Cáncer Salud

Hacer una mamografía temprana no es buena idea por estas 3 razones

El debate sobre la mamografía sigue muy presente en los temas de discusión actuales. Algunas personas elogian las mamografías mientras que otras se oponen al sistema de imágenes por rayos X. Con los años, sin embargo, algunos expertos en cáncer incluso han comenzado a cuestionar el método de detección de cáncer de mama aparentemente anticuado y potencialmente dañino que todavía prevalece en la actualidad. Habiendo dicho esto, hacer una mamografía muy pronto no es buena idea por las siguientes 3 razones.

hacer una mamografía

Pero con tantas instituciones que afirman que las mamografías son importantes y absolutamente necesarias, puede ser difícil escuchar el otro lado del argumento y las opciones alternativas. En particular, hay tres áreas que exploraremos en este artículo: quién se beneficia, el problema del sobrediagnóstico y la realidad de la investigación existente.

En el mundo occidental, generalmente hay dos lados: el lado A cree que los exámenes rutinarios de mamografía deben realizarse entre los 40 o 50 años de edad, mientras que el lado B cree que las pruebas de rutina no son necesarias o esenciales. ¿Por qué es esto importante? Porque la prevención del cáncer de mama es algo que obviamente no se debe tomar a la ligera. Entonces, profundicemos en los hechos.

1. ¿Quién se beneficia de las pruebas tempranas de mamografía?

Si bien, las pruebas de detección de cáncer de mama son en última instancia decisión del individuo, muchas mujeres se enfrentan a un gran rechazo por parte de los proveedores de atención médica personal. Probablemente hayas escuchado historias de horror de médicos que les dicen a las pacientes que no pueden ser su médico a menos que acepten una mamografía. ¿Por qué poner a un paciente en esa posición? Posiblemente por beneficio.

También puedes leer:  Un corazón sano mantiene el cerebro joven por más tiempo.

En los Estados Unidos, hay compañías conocidas y grupos defensores de las pruebas precoces de mamografías.

Todos probablemente puedan estar de acuerdo en que estos grupos de concientización sobre el cáncer de mama presentan una causa noble. Sin embargo, debido a que las principales empresas involucradas apoyan la mamografía temprana, surge la pregunta: “¿Es posible que una organización sin fines de lucro mantenga su integridad y postura crítica sobre una industria que se beneficia del mismo problema social que está tratando de resolver?”

2. ¿El cáncer de mama está realmente sobrediagnosticado?

En 2009, se propuso cambiar la edad recomendada de detección de cáncer de mama de 50 para ser bajada a 40. Aunque esta sugerencia no fue adoptada inmediatamente, un creciente cuerpo de investigación ha ayudado a alterar las pautas, que consiste en una mamografía cada dos años para mujeres de 50 a 74 años de edad.

Este cambio de 10 años sugiere que las mujeres probablemente estén sobrediagnosticadas. De hecho, investigadores publicaron un estudio en marzo de 2017 para determinar si las pruebas de cáncer de mama con mamografía reducían realmente los tumores avanzados (es decir, más grandes que 20 mm) entre 1991 y 2010.

Tomando lugar en toda Dinamarca, los investigadores compararon la aparición del cáncer de mama de dos maneras en áreas con y sin detección por mamografía:

  1. Mujeres de 50 a 84 años y
  2. Mujeres de 35 a 49 años, de 50 a 69 años y de 70 a 84

Los hallazgos del estudio

Según sus resultados, los investigadores sugirieron que “entre un cuarto y un tercio de los tumores mamarios diagnosticados en mujeres a las que se les ofreció una mamografía de detección fueron sobrediagnosticados. En otras palabras, estos tumores nunca habrían causado un problema de salud notable o llevado a la muerte”.

También puedes leer:  Tratar la acidez estomacal con raíz de regaliz

Tal vez te preguntes qué es lo que hace que esa declaración sea tan importante, ya que las mamografías realmente no parecen disminuir la calidad de vida de las mujeres. Sin embargo, ser diagnosticada con cáncer de mama en primer lugar implica que numerosas mujeres probablemente recibieron terapias innecesarias y potencialmente dañinas (por ejemplo, cirugía, radiación y/o quimioterapia).

3. ¿Estudios demuestran realmente que hacer una mamografía tempranamente beneficia a las mujeres?

Los defensores de las mamografías tempranas son generalmente las mismas personas que afirman que esto salvará tu vida. Sin embargo, el problema principal con tal afirmación es que confunde la “mortalidad específica de la enfermedad” con la “mortalidad general”.

Y la mortalidad general debe ser el punto de referencia que los grupos defensores y los profesionales médicos tengan en sus reclamaciones relacionadas con la detección. En realidad nunca ha habido una prueba de detección de cáncer que ayude a reducir la mortalidad general.

De hecho, después de revisar 10 metanálisis de ensayos de detección del cáncer, los investigadores encontraron que, aunque una reducción en la mortalidad específica de la enfermedad fue evidente en 3 estudios, 0 estudios presentaron reducciones en la mortalidad general.

Claramente, todos podrían beneficiarse con más investigaciones que demuestren por qué sí o porque no deberías hacerte una mamografía. Pero, por ahora, lo mejor que puedes hacer es estar al tanto de los cambios que están ocurriendo en tu cuerpo y hablar con varios expertos que pueden ayudarte a navegar esta decisión.