10 maneras naturales de curar la piel escamosa

¿Estás plagada de piel escamosa y seca que continuamente pica o arde? Los estudios demuestran que muchas personas afirman tener piel seca y sensible. Si bien es más frecuente en el invierno, este molesto problema dermatológico puede estar presente en cualquier estación.

piel escamosa

Una tez seca no solo es incómoda, sino que hace que las líneas finas y las arrugas sean más notables. A menudo es un síntoma de trastornos de la piel como eczema, psoriasis y dermatitis. Su única solución es prestar atención adicional a la exfoliación e hidratación.

No necesitas gastar una fortuna en productos hidratantes de grandes almacenes. Algunos de estos pueden contener ingredientes artificiales que pueden empeorar la condición de tu piel. En cambio, haz lo que hizo tu abuela y busca en la despensa y el refrigerador los remedios caseros naturales.

Además de usar humectantes naturales, es esencial tomar medidas preventivas contra problemas de piel seca y escamosa. Usa agua tibia en lugar de agua caliente cuando te duches o laves los platos. El agua caliente puede irritar y deshidratar la piel y agravar el problema.

Usa una crema hidratante de penetración profunda en tu cara y cuerpo después de tomar una ducha. Usa algunas también después de lavarte la cara por las mañanas o antes de acostarte. Siempre usa protector solar cuando estés afuera, y usa un sombrero y ropa ligera para desviar los rayos dañinos y secos del sol.

Otro problema frustrante con la piel seca es la picazón frecuente. Si bien es tentador rascarse para obtener alivio, puede dañar tu piel y causar una infección.

Hidratar adecuadamente la piel seca a menudo alivia y alivia la picazón persistente.

10 maneras de curar la piel escamosa

Este verano y en cualquier estación, puedes tratar tus problemas de piel seca con ingredientes comunes que ya tienes en la cocina. Como con cualquier ingrediente natural, deja de usarlo si notas una reacción alérgica o si tu condición empeora. Aquí hay diez remedios caseros naturales a tener en cuenta para tu piel seca y escamosa:

1. Aceite de oliva y azúcar

Las culturas mediterráneas han exaltado los beneficios del aceite de oliva durante miles de años. La medicina moderna está de acuerdo con múltiples estudios que demuestran sus beneficios para tu cuerpo y piel. Es una grasa saludable que puede hidratar y rellenar tu piel naturalmente.

Si bien puedes usar el aceite de oliva solo como humectante, agregar un poco de azúcar le da un poco de arena para exfoliar suavemente las células muertas de la piel. Tu tez se verá fresca y limpia.

Necesitas:

  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • Media taza de azúcar

En un tazón pequeño, agrega aceite de oliva y luego agrega gradualmente el azúcar para hacer una pasta espesa. Frota suavemente la cara, los codos o las rodillas secas con la mezcla y colócala durante unos 10 minutos. Usa una toallita para lavar la mezcla con agua tibia y sécala con una toalla.

2. Aguacate

Esta fruta de verano por excelencia tiene una consistencia cremosa debido a su contenido graso natural y saludable. Los aminoácidos en el aguacate son buenos para el corazón, pero también pueden nutrir la piel seca e irritada. Es fácil hacer una mascarilla de aguacate para tu régimen semanal de tratamiento de la piel.

  • Media taza de aguacate, pelado y picado
  • 1 cucharada de miel orgánica
  • 1 cucharada de aceite de oliva

En un tazón pequeño, tritura el aguacate con una cuchara y revuelve hasta que esté cremoso. Agrega la miel y el aceite de oliva hasta que estén bien combinados, luego frota sobre tu cara y deja reposar durante 15 minutos. Lavar con agua tibia y secar con una toalla.

3. Avena

¿Recuerdas cómo tus padres solían servirte avena y decirte lo bueno que era para ti? Resulta que sabían lo que decían porque la avena está repleta de vitaminas, minerales y fibra esenciales. Durante años, los baños de avena se han recomendado para personas con problemas de piel seca, irritada o sensible.

Necesitas:

1 taza de avena en polvo

Mientras preparas un baño tibio, agrega la avena debajo del grifo para que se disipe en el agua del baño. Relájate y sumérgete en el agua durante 15-20 minutos y limpia cualquier residuo de tu cuerpo. Seca con una toalla e hidrata tu piel como de costumbre.

4. Miel y avena

¿Deseas aumentar el poder de tu humectante de avena para la piel extra seca? La miel tiene una larga y venerable historia como alimento sabroso y poderoso tónico para la salud. Es un antioxidante natural, antiséptico y antimicrobiano que puede calmar y suavizar la piel escamosa.

Necesitas:

  • Un cuarto de taza de avena fina
  • Un cuarto de taza de miel

En un tazón pequeño apto para microondas, mezcla la avena y la miel y calienta durante unos 30 segundos. Revuelve nuevamente, luego frota tu cara y otras áreas de piel escamosa. Permite que la mezcla repose durante unos 15 minutos, lava con agua tibia y seca con una toalla.

5. Aceite de coco

A estas alturas, probablemente hayas leído los innumerables datos científicos que sugieren que el aceite de coco es un humectante principal para la piel escamosa. Tiene ingredientes que combaten los radicales libres en tu cuerpo que causan daño celular. Es una forma económica de hidratar y nutrir tu cutis.

Necesitas

Tres cucharadas de aceite de coco orgánico

Vierte aceite de coco en un tazón pequeño y usa los dedos para frotarlo en la cara y en parches extra secos en tu cuerpo. También puedes considerar usar una toallita limpia y tibia para cubrir tu rostro, de modo que el aceite penetre mejor en tu piel. Frota cualquier exceso con una toalla limpia.

6. Baños de leche

¿Sabes cómo las bellezas legendarias como la reina Cleopatra mimaron su piel? Se sumergían en lujosos baños de leche para rellenar su tez y calmar la piel escamosa. No necesitas vivir en un antiguo palacio egipcio en el Nilo para beneficiarte del secreto de Cleopatra.

Necesitas

  • 2 tazas de leche en polvo
  • 1 taza de sal marina

En un tazón mediano, revuelve la leche en polvo y la sal hasta que se mezclen. Mientras el grifo del baño esté funcionando, espolvorea la mezcla debajo de la corriente de agua para que se incorpore al agua de tu baño. Remojar y lavar durante unos 20-30 minutos, secar con una toalla suave e hidratar como de costumbre.

7. Puré de calabaza

La deliciosa calabaza naranja está repleta de alfa-hidroxiácidos, que pueden exfoliar naturalmente tu piel escamosa. Agrega un poco de canela para obtener una fragancia y una tez radiante.

Necesitas

  • Media taza de puré de calabaza natural orgánico
  • Media cucharadita de canela molida

En un tazón pequeño, mezcla la calabaza y la canela hasta que se mezclen bien. Frótalo suavemente en tu cara y en cualquier área de tu cuerpo que necesite humectante adicional. Permite que la mezcla repose durante unos 10 minutos y lava con agua tibia.

8. Aloe vera

Aquí hay otro secreto de belleza que querrás probar. El aloe es una planta suculenta conocida por sus propiedades curativas de quemaduras. Las hojas carnosas están llenas de una pulpa que naturalmente enfría y alivia la piel irritada o escamosa. Úsala por sí sola o dale un impulso con otro humectante orgánico.

Necesitas

100% puro gel de aloe

Frota el gel generosamente en tu cara y cuerpo hasta que se absorba por completo. También es perfecto para quemaduras solares o picaduras de insectos. Aunque es poco común, algunas personas son alérgicas al aloe, y debes dejar de usarlo si reaccionas a la solución.

9. Yogur natural

¿Has estudiado los beneficios de los alimentos ricos en probióticos como el yogur? Estos cultivos vivos benefician tu sistema digestivo, pero también pueden ser humectantes naturales para la piel escamosa. El ácido láctico del yogur exfolia suavemente tu piel, dejándola suave y flexible.

Necesitas

Media taza de yogurt natural

Revuelve el yogurt y aplícalo suavemente en la cara u otras áreas secas. Permite que penetre durante unos 10-15 minutos y luego lávalo con agua tibia. Secar con una toalla suave e hidratar como de costumbre.

10. Un facial con banana

Tal vez nuestros primos primates tienen un secreto de belleza que no están compartiendo. El potasio y la humedad en los plátanos pueden hidratar la piel extra seca y hacerla brillar. Puedes usar el plátano solo o brindarle beneficios hidratantes adicionales con leche y miel.

Necesitas:

  • 1 banana mediana madura, en rodajas
  • 1 cucharada de miel orgánica, opcional
  • 2 cucharadas de leche, opcional

En un tazón mediano machaca el plátano hasta que se haga un puré. Agrega miel y leche si optas por ellos. Extiende la mezcla como una máscara en tu cara y deja reposar durante unos 10-15 minutos. Lávate la cara con agua tibia y seca con una toalla limpia.

Cualquiera de estos remedios caseros de belleza se puede usar en lugar o con tu humectante habitual. Si usas maquillaje, quítalo y lávate la cara antes de aplicar una mascarilla de belleza natural. También se recomienda que hagas la receta fresca y deseches cualquier mezcla sobrante.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.