Salud Tratamientos

Mojar la cama: ¿cuáles son sus causas y tratamiento?

Es común que muchos padres acudan al pediatra con la preocupación de que su hijo aún moja la cama mientras duerme, a pesar de que en el día si avisa cuando tiene deseos de ir al baño.  Este problema es conocido con el término médico de enuresis nocturna.

niño que moja la cama y padece enuresis nocturna

¿Qué es la enuresis nocturna? (mojar la cama)

La enuresis es un problema que consiste en la pérdida involuntaria de orina a cualquier hora del día, aunque es más frecuente la que se presenta en horas de la noche. Llama la atención, que la enuresis nocturna no sólo se presenta en la infancia, sino que se puede evidenciar en adultos.

Por lo que si se sospecha de este trastorno se deben precisar cuáles son sus causas para brindar el tratamiento más adecuado. En este artículo responderemos algunas preguntas muy frecuentes sobre la enuresis (Feria, 2010).

¿Por qué un niño moja la cama?

Lo primero que debe precisarse si esta situación se está presentando como una forma primaria (el niño nunca ha dejado de mojar la cama) o secundaria (después de que el niño pasaba toda la noche sin mojar la cama, vuelve a presentar el problema).

Posteriormente, debe evaluarse todo el entorno del niño, problemas psicosociales, ingesta de líquido, la frecuencia con la que orina durante el día, el clima, si alguien más en su familia moja la cama, cómo es la nutrición del niño y su personalidad.

Causas de la enuresis o micción involuntaria

Las causas de que un niño o una niña moje la cama son variadas y pueden abarcar desde trastornos locales del tracto urinario hasta enfermedades sistémicas y causas psicológicas.

Dentro de las causas de esta condición se encuentran:

  • Infecciones del tracto urinario.
  • Alteraciones neurológicas que produzcan trastornos de la motilidad de la vejiga, como, por ejemplo, vejiga neurogénica.
  • Diabetes mellitus tipo 1, que se caracteriza por aumento en la frecuencia de las micciones, por lo que en niños se deben hacer controles de glicemia (glucosa en sangre) para descartar esta causa.
  • Diabetes insípida: producida por la disminución de los niveles de la hormona vasopresina (también llamada antidiurética), lo cual produce un exceso de la eliminación de orina.
  • Desórdenes del sueño como apnea obstructiva del sueño.
  • Malformaciones urinarias como la estrechez uretral y las alteraciones en la anatomía de los uréteres (estructuras que conducen la orina desde la vejiga a la uretra), por ejemplo, la presencia de uréteres ectópicos.
  • Climas húmedos y fríos (Feria, 2010).
  • Causas psicológicas como el déficit de atención y trastornos de hiperactividad, miedo a quedarse solo en la habitación, miedo a ir al baño solo, pérdidas familiares, separaciones o, por el contrario, alegrías y ansiedad (Shreeram, 2009).

Según la Academia Americana de Psiquiatría de Niños y Adolescentes, se estima que la mayoría de los casos, de los niños que mojan la cama, son atribuibles a causas psicológicas.

¿Un adulto puede mojar la cama? ¿Por qué ocurre esto?

La respuesta a la primera pregunta es afirmativa. A diferencias de los niños, la enuresis nocturna en adultos ocurre principalmente por alteraciones estructurales del aparato urinario y por trastornos neurológicos.

Dentro de las alteraciones estructurales del aparato urinario, son comunes: los casos de prolapso vaginal; además de los casos de personas con cistitis recurrente asociadas a estrechez uretral, cálculos dentro de los uréteres o vejiga, malformaciones en los uréteres y vejiga, entre otros.

Por su parte, los trastornos neurológicos, como los accidentes cerebrovasculares, enfermedades degenerativas como el Alzheimer, tumores del sistema nervioso y enfermedades desmielinizantes pueden ocasionar trastornos neurológicos a nivel de la vejiga, impidiendo su correcto vaciamiento, lo cual genera que el paciente moje la cama con frecuencia y amerite el uso de pañal.

Algunos trastornos neurológicos (infarto cerebral, traumatismos craneales y tumores) pueden causar diabetes insípida central.

Otra patología importante a considerar es la Diabetes Mellitus tipo 1 y la Diabetes Mellitus tipo 2 en adultos, que puede ser una causa de aumento de la frecuencia miccional. El estreñimiento y el uso de diuréticos (medicamentos para orinar por alguna condición que lo amerite), también son causas frecuentes, sobre todo en pacientes de edad avanzada.

Por último, las causas psicológicas pudieran ser descartadas en adultos con historia de retraso mental, Síndrome de Down, esquizofrenia y otros trastornos.

¿Cómo se puede tratar la enuresis nocturna?

En niños, se puede considerar que mojar la cama es una condición del crecimiento y puede aceptarse si esto ocurre de manera ocasional. El pediatra debe hacer énfasis en que el niño deba orinar antes de dormir, no consumir líquidos en horas de la noche, acondicionar la habitación para que no sienta frío y el apoyo psicológico de los padres para enfrentar sus miedos, siendo en ocasiones necesaria la evaluación de un psicólogo infantil (Feria, 2010).

En niños y adultos de sospecharse una patología urológica debe ser consultado un urólogo para descartar que el paciente amerite cirugía. En adultos que tengan patología neurológica la reversibilidad del cuadro urinario estará determinada por el tratamiento de su condición de base.

Referencias

  • Feria M., Cárdenas M,Vasquez J. et al. (2010 Guía clínica para el manejo de los trastornos de eliminación (enuresis y encopresis). InstitutoNacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz, México. Disponible en: http://inprf-cd.gob.mx/guiasclinicas/manejo_trastornos.pdf
  • Shreeram, S., He, J.P., Kalaydjian, A., Brothers, S., & Merikangas, K. R. (2009). Prevalence ofenuresis and its association with attention-deficit/hyperactivity disorder among U.S. children: results from a nationally representative study. Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry48(1),35-41.
5/5 (4 Reviews)