Los alimentos germinados dan hasta 20 veces más nutrientes

A pesar de ser poco conocidos, los alimentos germinados son fuente de nutrientes importantes y tienen un contenido de proteínas, vitaminas, minerales y fibras hasta 20 veces mayor que un grano común. Además, se consideran bioactivos debido al alto valor sustancial, es decir, ayudan a promover la salud y a prevenir las enfermedades.

Beneficios de los germinados

¡A continuación, presentamos algunas de las principales ventajas de consumir este tipo de comida!

¿Qué son los alimentos germinados?

Los granos, las leguminosas y las semillas son las que inician el proceso de creación de una nueva planta. Pero, para que sean aptas para el consumo humano, necesitan ser germinados. Esta técnica mejora el potencial nutritivo, la digestión e incluso reduce la toxicidad de un alimento.

¿Cómo deben prepararse estos alimentos?

Pueden consumirse frescos y crudos, pero como pasan por una deshidratación industrial, al germinarlos, se vuelven más nutritivos y saludables. Abajo, averigua cómo hacerlo:

  • Semillas, agua y un tarro de cristal es todo lo que necesitas para aprovechar al máximo la energía vital presente en los germinados. Por lo tanto, es mejor utilizar la mejor calidad posible de agua para poner las semillas a remojar (de 8 a 12 horas).
  • La temperatura ideal para preparar un germinado es alrededor de 25 ° C. Si hay una gran variación a más o menos, esto acelera o retrasa su desarrollo.
  • Finalmente, retira los granos que no se hayan hinchado o que tengan mal aspecto y lava de nuevo el resto.

El contenido de vitamina E presente en los germinados, (el cual estimula al sistema inmunológico y protege células del daño de radicales libres) puede ser tan alto como 7.5 mg en una taza de germinados de brócoli comparado a 1.5 mg en la misma cantidad de brócoli crudo o cocido. El contenido de selenio puede ir de 28 mg contra 1.5 en la misma escala.

Presta atención durante la elección de los brotes

Germinar implica algunas reglas que deben ser seguidas para el éxito del método. Conoce, debajo, algunas de ellas:

  • Retira las cáscaras de los alimentos antes de prepararlas, ya que son de difíciles de digerir.
  • Evita elegir semillas marchitas, rotas o deformadas.
  • Es necesario que haya plena circulación de aire dentro del cristal donde se están cultivando. Así que debes dejar el recipiente al descubierto.

Según investigaciones, Los aceites vegetales como los aceites de germen de trigo, girasol y cártamo se encuentran entre las mejores fuentes de vitamina E. Los aceites de maíz y soja también proporcionan algo de vitamina E.

Una taza de germinados puede ser una dosis alta de nutrientes aunque la consumas una sola vez. Se puede obtener 43 % del valor diario recomendado en vitamina K, la cual es de gran ayuda para nuestros huesos y la formación y protección de daños neuronales en el cerebro.

También se obtiene 23 % de la DV en vitamina C y 16 % del folato, requerido para el DNA, el material genético que se encuentra en todas las células del cuerpo, y amino ácidos, la base para la proteína, sin la cual nuestras probabilidades de desarrollar anemia, enfermedades del corazón, infarto y cáncer incrementarían.

Los germinados también son una excelente fuente de fibra, manganeso, riboflavina, y cobre, así como menos pero buenas cantidades de proteína, tiamina, niacina, vitamina B6, ácido pantoténico, magnesio, fósforo y potasio.

Acerca del autor

Nutrición y Vida

Nutrición y Vida

Somos un equipo de redacción orientados en temas de nutrición y estilo de vida saludable. La información que compartimos tiene solamente un propósito informativo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.