El mejor té de Jengibre hecho en casa

Nada es mejor en el frío del invierno que una taza bien caliente de té de jengibre. Con sus altos niveles de vitamina C, magnesio y otros minerales, la raíz de jengibre es muy beneficiosa para la salud. Una vez hecha en té, le puedes añadir miel, limón y la especia o hierba de tu gusto y disfrutar de sus propiedades. He aquí por qué  debes tomar esta bebida realmente maravillosa.

té de jengibre Porqué tomar té de jengibre

Una de las maneras más fáciles de obtener todos los poderosos beneficios para la salud de la raíz de jengibre es convertirlo en un té. Empapar la raíz en agua caliente permite que los valiosos nutrientes se escapen y que el cuerpo pueda acceder a ellos más fácilmente.

Muchas compañías venden té de jengibre ya empaquetado en bolsas de té fáciles de usar, pero el jengibre fresco suele ser más seguro y saludable, ya que muchas de estas marcas siguen procesos conservadores que eliminan algunos de los nutrientes vitales de la raíz.

Si no puedes obtener jengibre fresco o no tienes tiempo para rebanarlo, asegúrate de comprar té orgánico 100% sin elementos adicionales.

El jengibre también se vende frecuentemente en formas secas o en polvo que se toman como suplementos. Sin embargo, el té de jengibre es, con mucho, la forma más relajante y terapéutica de disfrutar de los beneficios de esta raíz picante.

Beneficios de tomar té de jengibre

La raíz de jengibre está cargada con compuestos saludables como el gingerol, shogaol, paradol y zingerone. Aunque estas palabras pueden parecer poco convincentes al principio, es importante darse cuenta de tu necesidad de ayudar al cuerpo a funcionar de manera óptima.

Gingerol, por ejemplo, es utilizado por el cuerpo para combatir la inflamación crónica, uno de los mayores asesinos silenciosos hoy en día en la cultura occidental, al mejorar la función del sistema cardiovascular. La inflamación crónica ocurre cuando el cuerpo responde a un trauma, aunque no haya experimentado ninguno, causando inflamación y daño a los tejidos sanos.

Esto se considera que está en la raíz de muchas enfermedades como el cáncer, la diabetes y las enfermedades del corazón y generalmente es causado por una dieta y un estilo de vida poco saludables.

Si bien, el jengibre y sus componentes son de apoyo en este tipo de afecciones que son muy graves, también hace su labor en el alivio del dolor y las infecciones virales. Con propiedades anti-virales altas, el jengibre es capaz de prevenir o tratar la aparición de la inflamación y los resfriados. Si tienes dolor de garganta, el té de jengibre también puede proporcionar alivio. Es acción calmante y sirve como un sedante, que da un mayor alivio ya que disminuye la inflamación de las membranas mucosas.

Te puede interesar:
Medicina alternativa - Tratamientos y métodos más usados

Además de todo eso:

  • Alivia las nauseas
  • Fortalece el sistema inmunológico
  • Beneficia la salud digestiva
  • Impulsa la salud cerebral
  • Alivia el dolor
  • Ayuda a perder peso
  • Ayuda a controlar el azúcar en la sangre
  • Mejora la circulación sanguínea
  • Reduce el estrés

Hay varios tipos de té de jengibre que puedes preparar en casa, el más simple, pero no menos beneficioso para la salud, es el té de jengibre con miel de abejas y también está el té de jengibre especiado, al cual se le agregan especias varias para acentuar tanto el sabor del jengibre y las propiedades.

El mejor té de Jengibre hecho en casa

Para hacer el mejor té de jengibre agrega algunas otras variedades de hierbas para potenciar el jengibre, por ejemplo, prueba con manzanilla, canela, pimienta de cayena, o una tintura de echinacea, con sólo una o dos, no todas al mismo tiempo. Probar diferentes combinaciones, es lo ideal. Agrega un chorrito de jugo de limón y endulza con miel de abejas.

Para hacer este delicioso té de jengibre necesitarás un rallador o zester, así como una tetera o una olla para hervir el agua y algo para colar el té de jengibre si no estás usando una tetera que tiene uno integrado. Es mejor rallar el jengibre en lugar de cortarlo porque libera más aroma y sabores y nutrientes.

El jengibre es una hierba de gran alcance y una verdadera bendición. Puedes conocer las maravillosas propiedades del jengibre.

jengibre manzanilla limón

Ingredientes

Porciones: 1-2

  • 1 cda. de jengibre fresco rallado
  • 2 tazas de agua filtrada
  • 1 cda. miel de abejas pura o jarabe de arce
  • Jugo de ½ limón

Hierbas optativas a usar con el té de jengibre

  • 1 ramita de canela
  • Flores de manzanilla
  • Tintura de echinacea
  • Hojas de menta fresca
  • Una pizca de pimienta de cayena

Instrucciones

1. Pelar la raíz de jengibre con un pelador o con el dorso de una cuchara.
2. Rallar el jengibre con un rallador. Si lo rebanas, córtalo delgado y ligero y se utilizará más.
3. Infundir el jengibre, si añades la canela, la menta, la manzanilla o la pimienta, añadir en este paso.
4. Si estás usando una cacerola, llevar el agua a ebullición, añadir el jengibre y apagar el fuego. Pon la tapa y dejar reposar durante 10 minutos.
5. Si estás utilizando una tetera, añadir el jengibre en la tetera y vierte agua hirviendo en el mismo. Deja reposar durante unos 10 minutos.
6. Si estás usando una cacerola, colar el agua para eliminar el jengibre.
7. Agregar el jugo de limón fresco y edulcorante natural, si quieres. Revuelve y disfruta.
8. Si quieres un té frío, deja que tu té se enfríe, guárdelo en el refrigerador y agrega los cubitos de hielo antes de servir.

Acerca del autor

Avatar

Julieta Sofía Medina

Julieta es nutrióloga clínica, especialista en: Dietética, Obesidad, Sobrepeso, Enfermedades Gastrointestinales, Enfermedades Cardiovasculares y Nutrición Geriátrica.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse  
Notificar