Leche antiinflamatoria de cúrcuma y leche de almendras

Al realizar esta leche de cúrcuma junto con la leche de almendras obtendremos una respuesta antiinflamatoria por las propiedades de estos dos grandiosos alimentos.

Leche antiinflamatoria de cúrcuma y leche de almendras

La cúrcuma es antiinflamatoria y ayuda a calmar el dolor en las articulaciones entre otros padecimientos, también es una gran fuente de hierro y manganeso, así como de vitamina B6, fibra y potasio.

Por qué la cúrcuma es antiinflamatoria

El principio activo de la cúrcuma es un compuesto llamado curcumina. La curcumina es un antioxidante con propiedades antiinflamatorias.

Estudios preclínicos han dado a entender que la curcumina puede ser útil para aliviar o combatir una serie de enfermedades, incluyendo enfermedades del aparato digestivo y la osteoartritis.

Estudios sugieren que la cúrcuma puede ayudar a aliviar las condiciones inflamatorias de la piel y problemas inmunitarios.

Cómo preparar la leche antiinflamatoria con cúrcuma y leche de almendras

Ingredientes

  • 4 tazas de leche de almendras casera.
  • 1 1/4 taza de jugo de cúrcuma recién exprimido (serán unas 2 1/2 tazas de la raíz).
  • 1 1/2 cdta. de canela.
  • 1 cdta. de cardamomo molido.
  • 15 gotas de stevia clara.
  • 3 cucharaditas de miel de abejas

Instrucciones

Añadir todos los ingredientes a la licuadora.

Mezclar y disfrutar de esta delicia relajante por las mañanas y tardes.

Por supuesto, puedes hacer que sea más o menos dulce como quieras, y recuerda consumirlo recien preparado para aprovechar los beneficios concentrados de estos dos grandes alimentos.

Consejo de compras : Siempre busca raíz de cúrcuma fresca.

Acerca del autor

Avatar

Juan Carlos Cantú

El Doctor Juan Carlos Cantú es Cirujano general (Cirugía Endoscópica) con amplia experiencia en la redacción de artículos médicos para sitios web de salud y bienestar.