¿Qué es el milium sebáceo, cuáles son sus causas y cómo combatirlo?

La falta de atención adecuada, es una de las principales causas de los desperfectos en la piel, la salud del órgano más grande del cuerpo requiere cuidado regular; si bien en ocasiones, algunos problemas no pueden evitarse, otros como el milium sebáceo o milia pueden curarse e incluso, evitarse siguiendo pautas sencillas complementadas con remedios naturales.

Milium sebáceo en piel de ojos

¿Qué son los miliums sebáceos?

Los miliums sebáceos también denominado milia, no son más que las protuberancias o bolitas duras – caracterizadas por un colo amarillento o blanco – que suelen aparecer debajo de los ojos, aunque pueden igualmente presentarse en toda la cara e incluso, en el pecho. Su origen obedece a la obstrucción de los poros de la piel a consecuencia de la acumulación de células muertas.

Por lo general, estos quistes llenos de queratina son una afección común en los bebés; sin embargo, su aparición no distingue de edad y puede ser producto de:

  • Alteraciones hormonales demasiado bruscas.
  • Exceso de secreción de sebo.
  • Uso de maquillaje a base de aceite.
  • Abuso en la exposición a rayos UV.
  • Utilización prolongada de cremas con esteroides.
  • Ampollas y heridas.

¿Cómo deshacerse del milium en la piel?

Son múltiples los remedios caseros que pueden emplearse para combatir estas molestas imperfecciones en la piel; antes de pasar a conocer algunas de ellas, conviene prestar atención a las medidas puntuales que evitarán la aparición o revertirán el milium sebáceo:

  • Cuidar de la hidratación, no solo bebiendo 8 vasos de agua al día, sino incorporando bebidas naturales que promuevan la eliminación de toxinas, por ejemplo, zumos de frutas y té de hierbas.
  • No reventar los granos ni tocar la cara con las manos sucias
  • Ejercitarse a diario y evitar la exposición prolongada a la luz solar
  • Retirar por completo el maquillaje antes de irse a la cama
  • Hidratar la piel y aplicar cremas de alto contenido en vitamina E
  • Lavarse la cara al menos dos veces al día, y mantener limpio el cabello
  • Llevar una dieta equilibrada, evitando el consumo de alimentos con un elevado contenido de colesterol
  • Abstenerse de utilizar cosméticos faciales pesados y protectores solares o productos químicos agresivos

Remedios caseros para combatir el milium sebáceo:

Como muchos otros problemas cutáneos, el milia o milium sebáceo puede combatirse haciendo uso de remedios caseros, y es que la naturaleza, pone a disposición infinidad de productos que sirven para el objetivo; conózcanse algunos:

  • Miel: aplicando un poco de miel directamente sobre el área a tratar, permitiéndole reposar 15 minutos, es un eficiente remedio casero para deshacerse de las antiestéticas protuberancias. Repetir la operación varias veces al día.
  • Aloe vera: nadie niega que la sábila sea por excelencia, uno de los principales aliados de la piel, por lo que rinde positivos resultados en el caso del milium; si bien aplicar sólo su gel ya es ganancia, combinar sus propiedades con la acción del té verde garantiza mejores resultados.
  • Té negro: el remedio consiste en vaciar el contenido de la bolsa sobre la cara, frotándolo en un movimiento circular unas dos veces por semana; enjuagar con agua fresca.
  • Aceite de árbol de té: aplicando un poco del producto con ayuda de un algodón, se comprobará como las protuberancias comienzan a desaparecer; conviene aplicarlo antes de dormir y dejar que actúe toda la noche.
Te puede interesar:
Qué pasa con tu cuerpo cuando tomas una lata de Coca Cola

Las mascarillas que no pueden faltar contra el milium sebáceo:

Adicional a las opciones antes sugeridas se tienen un par de efectivas mascarillas; la primera de ella se prepara con:

  • 1 cucharada de agua de rosas.
  • 2 cucharadas de sándalo en polvo.

Combinar ambos ingredientes hasta formar una pasta homogénea que se aplicará en la zona afectada por el milium sebáceo, dejándole reposar 20 minutos antes de enjuagar. Repetir el tratamiento a diario, suspendiendo únicamente cuando todas las protuberancias desaparezcan.

Hojas de culantro fresco y cúrcuma

La siguiente opción es una mascarilla mucho más sencilla de preparar y se elabora con base de dos ingredientes que generalmente forman parte de la cocina. Se trata de la pasta obtenida de combinar un puñado de hojas de cilantro fresco molido, con un poco de cúrcuma en polvo; para homogenizar la preparación, se puede agregar una mínima cantidad de agua y una vez lista, aplicar en la cara un día a la semana hasta que los miliums en la piel hayan desaparecido.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse  
Notificar