para que puedas concentrarte en lo que es importante.

Con imágenes guiadas, reemplaza los sentimientos negativos o estresantes con imágenes agradables. Una vez que aprendas cómo, puedes hacerlo por tu cuenta. La meditación de atención plena te enseña a enfocar tus pensamientos de una manera positiva. Cuanto más lo practiques, mayor será el alivio del dolor. Otros enfoques útiles incluyen la terapia cognitiva conductual y la retroalimentación biológica.

Las prácticas de mente y cuerpo como el tai chi, el qi gong y el yoga pueden aliviar muchos problemas de fibromialgia, desde problemas para dormir y fatiga hasta el estado de ánimo. Debido a que incluyen movimiento, funcionan de la misma manera que el ejercicio, con la ventaja de aliviar el estrés de la respiración concentrada.

Dieta

Concéntrate en los alimentos ricos en nutrientes para tener más energía y evitar otros problemas de salud. Usa tu diario para ver si alguna comida te hace sentir mejor.

Las personas con fibromialgia tienden a tener niveles bajos de vitamina D. Eso podría empeorar el dolor y otros síntomas. Un análisis de sangre puede determinar si tienes poca vitamina D. Pregunta a tu médico si debes tomar un suplemento.

Un estudio mostró que los bebedores de alcohol ligero y moderado (pero no pesado), tienen una mejor calidad de vida y síntomas menos severos que los no bebedores. En este estudio, “moderado” significó 3-7 bebidas por semana, y no todas en un día.

Evita la cafeína. Si bien puede hacerte sentir más alerta, también puede ponerte nervioso y dificultar el sueño. Beber 4 o más tazas de una bebida con cafeína al día se ha relacionado con más dolor de fibromialgia.

Relaciones

Siéntate con tu pareja regularmente para hablar sobre lo que está pasando contigo. Escúchense uno al otro y resuelvan problemas juntos. Si eso es difícil, con la ayuda de un terapeuta puede ayudar a cerrar la brecha. Los estudios muestran que es mejor cuando los dos están de acuerdo acerca de cómo la fibromialgia te afecta. Podrías llevarlo a tu próxima visita al médico si están teniendo dificultades para entender cómo es.

Descubra lo que realmente le importa a las personas que te interesan, como los juegos de fútbol de tus hijos o el juego escolar. Luego, planifica sus actividades y ahorra energía para estar allí para ellos durante esos momentos.

Únete a un grupo de apoyo de fibromialgia. Descubrirás consejos para tu propio cuidado, así como también ideas sobre cómo hacer que tu familia, amigos y compañeros de trabajo estén en sintonía contigo.