Hábitos que revelan el talento natural de un niño

Los niños empiezan a desarrollar talentos desde el principio de sus vidas, y no existen dos niños que sean iguales. Es ampliamente conocida la idea de que los niños se desarrollan de diferentes maneras, y gran parte de eso tiene que ver con sus habilidades innatas. Hay ciertas cosas que puedes observar y algunos hábitos que puedes formar que ayudarán a revelar el talento natural de tu hijo.

talento natural

10 hábitos que revelan el talento natural de tu hijo

Estos hábitos son fáciles de implementar y ayudarán a tu hijo a convertirse en la persona que debe ser. Desde el momento en que pueda moverse y jugar, podrás comenzar a aprender sobre los talentos de tu hijo.

Más adelante, puedes aprender a fomentar estos talentos siguiendo algunos hábitos cruciales que los ayudarán en el camino.

1. Míralos jugar

Presta atención hacia lo que gravitan generalmente. Si prefieren actividades grupales o jugar solos, esos son hábitos que pueden revelar algo sobre sus talentos.

Otras tendencias durante el juego a tener en cuenta son si juegan sentados en silencio o si se pasan corriendo. También debes tomar nota de lo que eligen primero si hay diferentes opciones como escribir o dibujar, jugar en un dispositivo electrónico, hacer actividad física o cualquier otro tipo de interés.

2. Dales opciones

Si deseas que tu hijo explore los deportes, déjalos elegir el juego que quieran probar en lugar de hacerlo por ellos. Lo mismo aplica con las clases de música o cualquier otro tipo de actividades.

Permite que tu hijo elija entre diferentes opciones como tocar la batería, la guitarra, cantar o el piano. Cuando se trata de deportes, permíteles explorar el juego que quieran. Lo mismo con las clases de arte donde pueden elegir entre pintar, esculpir o dibujar.

3. Permíteles explorar sus talentos mientras validas sus intereses cómodamente

Incluso si no comprendes sus intereses, siempre debes validarlos. Un niño al que le gusta jugar videojuegos, por ejemplo, puede estar interesado en diseño, animación, resolución de problemas o creación de historias.

Si bien también debes limitar el tiempo que pasa frente a la pantalla, permite que tu hijo tenga una buena cantidad de tiempo de juego para explorar y desarrollar sus talentos.

Valida estos talentos haciéndole saber a tu hijo lo bueno que es que en ciertas cosas específicas. Estos comentarios marcarán una gran diferencia y dejarán una impresión duradera.

4. Ayuda a enriquecer sus áreas de interés

Si están practicando un deporte específico, llévalos a ver un juego de este deporte. Del mismo modo, si les gusta tocar un instrumento de jazz, llévalos a ver un concierto de jazz.

Piensa en los intereses que tengan o en las actividades en las que parecen tener talento y llévalos a eventos relacionados. Hacer esto les ofrece un enriquecimiento, que les permite seguir desarrollando sus talentos. Esto les ayuda a disfrutarlo más y comprender mejor dicha actividad.

5. No los obligues a hacer algo que no disfrutan

Incluso si tu hijo es bueno en algo, nunca debe ser presionado si no lo disfruta. Los talentos y pasatiempos deben ser algo que un niño pueda disfrutar y que quiera hacer. Ser bueno en algo no significa nada si se sienten miserables mientras lo hacen.

Empujar a un niño a hacer algo que no disfruta tampoco le permite hacer las actividades que sí disfruta. Permite que tu hijo pase tiempo buscando y realizando las actividades en las que es bueno y que las disfrute a fondo.

Para estar seguro de que a tu hijo le gusta una actividad, presta atención a lo siguiente:

  • Hacen preguntas sobre la actividad
  • Tienen ganas de hablar acerca de ella
  • El niño se divierte y está de buen humor después de realizarla
  • Quieren volver a hacerla, y no solo porque alguien está esperando que la hagan

6. Comunícate positivamente

Comunicarte positivamente se trata de algo más que decir cosas alentadoras. Sí, significa que debes hacer preguntas, elogiar a tu hijo por algo que haya hecho bien y mostrar interés y entusiasmo en lo que tu hijo está haciendo. Sin embargo, también debes evitar ser dominante.

Ser dominante en estos tiempos puede hacer que tu hijo pierda interés o motivación. La presión se vuelve demasiado y pueden comenzar a sentirse forzados. Debes hacerle saber a tu hijo que este talento que está buscando es su elección y al mismo tiempo mostrar entusiasmo y apoyo.

7. Asegúrate de que tu hijo tenga tiempo para socializar

La socialización es vital entre los niños por muchas razones, pero, cuando se trata de este tema, el objetivo es un poco diferente. Al explorar sus talentos, los niños deben discutir con sus compañeros qué les gusta hacer y qué están aprendiendo.

Darles esta oportunidad les permite expresar por qué y de qué manera aman una actividad en particular, y les ayuda a confirmar que esto es algo que quieren seguir haciendo y que los apasiona.

8. Considera las competiciones

Si tu hijo se siente cómodo con la idea, inscríbelo en una competencia. Esto les permitirá decidir si la actividad está hecha para ellos, y les dará una idea de en qué áreas necesitan mejorar.

Durante la competencia, no regañes a tu hijo ni lo abrumes con consejos. Solo bríndale apoyo y motívalo. Si es la primera competencia del niño, recuerda considerar eso al determinar cómo apoyar a tu hijo y si debe o no participar en otra competencia.

9. Enseña a tu hijo a trabajar duro

Nunca sabrás qué talentos tiene tu hijo si no le enseñas a trabajar duro. Los niños necesitan practicar y trabajar en la mejora constante, incluso cuando es una actividad en la que tienen talento. Fomenta los talentos que crees que tiene tu hijo enseñándole a trabajar duro.

Esto será especialmente útil durante las competiciones y las oportunidades de mejora. Sin embargo, recuerda nunca presionarlo demasiado y asegúrate de que tu hijo tenga oportunidades para la socialización, educación y relajación.

10. Siempre deja que la decisión final se deje en manos del niño

Por supuesto, si hay algún problema de seguridad, siempre debes cancelar la actividad. Sin embargo, si no hay preocupaciones, todas las decisiones relacionadas con la actividad deben dejarse al niño. Esto asegurará que no empiecen a sentirse presionados y les hará saber que tienen todo el derecho de decir que no si no quieren hacer algo.

Si un niño se siente presionado o agotado, puede comenzar a tener miedo de la actividad que alguna vez amó. Si realmente quieres ayudarlos a revelar cualquier talento natural, es esencial que dejes que tomen la iniciativa.

Qué es lo que no hace desarrollar el talento natural de tu hijo

1. Obligar al niño a hacer algo con lo que no se sienta cómodo o que no esté disfrutando.

2. Empujarlo a competir cuando aún no se sienten preparados.

3. Alentarlo a hacer cualquier cosa que pueda ser peligrosa o dañina.

4. Empujarlo a hacer demasiadas actividades al mismo tiempo.

5. Comparar a tu hijo con otros niños o señalar que alguien está más preparado que ellos.

6. Ser pesimista sobre su progreso, su futuro en una actividad en particular, o decirles cosas de una manera que les haga pensar que no pueden ser lo que tú quieres que sean.

7. Permitir que el niño participe cuando esté enfermo o demasiado ansioso.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.