Jarabe de moras para tratar la tos y el resfriado común

¿Estás luchando contra los estragos de la tos o el resfriado común? Entonces prepara un lote de este jarabe de moras para obtener un alivio natural.
Enfermarse siempre es estresante. Dependiendo de si tienes gripe o un resfriado, podrías estar postrado en cama durante días. Aquí es donde entra en juego la medicina. El problema es que la mayoría de los medicamentos de venta libre no acortan los resfriados. Están llenos de aditivos y colorantes que no quieres en tu organismo.

jarabe de moras

Cada vez hay una mayor tendencia entre personas de abandonar las medicinas modernas y volver a nuestras raíces naturales. Uno de los remedios utilizados desde la antigüedad son las moras. Toda esta planta tiene fines medicinales y se consume de diversas maneras, como el té o el jarabe.

Hoy vamos a discutir sobre los beneficios para la salud de las moras. También compartiremos una receta para hacer un jarabe de moras para la tos y el resfriado. Esta receta te ayudará con los síntomas del resfriado común y la gripe, como la fiebre, tos y debilidad.

Porqué deberías comer moras

Las moras ha existido desde el principio de los tiempos. La historia específica de las moras no se conoce. Sin embargo, algunos textos apoyan que su uso medicinal se remonta a la época de los griegos.

Los griegos usaban moras para el tratamiento de la gota. Los romanos solían prepararlas en té para remediar diversas enfermedades. Los nativos americanos las usan para aliviar dolencias estomacales.

Las moras proporcionan muchos beneficios para la salud que están bien documentados por la ciencia. Las medicinas naturales modernas incluyen moras en sus ingredientes. La planta de mora en sí, se puede utilizar desde las raíces hasta las hojas. Cada parte contiene varias propiedades medicinales y antioxidantes.

Beneficios de las moras

Hay muchos beneficios para la salud asociados con las moras. Muchos de los cuales han sido comprobados y que ayudan contra enfermedades, incluido el cáncer. Los beneficios para las moras son los siguientes.

1. Están llenas de vitaminas y antioxidantes

Las moras contienen vitaminas A, B, C, E y K. Además, también están presentes el potasio, el magnesio, el calcio y las antocianinas antioxidantes. Las vitaminas son una parte crucial de la dieta y la salud de cualquier persona.

Una sola taza de moras contiene la mitad de la dosis recomendada de vitamina C. La vitamina C tiene muchos beneficios. Ayuda en la curación de heridas, acorta la duración de los resfriados, absorbe el hierro y previene el escorbuto. También reduce los radicales libres ya que tienen una acción antioxidante.

La vitamina A es esencial para la salud ocular, la función saludable del sistema inmunológico, la salud de la piel, el crecimiento óseo y la salud de los dientes.

La vitamina K ayuda a la coagulación de la sangre y ayuda a la salud ósea. La deficiencia de vitamina K puede provocar fracturas óseas, hematomas o sangre en la orina o las heces.

2. Mejoran la salud del cerebro

Estudios muestran que las moras pueden ayudar a aumentar las habilidades cognitivas debido a las altas concentraciones de polifenoles. Los polifenoles son antioxidantes que luchan contra los radicales libres. Pueden reducir la inflamación cerebral y la pérdida de memoria que a menudo se observa en el envejecimiento.

3. Ayuadan a reducir la inflamación

Las moras no solo reducen la inflamación en el cerebro. Estudios han demostrado que también son buenas contra la artritis y otras afecciones inflamatorias.

4. Tratan problemas estomacales

Un estudio encontró que quienes sufren úlceras estomacales se pueden beneficiar de las moras. Estas reducen el tamaño de las úlceras hasta en un 88%.

5. Tienen una alta concentración de fitoestrógenos

Una investigación demostró que las moras son especialmente beneficiosas para las mujeres, ya que tienen muchos fitoestrógenos. Los fitoestrógenos son estrógenos vegetales.

Estudios recientes muestran que los fitoestrógenos pueden ayudar en la prevención tanto del cáncer de seno como del cáncer cervical para las mujeres.

6. Reducen los niveles de azúcar en la sangre

Las moras contienen el mineral manganeso. A este mineral se le pasa por alto con frecuencia, pero es verdaderamente esencial para tener un sistema inmunológico y un desarrollo óseo saludables.

Es el responsable de metabolizar el colesterol, formar colágeno y prevenir la osteoporosis. También reduce los niveles de azúcar en la sangre. Se ha comprobado que los polifenoles reducen el riesgo de diabetes y aumentan la sensibilidad a la insulina.

7. Ayudan a tratar el resfriado común

Las vitaminas y los antioxidantes juegan un papel importante en la función de tu sistema inmunológico. La vitamina C, en particular, puede ayudar a acortar la duración de un resfriado y aliviar los síntomas más rápido.

Las moras contienen muchas de las vitaminas que se ha comprobado acortan los resfriados y la tos.

8. Tienen un alto contenido de taninos

Las moras tienen un alto contenido de taninos. Los taninos ayudan a reducir la diarrea y las hemorroides, disminuyen el sangrado y tensan los tejidos. En Alemania, las moras a menudo se usan como astringentes.

Comúnmente se recomiendan para las irritaciones de la boca. También se usan para dolores de garganta debidos a la tos o infecciones.

9. Son buena fuente de fibra

Obtener suficiente fibra sigue siendo un problema para muchas personas. Las dietas bajas en fibra han demostrado causar problemas de salud como estreñimiento y dolores de estómago. Incluso pueden conducir a problemas de salud más graves, como un mayor riesgo de enfermedad cardíaca.

Las dietas altas en fibra te ayudarán a perder peso, reducir el colesterol y el azúcar en la sangre y proporcionar bacterias intestinales saludables.

10. Previenen enfermedades del corazón

El cáncer y las enfermedades cardíacas están vinculadas a una dieta pobre, entre otros factores. Estudios encontraron que los extractos que se encuentran en el jugo de mora pueden reducir tu riesgo de desarrollar enfermedad cardíaca.

Extractos específicos que se hallaron en las moras pueden prevenir la propagación del cáncer y el crecimiento tumoral. Si bien no es una cura definitiva, son resultados prometedores. Sin embargo, aún es necesario completar más investigaciones.

Cómo hacer un jarabe de moras para la tos y el resfríado

A nadie le gusta enfermarse. Desafortunadamente, les sucede incluso a las personas más saludables. Cuando te da un resfriado o gripe, puedes presentar síntomas como fiebre, dolores de cabeza, escalofríos, tos y congestión / secreción nasal. Incluso después de que termine tu resfriado, aún podrías sufrir tos que no desaparece.

La buena noticia es que no tienes que sufrir por más tiempo. Hacer tu propio jarabe para la tos y el resfriado es sorprendentemente simple. Solamente toma unos pocos pasos y algunos ingredientes, aunque también tienes la opción de agregarle diferentes hierbas y especias para obtener efectos combinados.

Sin más preámbulos, estos son los pasos para preparar tu jarabe de moras para la tos.

Ingredientes

  • 4 tazas de moras
  • 1 taza de miel cruda
  • 1 cucharadita de canela
  • 2 cuartos de agua
  • 1 taza de vinagre (opcional)
  • 1 cucharada de clavos enteros (opcional)

Instrucciones

Hay dos maneras diferentes de hacer el proceso, el primer conjunto de instrucciones es un camino más largo, pero obtendrás más jarabe.

Jarabe de moras # 1

  • Lava y desinfecta las moras.
  • En una cacerola grande, agrega las moras y el agua, y pon a hervir.
  • Cocina a fuego lento hasta que las moras estén muy suaves. Esto tomará alrededor de una hora.
  • Cuela en un recipiente de vidrio o acero inoxidable.
  • Pasa la pulpa por una trituradora de alimentos.
  • Desecha las semillas y la pulpa.
  • Agrega el jugo de vuelta a la cacerola, añádele las especias de tu elección y cocina a fuego lento durante 20 minutos.
  • Cuela las especias y deja que el jugo se enfríe hasta que esté tibio.
  • Agrega la miel y revuelve hasta que se disuelva.

Jarabe de moras # 2

  • Lava y desinfecta las moras.
  • Coloca las moras en un recipiente de vidrio y vierte vinagre sobre ellas.
  • Deja reposar durante 24 horas mientras revuelves y presionas ocasionalmente.
  • Cuela la mezcla y exprime la mayor cantidad de jugo posible.
  • Coloca en una cacerola grande y hierve.
  • Agrega miel y canela y revuelve con frecuencia.
  • Deja hervir durante cinco minutos y luego deja que se enfríe.
  • Almacena en un frasco de vidrio.
  • Cuando quieras usar el jarabe, agrega 1 a 2 cucharadas a un vaso de agua caliente y sorbe.

Tomar una cucharada varias veces al día.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.